Entrevistas

La Mula, reporterismo ciudadano que crece

Por Esther Vargas

Publicado el 06 de febrero del 2010

.

La Mula es un proyecto de reporterismo ciudadano que con menos de un año en el Perú comienza a ganar espacio y presencia en la red. La experiencia ha trascendido fronteras, sobre todo porque aglutina voces del interior del país, voces que muchas veces no son escuchadas en los medios tradicionales. En este año, La Mula apunta a ser menos limeña y a integrar a estudiantes universitarios deseosos de informar, denunciar y aportar.

María Isabel Torres, editora de La Mula, repasa aquí la breve y exitosa historia de este sitio que apunta a ser una “herramienta de cambio que empodere a los ciudadanos e impacte en el ‘mundo real'”.

¿Cómo surgió La Mula?

La RCP tenía el viejo proyecto de una revista y Marco Sifuentes tenía la idea de hacer una especie de agregador de denuncias ciudadanas. Empezaron a darle vueltas a la idea y a la falta de difusión que tenían los blogs, que no eran rebotados por los medios. Así poco a poco fue cuajando el concepto, vimos varias experiencias como la de NowPublic y EveryBlock, lo mezclamos todo y listo.

¿Es esencialmente Periodismo Ciudadano?

Uno de los principios fundamentales de La Mula reposa en el reporterismo ciudadano, en la posibilidad de crear un red virtual de resistencia que permita difundir todo aquello que no tiene espacio en los medios tradicionales, ya sea porque no todos los medios pueden tener corresponsales 24 horas al día en todo el Perú o porque hay intereses políticos y económicos que no están de acuerdo con la publicación de esos contenidos. A nosotros nos han llegado denuncias que van desde calles peligrosas sin semáforos, discotecas ruidosas, alcaldes abusivos, problemas en comunidades por la llegada de proyectos mineros y más. Así que esa red está creciendo rápidamente. Pero en La Mula también hay blogs sobre cine, cómics, música, frutaterapia, literatura, espectáculo, de todo un poco.

¿Verifican los editores de La Mula los contenidos que suben los usuarios?

La Mula establece que cada mulero es responsable por las opiniones e informaciones que brindan (como sucede en Twitter, Blogger y cualquier servicio similar). Lo que sí tratamos es de corroborar la información que vamos a destacar, sobre todo si vamos a difundirla por Twitter o Facebook. Por ejemplo, La Mula fue la primera en dar a conocer la detención de Francis Allison en Miami y eso fue gracias a que uno de nuestros muleros posteó la información. Antes de difundirla, debido a su importancia, revisamos la fuente, que era el Miami Herald (que, por cierto, ignoraban la papa caliente que tenían entre manos). Luego, Ingrid Soria, una de nuestras reporteras, llamó al autor de la nota, Gerardo Reyes, quien nos confirmó la noticia. Tratamos entonces de hacer un balance, pero por ahora nuestra función tiene más de plataforma que de verificación. Además, un elemento fundamental de este proyecto es incentivar la ciudadanía de nuestros muleros, es decir, que publiquen contenidos verdaderos, que no difamen, que ayuden y contribuyan a la creación de una agenda pública más democrática. Y podemos decir que, con contadas excepciones, no hemos recibido posts con insultos, información difamatoria o fotos faltosas.


¿Cuál crees que ha sido el impacto de La Mula en el escenario nacional? Yo creo que ha tomado presencia, y la gente lo reconoce. Y me parece extraordinario que personas del interior del país estén subiendo contenidos que los medios tradicionales a veces no cubren por diversas razones.

Nos sentimos muy contentos de lo que hemos alcanzado antes de cumplir nuestro primer año. Poco a poco La Mula ha ido creciendo, los medios de comunicación la toman en cuenta, los ciudadanos la ven como una posibilidad para que la gente se entere de sus denuncias, de sus conciertos, de sus cursos y seminarios, en fin. A fin de año, cuando hicimos el balance del 2009 para escoger las mejores noticias, nos dimos cuenta que habíamos tenido casos importantes, como la campaña contra los abusos del Metropolitano, las denuncias contra la discoteca del congresista Carlos Bruce, la censura al Pez Weon y hasta los errores ortográficos en anuncios del Ministerio de Educación. Y, como tú dices, cada vez llegan más noticias del interior del país. Esperamos que La Mula cada vez sea menos limeña.


¿Es un proyecto que busca la rentabilidad? ¿Hay anunciantes interesados?

No, no es un proyecto que busque rentabilidad ni a corto ni a mediano plazo. Por ahora, es un proyecto asumido por completo por la RCP, como un intento de democratizar Internet, de convertirla en una herramienta de cambio que empodere a los ciudadanos e impacte en el “mundo real”.


¿Cuáles son los principales logros de La Mula hasta el momento?

Nuestros logros son los de nuestra comunidad. Para empezar, hemos logrado que La Mula, ya sea tomada en cuenta como plataforma de difusión de contenidos peruanos. Hemos conseguido que instituciones y personas destacadas escriban con nosotros o se muden a La Mula, como Pedro Salinas, Rocio Silva, Satistevan, Susana Villarán, Alberto Adrianzen, Pachi Valle Riestra, Magaly Solier, Juan Infante, Wilfredo Ardito, Doris Bayly, Amnistía Internacional, IDL, Aprodeh, AlertaPerú, Ipys, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, entre otros más. Y, sobre todo, hemos confirmado que hay un público que quiere formar parte de una comunidad que responsablemente pone temas en agenda pública.


¿Qué proyectos tienen para este año?

Este año La Mula quiere seguir creciendo, no sólo en número de lectores y de usuarios, sino sobre todo en la calidad de las informaciones. Estamos muy orgullosos de que cada vez más gente se anime a colgar información importante y valiosa en nuestra plataforma. Por eso queremos descentralizar más La Mula y llegar con más fuerza fuera de Lima. Además estamos desarrollando un proyecto interesante para incorporar a los estudiantes universitarios a formar parte del equipo de corresponsales de La Mula.


¿Cuántas personas son parte del equipo?

El núcleo de La Mula está encabezado por Rolando Toledo, director del proyecto; yo, que soy la Editora, Marco Sifuentes, que como padre de la criatura está siempre presente como Editor Asociado, y tres periodistas que se multiplican para estar en todas: Jona Castro, Dánae Rivadaneyra e Ingrid Soria. Y por supuesto, nuestro Webmaster, Edwin Chávez y Erika Bocanegra, nuestra editora de comunidades y el equipo técnico de la RCP.

Enlaces de interés:

La Mula.

En Twitter.

En Facebook.

En You Tube.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

COMENTARIOS