Últimas Noticias:

“La crónica periodística debe ser la diferencia de un medio”

05/09/2011
763 Views
  • Pin It

Fuente: Carlos Páucar

“Los periodistas tienen que ser más creativos para escribir”, señala el editor de la sección Sociedad del diario limeño La República, Carlos Páucar, en referencia al reto que enfrentan los periodistas y los medios de comunicación impresos frente al alcance de la radio, las imágenes de la televisión y la rapidez de Internet.

En la versión impresa de La República no hay mucho espacio para las crónicas, pero si hay notas “acronicadas”, ¿cree que sea un comienzo para que ese género tenga más cabida en los diarios?

Sí. Lo que le pido a los chicos es que traten de ser siempre creativos, y la crónica periodística y el reportaje tienen mucho de creatividad. Ellos tratan de ser creativos desde el titular hasta el cuerpo de sus notas. Sin embargo, a veces por cuestión de espacio no se puede, pero siempre el periodista debe tratar de ponerle su sello, su personalidad a las noticias.

¿Sería posible poner más crónicas en los diarios y reducir un poco las notas informativas?

Quisiera que todos los diarios tengan más crónicas y reportajes, pero tampoco se puede dejar de lado que los diarios son empresas que buscan públicos con diferentes gustos y tienen que satisfacerlos. Es por eso que un periódico debe tener espacio para todo tipo de géneros que le dan variedad y sentido al medio. La crónica periodística debe ser la diferencia de un medio.

¿Cuáles son los elementos que debe tener una crónica periodística?

Debe tener algunos criterios básicos. Por ejemplo, noticia desde el primer párrafo hasta el último y no dejarla de lado por hacer todo un festín del verbo y del adjetivo como algunos periodistas piensan. Lo segundo es que hay que ser creativos. En la crónica tienes que poner mucha descripción, narración, pero algo de comentario y análisis. Además, tiene que conmover o despertar alguna reacción del lector.

Lo interesante de ese género, como dice Juan Pablo Meneses, es buscar el lado diferente de una historia, ¿eso sería factible en un medio impreso que tiene una hora de cierre?

En la edición diaria es complicado, pero no imposible. En las páginas centrales de La República como la de Turismo, Ciencia y Tecnología y Salud se hacen crónicas porque se tiene un poco más de tiempo.

Hay que tratar las notas de una manera más atractiva para que los lectores se sientan motivados a leer un diario impreso…

Claro, se abren nuevos retos, nuevos desafíos. La gente tiene que ser más creativa para escribir, para buscar noticias y ángulos diferentes a una misma información que manejan tanto la televisión, Internet y la radio. El redactor tiene que ser mucho más atrevido, buscar más y más información. No puedes distraerte, bajar la cabeza o adormecerte porque hay que competir.

¿Cuáles son los temas que cree que el público prefiere leer en forma de crónica? ¿Los temas humanos?

Sí, yo creo que sí. Los periodistas de prensa escrita tenemos un reto que es el que la gente ve muchos casos en televisión e Internet, y a estos se les da más espacio por el tipo de formato, pero la prensa escrita da más detalles. Esa es la riqueza de la crónica periodística, darle un sello personal, un relato mucho más creativo a las noticias.

El titular es una parte importante, ¿cree que podría causar algún efecto en el público un buen titular?

Sí, de hecho. Yo recuerdo que desde la universidad nuestros grandes maestros de antaño nos enseñaban la importancia del titular. En La República, desde los redactores que recién empiezan hasta los periodistas que ya tenemos años, tratamos de compartir y conversar mucho los temas, los titulares para evitar errores.

Julio Villanueva Chang dice que el público busca experiencias ajenas en las crónicas periodísticas, ¿está de acuerdo con eso?

Sí, él tiene mucha razón en eso. Yo creo que la gente se proyecta en esos textos. Lo mejor que hace un periodista es trasladar a su lector, introducirlo en su crónica, que conviva con la historia que se relata.

Nota: La entrevista fue realizada para la elaboración de la tesis denominada Efectos que producen las crónicas periodísticas de los diarios El Comercio y La República en sus lectores limeños de 25 a 35 años de edad del nivel socioeconómico B (Perú).

Periodista.