Caracas Ciudad de la Furia

10 cosas que aprendió una bloguera incipiente en 2011

  • Pin It

Por  Mirelis Morales Tovar, periodista y autora del blog Caracas Ciudad de la Furia (*)

  1. Nunca escribas molesta. Uno lo hace casi por instinto. Te molesta algo. Prendes la computadora y descargas toda tu furia en un post. Luego, le das “publicar” y vienen las consecuencias. Me ocurrió en una oportunidad, cuando publiqué una nota cargada de mucha ironía por una decisión del Gobierno de pretender frenar un programa de transporte público. Lo escribí con indignación ante lo ocurrido y cuál sería mi sorpresa que una lectora me manifestó haberse sentido ofendida por el tono de la nota. “Entiendo que estés molesta, pero en tu carácter de periodista me molesta que uses el lenguaje de violencia para transmitir una información”, fueron sus palabras. Ella me dio una gran lección.
  2. Experimentar. Ofrecer propuestas diferentes al lector debería ser un objetivo de cualquier bloguero. No conformarnos con presentar información siempre con el mismo formato: texto + foto, sino que podamos poner a prueba nuestra capacidad de innovar con la incorporación de propuestas multimedias. Ya sea un video, un sonido, una fotogalería o un storified. Lo mismo aplica para los textos. No sabía qué tan efectivo sería escribir listas hasta que lo experimenté y fue un éxito. La entrada más popular de mi blog es: La lista de 101 cosas que hacer en Caracas antes de morir.
  3. El poder de la viralidad. Es un error que un bloguero subestime el efecto de los RT en Twitter  o de los “likes” en Facebook. Conseguir viralidad de un post debe ser un objetivo, si el propósito es llegar a un mayor número de lectores. La receptividad que obtuvo “la lista de los 101 cosas que hacer en Caracas ante de morir” como consecuencia de las redes sociales hizo que una guía -que se escribió sin mayores pretensiones- se convirtiera en una cadena que se multiplicó por Blackberry y por correo electrónico, cual si fuera un virus.
  4. Crear comunidad.  Hacer un post en colaboración con otros blogueros fue uno de los mejores descubrimientos de este año. Esas alianzas estratégicas te permiten enriquecer con creces una información y eso no se puede desaprovechar. En mi caso, la unión de seis blogueros permitió construir una lista de 101 lugares para comer en Caracas. Una fusión que resultó muy positiva considerando que mi fuerte no es la gastronomía.
  5. Renovar la imagen. Así como uno se aburre de ver al blog siempre igual, lo mismo le debe ocurrir a los lectores. Por tanto, nunca está de más ofrecer un “refrescamiento” del banner principal o de cualquier otro detalle, siempre que ello no desoriente a quienes visiten la página.
  6. Visitar otros blog. Es increíble la cantidad de ideas que puedes tomar cuando visitas otros blog. En lo personal, me ha servido mucho para conocer cómo funcionan nuevos gadget, para mejorar el diseño o para ver otras maneras de presentar entradas. Esas visitas sirven para ir creando una red de blogueros vinculados con nuestra área, que será de mucha utilidad.
  7. Unir esfuerzos con fotógrafos. Mi fuerte no es precisamente la fotografía. Y antes de tratar de fingir que puedo ser buena fotógrafa o dedicarme a probar, creo que lo mejor ha sido aprovechar los blogs de fotógrafos aficionados que gustan de retratar la ciudad. Esa “alianza estratégica” se vuelve una relación ganar-ganar porque los textos vienen acompañados de grandes imágenes y yo colaboro en promocionar aún más el trabajo del fotógrafo.
  8. Apoyarse en Facebook. Me había negado a abrirle un Facebook al blog porque no le veía mucha utilidad, a decir verdad. Si mi intención era promocionar el contenido, creo que para eso tenía mi cuenta personal o mi usuario de Twitter. Pero estaba equivocada. El grupo de Facebook me ha servido para ampliar información sobre la ciudad, para subir videos, compartir información de eventos así como sondear opiniones sobre un tema determinado.
  9. Dar información útil. Más que convertir nuestra página en una libreta de reflexiones, creo que el blog debe ser un espacio útil para los lectores, con información que les permita tomar decisiones. Que sirva para promocionar nuevas iniciativas, para dar datos de interés, para ofrecer sugerencias sobre qué hacer en la ciudad o lo que concierne a la especialización de cada quien.
  10. Bloguera a tiempo completo. No quiero decir que nos vamos a esclavizar, pero sí que es necesario pensar todo el tiempo en el blog. Eso ayuda a mantenernos alertas ante cualquier cosa nueva que salga en la red que pueda mejorar nuestra página. Aprovechar cualquier oportunidad para obtener información de interés para el blog. Tener compromiso para no descuidar la publicación. Y saber que no se puede dejar para después todo lo que tenga que ver con las peticiones de los lectores.

(*) Mirelis Morales es caraqueña, periodista y defensora de la cultura ciudadana. Se declara culpable del invento Caracas Ciudad de la Furia, un magnífico blog que debemos conocer y que en 2010 Caracas recibió el Premio Arturo Uslar Pietri del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela como mejor página web.