Herramientas

¿El periodista del futuro es un robot?

Por Esther Vargas

Publicado el 03 de Agosto del 2010

La noticia te deja un mal sabor y cierta incertidumbre. Investigadores de la Universidad de Tokio han desarrollado un robot capaz de detectar por sí solo aquellas noticias que se producen en su entorno para posteriormente proceder a contrastarlas y publicarlas.

El responsable de este periodista-robot es el Laboratorio de Sistemas Inteligentes de la Universidad de Tokio. Su creación -informa La Razón.es– supone “un avance muy importante para la robótica, ya que se trata del robot más independiente que podemos encontrar actualmente en el ámbito periodístico”.

Este periodista-robot es capaz de explorar su entorno de forma totalmente autónoma, mientras va documentando todos sus pasos a través de fotografías. Cuando encuentra una información interesante la contrasta con otras informaciones dadas a conocer en la red. Y si después de este procedimiento le quedan dudas…  está capacitado para elaborar preguntas a los testigos de su entorno.

Afghan Explorer, el corresponsal de guerra

No es el primer robot periodista que conocemos. La BBC notificó así el hecho en 2002:  Un corresponsal de guerra robot que puede llegar a lugares que incluso el veterano corresponsal John Simpson no pueden llegar  se está desarrollando en los EE.UU”. Se refería a Afghan Explorer, creación del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

“Una auténtica máquina todoterreno cuya misión principal era recopilar cualquier información que apareciese con relación a la guerra de Afganistán. Los movimientos de este robot parcialmente autónomo eran controlados a distancia gracias a un GPS. Una serie de sensores le permitían, además, sortear aquellos obstáculos que se le presentasen en el camino. La energía que necesitaba para alimentar todos los accesorios que tenía (teléfono móvil, micrófonos, pantalla de cristal líquido y altavoces) la obtenía a través de los paneles solares que sus creadores le habían incorporado”, reseña La Razón.

Y ya habíamos hablado antes de Stats Monkey, un software que se instala en cualquier ordenador y que es capaz de redactar noticias extraídas de bases de datos en tiempo real.

Otro caso es el programa de noticias virtuales  News at Seven de  la Universidad de Northwestern:  emplea frases, imágenes y fragmentos de video que encuentra por la red para crear una especie de informativo con presentadores virtuales.

¿Será posible que un robot nos reemplace? Los programas, softwares y sistemas creados para este fin son de gran apoyo para la producción de noticias, pero no deberían sustituir a los periodistas. Al menos, eso esperamos.

Más aquí

Enlace de interés:

Los robots no conversan.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Recursos con tipografía ideal para tu proyecto digital

Los periodistas hoy en día no solo redactan notas y reportajes, muchas veces tiene que recurrir a la creatividad para lograr enviar un mensaje a través de imágenes y diseños que luego serán publicados en la web de su medio o en su propio proyecto.

08-06-13

ONU: El periodismo es una de las "profesiones más peligrosas" en el mundo

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, advirtió que el periodismo se ha convertido en una de las profesiones “más peligrosas” en el mundo, por lo que resulta “esencial” poner en marcha un “plan de acción” global para mejorar la seguridad.

14-10-11

“La información ha sido malvendida e incluso regalada”

Periodista apasionado y novelista por convicción. Matías Vallés, expresidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles, converso ampliamente sobre periodismo actual y redes sociales con La Opinión de Málaga.

21-03-12

COMENTARIOS