Noticias

La libertad de prensa está amenazada en América Latina

Por Esther Vargas

Publicado el 08 de noviembre del 2010

Protesta en Bolivia (Foto: CNN)

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) advirtió el domingo que se observa un ánimo de controlar a los medios de comunicación por parte de algunos gobiernos latinoamericanos, en particular de Venezuela, Bolivia, Ecuador e incluso Argentina, con la promoción de medidas o normas ‘mordaza’.

Durante la Asamblea General de la SIP, desde el último jueves hasta hoy, miembros del organismo señalaron que en algunos países los gobiernos toman decisiones que apuntan a limitar a la prensa.

BOLIVIA

El reporte señaló que el gobierno incorporó en la llamada ley contra el racismo un par de artículos que ponen a los medios en la disyuntiva de autocensurarse o correr el riesgo de divulgar frases que pudieran ser consideradas discriminatorias: lo que les llevaría a enfrentar a la justicia.

El informe consideró que las autoridades pretenden usar una ley “noble” para sacar de circulación a los medios y sus propietarios que no estén alineados con el oficialismo.

VENEZUELA

Se advierte que el gobierno del presidente Hugo Chávez ha decidido utilizar la expropiación como un medio de control social y para ello necesita que la prensa esté en silencio.

ECUADOR

En este país, según la SIP, los medios han tenido que enfrentar más amenazas desde la sublevación policial de setiembre en la que estuvo retenido el presidente Rafael Correa.

ARGENTINA

En Argentina se ejerce la libertad de prensa pero bajo presiones y crispación ante un gobierno que ve a los medios de comunicación como enemigos, remarcó la SIP.

“En Argentina podemos escribir y decir lo que pensamos, pero en un escenario de tensión y de presiones directas e indirectas, en el que percibimos un ánimo de crispación y de revancha de un gobierno que ha elegido al periodismo como enemigo”, sentenció Francisco Montes, del Diario de Cuyo, al presentar el informe, de acuerdo con el reporte de la agencia AFP.

EL DRAMA MEXICANO

El presidente mexicano, Felipe Calderón, prometió hoy ante la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que en México “nunca habrá ni mordazas ni censuras al quehacer periodístico”.

Para Calderón la gran amenaza contra la libertad de prensa es el crimen organizado. “La delincuencia es el mayor riesgo para el ejercicio del periodismo  que debe contar con un entorno de libertad y seguridad”, dijo.

La asamblea de la SIP inició sus trabajos con un minuto de silencio en memoria de 13 periodistas -siete mexicanos, cinco hondureños y un brasileño-, asesinados en lo que va de 2010.

Alejandro Aguirre, presidente de la SIP, remarcó que  México es  un país que “sufre la enfermedad de la violencia”. Las cifras de periodistas asesinados en el ejercicio de su profesión “dan escalofríos” pues suman “106 desde 1987 y sólo en este año ya son 11”.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Medios de EE.UU. informan más sobre violaciones a los derechos humanos en América Latina

Cuando los grandes medios norteamericanos han informado sobre las violaciones a los derechos humanos, América Latina ha captado más atención que África, Asia y otras regiones del mundo, según revela un análisis estadístico realizado a varias publicaciones.

02-02-13

México: SIP condena asesinato de periodista

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato del periodista Elpidio Ramos Zárate en Oaxaca, México.

21-06-16

Ya son cinco los periodistas asesinados en Brasil este año

El locutor Valerio Luiz de Oliveira, de 49 años, fue asesinado el último jueves cuando salía de su centro de trabajo, una emisora radial de Goiania, capital del estado de Goiás, en Brasil. Este es el quinto periodista asesinado en ese país.

07-07-12

COMENTARIOS