Coberturas

Periodista ruso es deportado por investigar al gobierno

Por @cdperiodismo

Publicado el 26 de octubre del 2011

Foto: Flickr/Marco Fieber

El periodista ruso Igor Karmazin, quien trabaja para el diario Moskovsky Komsomolets, denunció hoy que fue deportado de Bielorrusia porque estaba realizando un reportaje sobre líderes opositores encarcelados en dicho país.

El gobierno del presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, reprimió a la oposición después de una multitudinaria manifestación que protestó contra su reelección para un cuarto mandato en diciembre de 2010. Actualmente, dos excandidatos a la presidencia se encuentran en prisión.

Karmazin contó a la agencia Reuters que se reunió con la esposa de Andrei Sannikov, uno de los excandidatos encarcelados, antes de que la Policía lo enviara en un tren hacia Moscú, tras detenerlo por unas horas.

“Luego de terminar mi reunión (con la esposa de Sannikov), solo había dado unos pasos cuando dos agentes se me acercaron, me cogieron de los brazos, me metieron en un coche (…) y me llevaron a una comisaría”, contó el comunicador, quien indicó que los efectivos policiales le dijeron que era “una amenaza para Bielorrusia”.

Vía Europa Press.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Gobierno de El Salvador promete proteger a los periodistas de El Faro

En una conversación con el Comité para la Protección de los Periodistas(CPJ), David Rivas, vocero de Mauricio Funes, presiente de El Salvador, afirmó que el gobierno “está comprometido en garantizar la seguridad de El Faro y sus periodistas para que puedan continuar su tarea investigativa”.

08-04-12

Experiodista de Reuters alcanza un puesto en el Parlamento de Canadá

La experiodista Chrystia Freeland acaba de ganar un sitio en la Cámara de Comunes de Canadá por el partido liberal Toronto-Centre. Ella fue elegida por los ciudadanos en elecciones democráticas que se realizaron ayer.

26-11-13

Periodista sueco salvó a un refugiado y hoy es acusado de tráfico de personas

Rechazan que pueda considerarse tráfico de personas, puesto que los periodistas no recibieron dinero a cambio. “Fue un acto de humanidad, sólo querían ayudarme”, aseguró el propio Abed cuando fue llamado a declarar como testigo de la defensa

03-02-17

COMENTARIOS