Coberturas

La SIP y Telefónica crearán centro digital para capacitar a periodistas latinoamericanos

Por Angela Vásquez Oliver

Publicado el 25 de Abril del 2012

Milton Coleman y Emilio Gilolmo firmando el convenio Foto: lainformacion.com

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Telefónica trabajarán en la creación de un centro digital de formación para los miembros de la asociación donde capacitarán a periodistas en Latinoamérica, Estados Unidos, Canadá y España.

A través de su instituto de prensa, la SIP iniciará este proyecto que beneficiará a  50,000 profesionales del periodismo latinoamericano -tanto de redacción como de otros departamentos- pertenecientes a más de 700 periódicos socios.

En este nuevo centro digital se dictarán cursos mensuales sobre géneros periodísticos, creatividad y liderazgo, ética periodística y libertad de prensa, aspectos legales y jurídicos del periodismo.

También se impartirán seminarios de una hora sobre infografía, fotografía, audio y video digitales, gestión de la redacción, periodismo de riesgo, diseño de periódicos, ética periodística, mercadeo para periódicos o tendencias periodísticas, según destacó LaInformación.com.

Telefónica será parte de este proyecto durante los tres años que dure el convenio firmado por Milton Coleman, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa y Emilio Gilolmo, director general de relaciones institucionales y comunicación de Telefónica Latinoamérica.

Visto en LaInformación.com

Publicado por:

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

20 errores que cometieron los medios en 2013

Los medios de comunicación pueden cometer errores. Algunos ofrecen disculpas y otros simplemente prefieren ignorar la ‘metida de pata’.

04-01-14

3 claves para organizar un chat en Twitter

Algunos medios de comunicación emplean Twitter para recibir a un invitado y luego recoger preguntas de la audiencia conectada. Lo mismo ocurre si se administra las cuentas de redes sociales de una marca.

14-09-14

Estudiar periodismo y dormir en un sillón

Mi solución a lo carísimo de la vida en Nueva York fue contactar a una familia amiga de mi madre, peruanos también, de condición humilde, quienes me permitieron pasar los 10 meses del programa durmiendo en el sofá-cama de su sala. Esas fueron las condiciones nada sofisticadas de mi estadía.

05-09-11

COMENTARIOS