Noticias

Lo que vivieron los periodistas de NYT en Libia

Por @cdperiodismo

Publicado el 23 de marzo del 2011

Los periodistas capturados por las autoridades libias Anthony Shadid, Lynsey Addario, Stephen Farrell y Tyler Hicks ya están en casa. Pero las trágicas experiencias que han vivido no serán fáciles de olvidar. La historia de lo ocurrido se encuentra en The New York Times, el diario donde trabajan.

No es la primera vez que se enfrentaban a una situación semejante. Addario había sido secuestrada en Falluya (Irak), en 2004; Farrell en Afganistán, en 2009; Tyler había cubierto desde Chechenia hasta Sudán, y Shadid recibió un disparo en la espalda en 2002 por un presunto soldado israelí.

Los cuatro periodistas fueron objeto de maltratos. Incluso, amenazaron con ejecutarlos durante su cautiverio. Todo comenzó el martes cuando soldados gubernamentales detuvieron el vehículo en el que viajaban en un puesto de control de una carretera en el este de Libia.

“Escuché en árabe: ”dispárales”. Todos pensábamos que aquí se acababa todo”, contó Anthony Shadid, ganador de dos Pulitzer. Al darse cuenta de que eran estadounidenses decidieron atarles las extremidades con cables, una bufanda y cordones.

Uno de los soldados lanzó un puñete a la fotógrafa Lynsey Addario. Posteriormente le tocaron los senos. Este vejamen se repitió varios días. “Todo hombre con el que entramos en contacto me palpó cada pulgada del cuerpo, excepto lo que estaba debajo de la ropa”, relató la periodista.

Sus captores mantuvieron varias horas a Shadid y Addario, junto a sus compañeros Tyler Hicks y Stephen Farrell, en la localidad de Ajdabiya y luego los sacaron de la población de madrugada.

Durante el camino, uno de los soldados amenazó a Hicks con decapitarlo.

En los varios controles de carretera que pasaron nuevos grupos de soldados se encargaban de golpearlos con los puños o propinarles golpes con la culata del fusil. Finalmente, los subieron a un avión que los transportó a Trípoli, donde el trato mejoró y los alojaron en una residencia para huéspedes del Gobierno mientras se finalizaban las gestiones para su liberación.

“Nos sentimos trofeos de guerra”, anotan. Les gritaron incansablemente perros sucios.

Los cuatro fueron entregados el lunes a la custodia de diplomáticos de Turquía.  Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), citado por EFE, trece periodistas permanecen desaparecidos o se encuentran en poder del régimen libio.

La organización aseguró que se han confirmado 50 ataques contra la prensa o intentos de silenciarla desde que empezó la revuelta contra Gadafi el mes pasado.

Lean el artículo de NYT aquí.

Actualización: Insertamos un video en la parte superior del post con el testimonio en video de cada periodista. Vía journalism.co.uk

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Fotografiando la desolación de Haití

Carel Pedre es haitiano y locutor de radio. Minutos después de la tragedia se convirtió -sin pensarlo mucho- en el retratista de la tragedia. Sus fotos vienen siendo solicitadas desde todas partes del mundo, su cuenta en Twitter tiene más de 4,500 seguidores y para comunicar la desgracia que ocurre en su país recurre también […]

15-01-10

NYT señala que los reporteros serían parte de nuevo programa de retiro voluntario

NYT tiene problemas internos, y en medio de las protestas, los dos principales editores del medio resaltaron el jueves pasado en un memorando al personal que los periodistas estarían en el extremo de ser para de un programa de compra, y no solo los editores.

03-07-17

Cómo usar Twitter para relacionarte con los medios

En estos días gracias a Augusto Ayesta hemos reflexionado aquí y aquí sobre los periodistas y los relacionistas públicos. Vía Facebook y Twitter he conversado con colegas sobre el asunto. Y la pregunta que salió de estas charlas on line fue cómo usar Twitter para relacionarte con los periodistas y también con los bloggers. Hemos […]

13-08-10

COMENTARIOS