Colaboradores

El buen periodismo seguirá siendo valorado por su precisión, balance e inteligencia

Por @cdperiodismo

Publicado el 26 de diciembre del 2011

 

Por Claudia Méndez  Arriaza (*) Fellow 2012 Nieman Foundation for Journalism at Harvard 

Aprendí mucho este año sobre las redes sociales. Empecé por lo básico: hice más útil mi cuenta en Twitter, abierta desde 2009, completamente inactiva hasta marzo 2011.

Una lección exprés impartida por Esther Vargas durante el desayuno en el restaurante del Hotel Hilton en México D.F. me mostró que estaba equivocada en  menospreciar y  calificar Twitter como superfluo. Antes creía que era una sitio del yo-yo-yo: yo me baño, yo desayuno, yo me duermo …

Y después de entender que su utilidad depende de qué información me dan a quienes sigo, además de qué datos doy a quienes me siguen, empecé a ser una usuaria más activa. Me hace falta conectarme y comunicar con más frecuencia y retroalimentación, pero debo reconocer que gracias a Twitter me he enterado en primera instancia, antes que por otra vía de comunicación tradicional, de noticias impactantes: la noticia sobre la ejecución de Osama bin Laden encabezan ese recuento, después de mi lección exprés empecé a recibir la información de última hora sobre el tsunami y terremoto en Japón (ese mismo marzo).

Las lecciones continuaron a medida que avanzó 2011. Una de las discusiones permanentes en cualquier sala de redacción hoy es precisamente acerca del papel que jugará el periodista en el futuro. La pregunta se repite a cada momento: si un chico con una computadora y un blog puede transmitir noticias desde el sótano de su casa, ¿cuál es el nuevo rol del reportero? No hay nuevo rol es la respuesta, el buen periodismo seguirá siendo valorado por su precisión y exactitud, balance e inteligencia. El otro día en las redes sociales, varias personas anunciaron que Roberto Gómez Bolaños estaba muerto, horas después debieron corregir el pequeño gazapo. Allí en episodios como estos se debe hallar la diferencia entre el periodista y el usuario común.

Los expertos en nuevas tecnologías señalan que en el futuro, los celulares tendrán un impacto más significativo en la dinámica de la comunicación e información. Nuestros países latinoamericanos ya son testigos de la poderosa penetración de la telefonía celular. Twitter, consciente del profundo alcance de esos aparatitos, habilitó ya la red para que  “tuitear” desde cualquier celular sea tan simple como enviar un mensaje de texto. Ese es el futuro cercano: está ahí a la vuelta de la esquina. El reto será siempre, desde nuestras latitudes, acortar la brecha entre los que  tienen acceso y aquellos que no han alcanzado llegar a la carretera digital.

Hay un tema, no obstante, que no alcanza ahora la prioridad en la agenda del debate: la privacidad y la legalidad.  A menudo discutimos cuál es el impacto del mundo online en el periodismo, sin tomar en cuenta que prácticamente no existe actividad que no se vea afectada por la revolución tecnológica. La pregunta parece retórica pero es necesaria repetirla hasta encontrar respuestas claras: ¿quién es el propietario del contenido? ¿qué uso puede tener la información en las redes? ¿qué campos deben regularse urgentemente?

 

 (*) Claudia Méndez Arriaza es editora de temas especiales en elPeriódico y copresentadora del programa noticioso A las 8:45 de Canal Antigua en Guatemala.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Cómo conseguir más seguidores de Twitter

¿Tienes pocos seguidores en Twitter? ¿Quieres conseguir más? Mucho dependerá de la información valiosa que difundas en tu cuenta, pero a continuación te daremos algunos tips recopilados en una infografía de Twiends.

10-10-11

Facebook prueba espacio para sugerir eventos

Facebook se está esforzando en lograr que la gente descubra eventos con un espacio rediseñado llamado ‘Events for You’ (Eventos para ti).

04-07-14

En este país Google promueve la educación a través de un bus

La empresa de búsquedas está promoviendo el Internet en Bangladesh mediante un nuevo programa educativo que se ejecuta a través de un autobús.

14-11-14

COMENTARIOS