Herramientas

Las entradas, el eterno vacío

Por Esther Vargas

Publicado el 03 de Marzo del 2008

“¿Cómo empiezo?”, se preguntan estudiantes de periodismo y redactores curtidos. El arranque es un parto, un drama, un dolor de cabeza. Todos los viernes doy vueltas sobre cómo comenzar mi columna de sexo. Puede ser una cita: “Nunca he tenido orgasmos”, dijo Alessandra.
Confieso que es el recurso más sencillo. Basta una frase corta y curiosa. Lo más complicado es partir de una escena, de una circunstancia, de un momento, de una contradicción. Lo más complejo es describir y hacer sentir al lector que está allí, allí donde estuviste tú. Hay entradas geniales, inolvidables.
Los próximos post será para reinvindicar aquellas entradas que debemos analizar, imitar, superar, pero nunca copiar. En el periodismo los piratas no triunfan.
Adelanto sí que el terreno esta casi ganado cuando se observa. Mirar no es lo mismo que observar. Observar es detenerse, contemplar, mirar los detalles, profundizar…No puedes tener la mente en otra parte. El periodista debe mirar a los ojos a su entrevistado, para identificar quizás un momento de nerviosismo, un devaneo, una aflicción, una incomodidad.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

COMENTARIOS