Últimas Noticias:
Community Manager

11 consejos para trabajar en casa como Community Manager

  • Pin It

Trabajar en casa como Community Manager es cada vez más frecuente. Me pidieron algunos consejos en las redes sociales, y esta es mi lista personalísima de cosas que me han funcionado.

1. Establecer un horario de trabajo y cumplirlo. Que tú seas el jefe no significa que ‘llegues tarde’. Yo empiezo todas las mañanas a las 7:00 a.m. Si quiero dormir hasta muy tarde, cambio mi horario con ‘mi jefe’ (yo) y pago las horas.

2. Llevar un agenda online y física de todas mis actividades. Nunca fui de ‘agendas’, pero ahora las requiero. El calendario de Google o el iCal (para los que usan Mac) será de gran utilidad.

3. Establecer reuniones por Skype me evita salir innecesariamente de casa. Por lo general, destino determinado tiempo a una charla y evito perderlo en cosas que escapen al tema previsto. Muy buenas recomendaciones encontré en Think Wasabi.

4. Pausas relajantes. Mi rutina de ocho o diez horas, y a veces más de trabajo, tiene interrupciones relajantes: puede ser una siesta, un café sin mirar el iPhone o simplemente dedicarme a no hacer nada de nada.

5. Mi jornada comienza mirando Twitter y Facebook, y no los principales diarios. A través de Twitter y Facebook llego a las noticias de los principales diarios. Uso Zite o Flipboard desde el iPad o Google Reader, o LinkedIn Today, lo cual me evita  quedarme estancada en ciertas discusiones que surgen en las redes sociales, y que muchas veces no me aportan nada.

6. Uso mi computadora y mi iPad como herramientas de trabajo en simultáneo (ver foto). De esta forma, puedo trabajar y monitorear redes sociales sin interrumpir mi tarea principal (la que estoy desarrollando en la computadora). Aunque tengo varias aplicaciones que cumplen el trabajo de los post-it (ver lista de extensiones), todavía mantengo un corcho lleno de pendientes.

7. Me declaro en feriado largo una vez al mes. Es la única forma de mantener un ritmo intenso de trabajo. Le bajo (la intensidad) al Twitter y le subo al Facebook. La experiencia me ha enseñado a bajar mi dosis de Twitter para controlar el estrés. Aprovecho el tiempo para retomar la lectura de novelas, ensayos o artículos sobre productividad (recomiendo los de Forbes -ver aquí y aquí, y los de Think Wasabi como este o el de las minipausas).

8. Pongo música y no NOTICIAS: Las noticias las tengo en todas las redes sociales que estoy monitoreando (sigo canales de televisión y radio en vivo). Solo en determinadas ocasiones tengo la radio y la televisión encendidas.

9. Aglutino -en la medida de lo posible- citas, reuniones, clases o conferencias en un solo día, lo cual me permite tener días enteros en casa: en la pequeña oficina que me he inventado, donde trato de tener todo a mano, comenzando por el café.

10. El uso excesivo de chat puede afectar la productividad de cualquiera. Ya sea por Gmail o por Facebook intento evitar esta distracción y reducirla estrictamente al trabajo, lo cual no significa que no sostenga largas conversaciones con mis amigos que están fuera de la ciudad. Las tengo y, por lo general, nada tienen que ver con mi labor. Esto me da momentos de descanso y relax.

11. Acondicionar tu área de trabajo para que sea el lugar ideal es fundamental.  Aquí hay varias inspiradoras ideas de oficinas en casa (hay más de tres que quiero imitar).

Periodista. Editora de Social Media de Agencia Andina y El Peruano. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo.