Noticias

Periodista deportiva cuenta cómo Twitter cambió su rutina de trabajo

Por @cdperiodismo

Publicado el 29 de diciembre del 2010

“Mi nombre es Lindsay Jones y soy adicta a Twitter”. Con esta sencilla oración, la periodista Jones de The Denver Post cuenta, para Nieman Reportscómo utiliza las redes sociales para cubrir las incidencias del equipo Denver Broncos. Esta labor ha modificado su rutina de trabajo, y para ella ya es tan importante como redactar una nota para la edición impresa del diario.

“No entendí al instante esta revolución del Twitter. Poco después de unirme a The Denver Post en el verano del 2008, mi editor me pidió que ‘tuitee’ como parte de mi rutina en los entrenamientos. El Twitter no era conocido en ese entonces, y recuerdo que me preguntaba por qué alguien querría recibir mensajes de 140 caracteres desde el campo o durante la transmisión a nivel nacional de un partido”, señala la administradora de la cuenta PostBroncos.

Con el tiempo, esta reportera comenzó a darle mayor prioridad a Twitter, algo que, según ella, “ha cambiado completamente la manera en la que cubro el fútbol americano”.

¿Qué tipo de ‘tuits’ publica PostBroncos? Lindsay Jones explica que la cuenta es una combinación de tres elementos: noticias de  último minuto publicadas por ella o algunos de sus compañeros en Post, análisis (sobre todo durante los partidos), y respuestas o comentarios al público.

“Publicamos la noticia primero en Twitter -en Facebook también- con la idea de que el reportero también publica esta noticia en nuestra web. De esta manera, el enlace que enviamos brinda a nuestro lectores acceso instantáneo a una nota que va más allá de los 140 caracteres”, cuenta Jones.

Pero, ¿cómo saber qué publicar y qué no?, ¿cuándo apresurarse y cuándo esperar? Lindsay Jones explica esto con dos experiencias. La primera ocurrió durante la práctica de los Broncos. Un jugador se lesionó y tuvo que ir a los camerinos para ser atendido. Como el club prohíbe el uso de celulares, Twitter y Facebook durante el entrenamiento, Jones tuvo que correr hasta las afueras del campo para poder ‘tuitear’ algo de información. Además, tuvo que hacerlo con disimulo, para no despertar las sospechas de sus colegas.

Luego de publicar un ‘tuit’ en el que revelaba lo que había observado, escribió un post en el blog del equipo, y minutos más tarde la nota fue publicada en la página web del diario. Al día siguiente, se confirmó que la lesión era considerable, y se amplió la información.

En la segunda experiencia,  la situación fue mucho más complicada. Todo empezó con un mensaje directo de un  seguidor, en el que preguntaba si era cierto que un jugador de los Broncos se había suicidado. Jones se comunicó con sus contactos, y en minutos le confirmaron la noticia. Sin embargo, nadie quería declarar ‘on the record’, así que se abstuvo de ‘tuitear’. Otro colega sí lo hizo y le adjudicó la información a “sus fuentes”.

“Mi primera reacción como periodista fue sentir que me habían ganado. Como ser humano, me sentía bien de haber esperado. Si se tratara de un tobillo lastimado o la renuncia de un agente deportivo, quizá hubiera publicado el ‘tuit’ antes. Pero de ninguna manera iba a competir por ser la primera en publicar la historia del suicidio de un jugador sin ninguna fuente ‘on the record'”, argumenta Jones.

El día del partido

Para Jones, ‘tuitear’ durante un partido le permite combinar elementos de las noticias de último minuto y el análisis. Ella no comenta jugada por jugada ya que la mayoría de sus seguidores están viendo el partido por televisión, y prefiere enfocarse en las incidencias que no se ven, lo que sucede en las tribunas o en los camerinos, durante la previa del encuentro, o cuando ya acabó. “Es en momentos como este en los que desarrollo mi voz en Twitter”, señala la periodista.

Lindsay Jones también valora el aporte de sus seguidores, quienes la ayudan a entender qué quieren leer, qué es lo que más les interesa, y por supuesto la critican duramente. “El efecto más asombroso de los social media es estar conectado directamente con los lectores, algo que no era posible antes”, comenta.

“No duermo mucho. Mis pulgares están cansados. Y me he dado cuenta de que si voy a correr y caminar para ‘tuitear’ noticias de último minuto, necesito utilizar zapatillas. También debo mantener un perfil bajo. A veces parece que los ojos de los colegas no están en el campo, sino fuera de él, tratando de identificar qué reportero falta. Años atrás se trataba de la prisa para llegar a una cabina telefónica, ahora el objetivo es encontrar un lugar solitario para ‘tuitear’“, culmina Jones.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Usuarios envían 3.2 millones de tuits sobre el café en una semana

Twitter alberga a muchos fanáticos del café. Así lo demuestra un estudio realizado en una semana que revela que se enviaron 3.2 millones de mensajes con el término “café”.

16-07-15

15 extensiones de Google Chrome para periodistas

Si bien existen diferentes navegadores disponibles, Google Chrome es uno de los más utilizados debido a las diferentes ventajas y herramientas que ofrece para mejorar la productividad de las personas que trabajan utilizando el Internet.

01-11-13

La televisión social llega a Twitter

Una alianza sin precedentes. La más importante proveedora de cable en Estados Unidos, Comcast, acaba de llegar a un acuerdo con Twitter. La compañía, propiedad de NBCUniversal, incrustará el botón “See it” en sus tuits, de manera que los usuarios interesados en ver un programa de televisión lo hagan desde la red social. Así informó Variety.

09-10-13

COMENTARIOS