Foto: FOPEA

Buenos, malos y nuevos usos de las redes sociales

06/11/2010
305 Views
  • Pin It

Foto: FOPEA

Por: Silvina Martínez
www.infochubut.com

Audiencias confiables, usuarios-fuentes, conexión efímera, conversaciones, desintermediación, son algunos de los conceptos que se abordaron en el panel sobre redes sociales durante el V Congreso de Periodismo de FOPEA. Todo está sucediendo.

Martín Becerra, investigador y docente de la Universidad de Quilmes, planteó tres puntos de vista desde donde observar a las redes sociales respecto del periodismo: como soporte,  fuente y contexto de referencia. El docente indica que los usuarios habilitan una especie de delivery segmentado de los contenidos periodísticos lo cual supone reconsiderar la lógica broadcasting.

Advirtió sobre la conexión que se genera. En su opinión, es ubicua, móvil y recuerda que suele ser bastante efímera. Instó a pensar en los perfiles profesionales que se dan a partir de la inserción de la tecnología. “(Algunos) se parecen más a ofimáticos que a periodistas, hay un riesgo de no salir a la calle para contactar a las fuentes e implica otra rutina periodísticas, para bien o para mal”, aseguró.

Por su parte, Fernando Irigaray, de la Universidad Nacional de Rosario, se refirió a las utilidades que el uso de Twitter tiene en el periodismo y consideró que esta herramienta permite:

  • Conversar con las audiencias.
  • Consultar como fuente informativa: sucesos, noticias, rumores.
  • Armar una red de contactos confiables.
  • Mover audiencias a otras plataformas.
  • Monitorear tendencias.
  • Mejorar el posicionamiento del periodista.

PARTE DE TU FORMACIÓN

El docente recordó una anécdota universitaria:  crearon una cuenta de Facebook que ya tiene 15 mil seguidores. La institución cuenta con 70 mil. “Pudimos resolver lo que grandes estructuras de la universidad no podían resolver, nos comunicamos con nuestra audiencia”, anotó.

En ese sentido, Julián Gallo, director de cukmi.com y capsula2210.com, compartió una interesante experiencia de un trabajo sobre “Cómo interrogar a multitudes” a través de Internet.

Se aplicó el proyecto ‘Cápsula del tiempo 2210′, una iniciativa del gobierno que convoca a las personas a guardar videos y fotos que serán revisados  200 años después.

El resultado fue la recopilación de 12,000 entrevistas realizadas exclusivamente por Internet y sin intermediarios. Cada entrevistado respondió 20 preguntas que se le presentaron y hablaron con la computadora, “a partir de un nuevo concepto de entrevista”, interpretó Gallo.

“La gente quiere hablar, está dispuesta a responder un cuestionario”, agregó al tiempo que evaluó que el método “simplifica drásticamente la producción de entrevistas masivas a personalidades”, manifestó.

Finalmente, Alberto Arébalos de Google América Latina y ex corresponsal de la agencia Reuters, considera que el trabajo del periodista de hoy es el mismo que hace cien años  y que solo cambiarán las plataformas.

“Estamos haciendo teoría y práctica a medida de que las cosas van sucediendo sin tener en claro lo que se genera, por ejemplo, en las relaciones sociales”, opinó. También se preguntó: “¿Si Cristina (Fernández de Kirchner) tiene su Facebook Twitter y cuenta de YouTube, para qué necesita a los periodistas?”.