Claves

Así se gesta una metida de pata en Twitter

Por Cindy Villegas

Publicado el 18 de marzo del 2011

Hemos visto ya varios casos de cómo los Community Managers cometen errores en las  cuentas de redes sociales que manejan. El caso de Jay Rosen, profesor de periodismo en la Universidad de Nueva York, llama la atención porque él mismo cuenta su experiencia, desde antes de cometer el error hasta la reacción que tuvo después.

TechCrunch publicó un post llamado ‘AOL nos pregunta si podemos bajar el tono’, donde exponen que a una escritora de TechCrunch (sitio de propiedad de AOL)  le había llegado un correo electrónico de alguien en Moviefone  (también propiedad de AOL) pidiendo cambios en la crítica de una película publicada en el sitio. La escritora de TechCrunch, Alexia Tsotsis, incluyó el correo electrónico en su post, pero sin poner el nombre de la persona que lo había enviado. Rosen quiso comentar el tema y lanzó un tweet.

 

Techcrunch: AOL nos pide si podemos  bajar el tono http://jr.ly/7yyq el problema de AOL es que el tipo de Moviephone no sabe que hizo algo malo.

Cuenta el periodista que unas horas más tarde estaba preparando la cena y mientras esperaba la comida vio en Mediagazer este mensaje donde el guionista Scott Weinberg, a quien él no conoce, renunciaba a Moviefone (el cual por cierto escribió mal en su tweet original).
Con efecto inmediato, ya no trabajo para @Moviefone. He aquí por qué: http://tcrn.ch/eLmTwi Siempre te amaré @Cinematical.
Rosen supuso que Weinberg había sido la persona que inicialmente había enviado el email a TechCrunch y twitteó:

Parece que el tipo de Moviephone que le dijo a Techcrunch que bajara de tono ya se ha ido de la empresa.http://bit.ly/ehNlfX

“Mirándolo ahora, reconozco que puse ‘parece’ porque en realidad no estaba seguro”, dice Rosen. “Lo que debería haber hecho es preguntarme mí mismo: Jay, ¿cuál es la conexión entre el hecho que Scott Weinberg  deje Moviefone y la historia de TechCrunch? ¿Por lo menos sabes? Pero no lo hice. Gran error”.
Luego vinieron los tweets que confirmaban que el periodista se había equivocado en su suposición. “Había gente denunciándome por la elaboración de una conclusión errónea, y burlándose de mí, sobre todo porque soy profesor de periodismo. Y tenían razón. Así que me dispuse a rectificar  y luego me disculpé con Henry Blodget, Alexia Tsotsis  y Scott Weinberg. Pueden ver la ráfaga de correcciones aquí”, cuenta Rosen en su posterous.
El profesor de periodismo reflexiona sobre lo que pasó: “Este fue mi error más grave en mis 15 mil mensajes en Twitter. Me había equivocado antes, por supuesto, pero por lo general había ocurrido porque debería haber sido más escéptico, o por incurrir en un error en una declaración. Esto era diferente. Se trataba de la reputación de una persona y una falsa acusación. Por suerte para mí, Scott Weinberg amablemente aceptó mis disculpas , mientras que Blodget, Jarvis y otros rápidamente tomaron nota de la corrección. Las reparaciones se hicieron en una o dos horas, pero aún así: no debería haber ocurrido”.

Publicado por:

Periodista.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Twitter Ads ya está disponible en 200 países

Twitter Ads, la plataforma de anuncios de Twitter, empezó con el apoyo de marcas de 33 países. Y ahora ya está disponible en 200 países del mundo.

03-09-15

Twitter tiene más de millón y medio de aplicaciones

Desde julio del año pasado Twitter ha incrementado medio millón de aplicaciones a su ecosistema, logrado sobrepasar el millón y medio a la fecha.

13-03-12

La Voz de Galicia analiza la popularidad de políticos en Twitter

El diario La Voz de Galicia ha puesto en marcha una plataforma con la herramienta TwitterSaid que permite analizar la popularidad de los candidatos municipales españoles en Twitter.

06-05-11

COMENTARIOS