Colaboradores

Nadie sabe quién es Vargas Llosa

Por Esther Vargas

Publicado el 18 de Julio del 2011

 

Foto: Sandro Mairata

El día que Mario Vargas Llosa ganó el Nobel fue jueves, no tenía clases, y pude ir corriendo al Consulado de Perú en Manhattan, segurísimo que algo ocurriría. Nadie en el consulado supo darme razón de nada, pero pude conocer en persona a Fortunato Quezada, cónsul adjunto bastante familiar para los periodistas de Lima.

Saliendo del consulado, me percaté de un grupo de periodistas en la puerta del Instituto Cervantes  –que queda a unos cinco locales al lado de nuestra delegación diplomática– y, después de confirmar el dato, llamé a Fortunato. “Vargas Llosa llega en 15 minutos”, le dije. No demoró tres minutos y Fortunato salía corriendo hacia nosotros. Adentro del Cervantes pediría una rasuradora prestada, y estuvo listo a tiempo para recibir a Alejandro Toledo, Eliane Karp y, por supuesto, Mario Vargas Llosa.

Fue una peruanísima mañana soleada en Manhattan, en compañía de dos periodistas queridos que me acompañaron en los meses de Nueva York: Juan Manuel Robles y José Gabriel Chueca, el estimado Benny.

De vuelta a la facultad, intenté compartir lo mejor que pude lo vivido esa mañana, pero casi nadie sabía quién era Mario Vargas Llosa.

El nombre le sonaba a los latinos, por supuesto. Alguno que otro admirador de las letras en castellano también lo identificó, pero solo fue Mirta Ojito, mi profesora del curso principal de Reportaje y Redacción I (Reporting and Writing I), quien bastante emocionada me felicitó como peruano por el Nobel obtenido por nuestro ahora Marqués.

Eso ocurre cuando estudias en un ambiente tan pluricultural. Resulta válido no emocionarse por los héroes desconocidos de culturas ajenas. Mi promoción de Masters of Science in Journalism tuvo colegas de 50 nacionalidades. Mi mejor amiga de ese grupo siempre será la ucraniana radicada en California Svetlana Didorenko. Desde Eritrea, compartí muchas amanecidas de edición con Semhar Woldeyesus y con la búlgara Ina Sotirova. Y nuestro Decano de Asuntos Estudiantiles, el indio Sreenath “Sree” Sreenivasan, estuvo y estará por doquier, en todo momento, sea en el mundo real o en el virtual.

Como la vez que llegué tarde a una conferencia en nuestro centro estudiantil y solo atiné a sentarme en una mesa al lado de una pareja de adultos mayores bastante amable. Era el día de la presentación del número dedicado a Pakistán de la revista de periodismo largo Granta. Yo hice algunas bromas, y en general la pasé bastante bien con el señor de al lado, un tipo delgado de pelos canosos, ojos pequeños y las gafas de un maestro escolar.

Foto: Ceylan Yeginsu

“¡Te envidio Sandro!”, me escribió al celular Ceylan Yeginsu, compañera de Turquía. “¡Te sentaste al lado de Orham Pamuk!” Por supuesto que sabía quién era Pamuk, pero nunca había visto su foto. No he leído nada de él, como tampoco he leído nada de Jonathan Franzen –saben quién es, ¿no? –, y solo puedo imaginar los sentimientos de Ceylan viéndome bromear y conversar sobre Granta con la gloria nacional de las letras turcas, el único Premio Nobel para Turquía, lo mismo que Vargas Llosa lo es para Perú. Pamuk se había dado un salto a la facultad para ver la presentación, ya que enseña literatura en Columbia.

Por supuesto, mi adorada compañera Ceylan no podría identificar tampoco en una foto a Vargas Llosa. Y hablando de fotos, como testimonio solo quedó esta, que alguien encima tomó mal. Pero así suele ocurrir.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Periodistas promueven campaña #sinpreguntasnocobertura

Ante la negativa de algunos políticos y funcionarios para aceptar preguntas, un grupo de periodistas españoles inició ayer la campaña en Twitter #sinpreguntasnocobertura que aún es trending topic en Madrid.

01-05-11

Los países más felices son los que tienen libertad de prensa

La libertad de prensa es un indicador confiable de que un país es feliz, según un estudio de Edson Tandoc Jr., estudiante de un doctorado de periodismo en la Universidad de Missouri, y de Bruno Takahashi, miembro de la Universidad Estatal de Mihigan.

07-08-12

NYT presentará noticias usando la realidad aumentada y esto debes saber

The New York Times quiere que el periodismo sea accesible a través de las cámaras de los móviles, precisamente mediante la realidad aumentada.

04-02-18

COMENTARIOS