Claves

Ocho claves para comunicadores a cargo de un blog corporativo

Por Esther Vargas

Publicado el 01 de septiembre del 2010

¿Cómo manejar con éxito un blog corporativo? Conozco a muchos periodistas que están a cargo de manejar las bitácoras de empresas y que no saben bien cómo desarrollarlo. Deben enfrentarse a las exigencias de un cliente que, por lo general, espera un espacio publicitario más. Al mismo tiempo, descubren que a la audiencia poco o nada le  interesa los contenidos de ese corte. ¿Qué hacer?

1. No abandone el blog después del primer post. La frecuencia es fundamental. Hay que establecer un calendario: la audiencia debe saber si se posteará una vez a la semana o diez. Es preciso no matar las expectativas del lector, y acostumbrarlo a determinada periodicidad. Hace poco me preguntaban cuántos post a la semana son necesarios. La respuesta no es uno, tres o cinco. Uno debe postear las veces que considere necesario teniendo en cuenta la coyuntura, el lanzamiento de un producto o un determinado evento, según sea el caso. Yo sugiero tener material en reserva para esos días que ‘no pasa nada’. Una buena lectura siempre caerá bien a los lectores, así como un listado de recomendaciones sobre un tema que no necesariamente tenga que ver con la marca, empresa, producto, servicio, etc.

2. No es un cartel publicitario. Es un error asumir el blog corporativo como un lugar de publicidad, en el que solo se hablará de los productos y servicios de la empresa. Un comunicador de una reconocida agencia peruana me comentaba que su cliente le demandaba dar cuenta de todas las ofertas y bondades del producto. “Lo que quieres es un catálogo publicitario”, le dijo. Y el empresario respondió: “Exacto, pero en Internet”. Bajo este concepto es complicado captar a la audiencia. Un buen blog debe tocar algunos temas relacionados que no involucren a la marca. Durante una charla con mis alumnos del último año de la carrera de Comunicación Integral en ISIL Aprende Haciendo -donde venimos trabajando un blog temáticoconcluimos que una buena bitácora debía ofrecer variedad de contenidos sin alejarse del foco. Es decir, si vamos a hablar de una marca de café por qué no ocuparnos de asuntos paralelos como la importancia de consumir productos antioxidantes para prevenir la vejez (el café es un poderoso antioxidante), mitos sobre el insomnio o tipos de edulcorantes.

3. Que sea utilitario y a la larga imprescindible. Un blog corporativo puede convertirse en un espacio de servicio. La gente valora la información útil. ¿Por qué no elaborar contenidos que ayuden a la gente en sus problemas cotidianos? No hay que bombardear a la gente hablándole de lo bueno que somos. Hay que demostrarle por qué somos buenos, y si para ello necesitamos diversas fuentes no dudemos en recurrir a ellas. En otras palabras, vamos a linkear espacios que ofrecen información de interés para el público al que nos dirigimos.

4. Convoca.  Invita a los lectores frecuentes (los que más comenten o más compartan el contenido del sitio) o a líderes de opinión a postear. Siempre tendrán algo interesante qué decir. Es una buena manera de armar comunidad. Siguiendo con el tema del café se nos ocurrieron algunas ideas: ¿Cómo consume café el personaje X? ¿Qué cafeterías recomendaría? y hasta un… ¿Por qué odio el café?

5. En las redes sociales.  Para promocionar un blog ya no basta con tener buenos contenidos. Es preciso estar en las redes sociales como Twitter y Facebook, e interactuar con la comunidad.

6. Integrar a los miembros de la empresa. Los principales marketeros de un blog corporativo tendrían que ser los empleados, quienes tendrían que estar identificados con la marca. Muchas veces esto escapa de las manos de los comunicadores por determinadas razones asociadas al clima laboral que son difíciles de manejar. Sin embargo, no tendríamos por qué dejar de intentar que ellos se involucren.

7. Responde los comentarios. No dejes de hacerlo. Aunque es obvio basta dar una vuelta por varios blogs corporativos para encontrar preguntas de la gente que no son respondidas por el (los) responsable (s) de la bitácora. Es en los comentarios donde radica el poder del blog. Ignorarlos es un gravísimo error.

8. Transparencia. No pretendas engañar a la gente. Por ello, antes de lanzar el blog de una empresa debes conversar con los dueños y dejar claro que el éxito del proyecto se basa en la transparencia. No debes dejar en el aire nada.  Y en esa línea es fundamental que coordinen qué hacer en una situación de crisis.

Este post de Sysomos toca el tema.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Periodista bloguero logra recaudar 2,000 euros para cubrir elecciones en EE.UU.

El periodista y bloguero Jordi Peréz Colomé logró reunir los 2,000 euros que necesitaba para ir a cubrir las elecciones en Estados Unidos

11-09-12

Una extensión para evitar las pegatinas de Facebook

La fiebre de los stickers es cada vez más intensa en Facebook. La red social hace poco informó que ya era posible colocar pegatinas en los comentarios de cualquier posts, pero para no pocos puede resultar molesto.

16-10-14

Los teclados que compiten por el iPhone

Apple anunció en su última conferencia que sus nuevo sistema permitirá que su teclado pueda ser reemplazado por las propuestas de otros desarrolladores, lo cual encantó al público, y sobre todo a las organizaciones que compiten en este mercado.

04-06-14

COMENTARIOS