Herramientas

Lo que no se debe hacer en una cobertura en vivo

Por @cdperiodismo

Publicado el 03 de diciembre del 2010

Foto: @solopedrito en Twitter

Los hechos noticiosos, sobre todo policiales, que se transmiten en vivo -a través de medios y/o redes sociales- podrían ser los más difíciles de cubrir. Siempre hay espacio para los errores. La audiencia exige información cada minuto pero eso no quiere decir que se van a publicar los detalles que pueden poner en riesgo a las víctimas o al operativo correspondiente.

El Perú llamó la atención del mundo hoy debido a la toma de una agencia bancaria -algo que no ocurría desde hace varios años- en uno de los espacios más concurridos de la capital (Lima): el emporio comercial de Gamarra. Esta última palabra se convirtió en trending topic de Twitter durante la tarde de hoy.

A raíz de este hecho, nos preguntamos ¿qué se debe evitar durante una cobertura en vivo? Conversamos con la periodista de IDL Reporteros, Jacqueline Fowks (@jfowks), quien nos hace estas advertencias:

  1. Es un error decir cuántos efectivos están en el lugar y de qué unidad de la Policía se trata, así como el detalle de por qué calle va llegando. Los periodistas no deberíamos dar elementos que puedan ser usados por los secuestradores para aplicar más presión a los secuestrados o para decidir algún acto extremo.
  2. Con precisar el número de las personas -sin mencionar sus nombres- la información es pertinente y suficiente. Es una buena manera de proteger a las víctimas. ¿Qué pasa si los secuestradores descubren que tienen retenido, por ejemplo, a un empresario o a una autoridad?
  3. En realidad, en esto no hay normas, pero siempre se debe poner por encima la seguridad de los secuestrados y la posibilidad de realizar la operación policial sin obstáculos.
  4. Cuando los delincuentes no son ‘experimentados’ o son jóvenes -como ocurrió en el caso del Bus 174– es que se descontrolan más cuando están frente a las cámaras y en esos momentos se atreven a cometer actos más violentos
  5. No se puede prescindir de un editor o un director de cámaras que brinde indicaciones a su reportero y camarógrafo sobre qué imágenes transmitir. Se tiene que prevenir los riesgos (asesinatos públicos u otras imágenes fuertes).
  6. Una vez terminada la crisis, los periodistas deben respetar a las personas que acaban de pasar por una situación psicológicamente crítica y no avasallarlos con preguntas tontas a los afectados, como “¿qué trámite fue a realizar al banco?

Fowks mencionó el caso del ‘Bus 174’. El hecho ocurrió en junio de 2000 en Brasil. Sandro do Nascimento, quien sobrevivió  a una masacre de niños de la calle, secuestró un bus con 30 pasajeros. Para escapar utilizó a una profesora como “escudo humano”. Al sentirse presionado por la cantidad de efectivos y la prensa, disparó a la mujer. Al capturarlo, le hicieron ingresar al patrullero, y en su interior fue asfixiado.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Facebook estrena “megáfono electoral” en Perú

Un 25% de los peruanos en Facebook participaron en la conversación sobre las elecciones presidenciales en la plataforma durante el primer trimestre del 2016, generando un debate político online de 64 millones de interacciones (publicaciones, likes, comentarios y contenido compartido).

07-04-16

Perú: Estos son los hábitos de lectura de la prensa de los limeños

El 79% de limeños, de entre 12 y 70 años, lee diarios (ya sean impresos o por internet) al menos una vez por semana, señala el estudio “Hábitos, usos y actitudes hacia la prensa escrita” 2013 difundido por Ipsos, Perú en su cuenta de Twitter.

24-04-13

Cuando dos Community Manager de medios de deportes se enfrentan en Twitter

Ver a dos community managers lanzarse mensajes para descalificar al otro es lo más infantil que puede pasar en la red social de microblogging. Este es el caso de Depor, de Perú, y El Gráfico, de Chile.

09-10-14

COMENTARIOS