Inmediatez

De Perú.com y otros medios: No es culpa de la inmediatez y menos de Twitter

  • Pin It

Cada vez que un medio se equivoca al dar una información, la palabra inmediatez suena con más fuerza. Presuntos expertos, usuarios, periodistas y muchos de los que estamos en las redes sociales analizamos el tema en 140 caracteres. Los diagnósticos se tuitean frenéticamente, sin piedad y sin mucha reflexión. Se cae en la inmediatez que tanto se critica. No analizan. Solo tuitean. Y culpan, y condenan, y todo lo que ya sabemos de ‘apanados’ virtuales.

Algunos aprovechan para buscar trabajo (“Así lo haría yo”, “con un editor bien preparado no pasaría esto”, “#Yosoy…”, “se necesita una ‘estrategia’” y bla, bla, bla ), mientras otros simplemente echan leña al fuego: el poder del incendiario influyente.

El caso de la falsa denuncia contra Taxi Satelital en Perú, la doble metida de pata de Perú.com (ver caso 1 -una nota en base a Facebook y una pobre nota donde no hay rectificación-  y caso 2 -una atribución equívoca a un medio sobre un feriado- )  y una larga lista de errores de las organizaciones de noticias de la región abre el debate sobre los riesgos de la inmediatez. Debate viejo, por cierto. Pues no creo que sea un problema de inmediatez. Tampoco es culpa de Twitter.

Los editores tienen que hacer su trabajo con más rapidez que en aquellos tiempos sin Trending Topic. Y hacer su trabajo es, sobre todo, contrastar la información. Si una nota es tan importante o les interesa tanto (no importa que sea el último escándalo de una cantante o una presunta violación) deben colocar a su redacción -a su pequeña redacción- a trabajar en ello. Dirigir todos los esfuerzos a LA NOTA puede ayudar a evitar errores y HORRORES. Todo lo demás puede esperar si sabes que esa NOTA es la que te dará más clics (asumiendo que se busca desesperadamente clics, como ya sabemos).

Una redacción pequeña no es sinónimo de mediocridad y menos de irresponsabilidad.  Una redacción pequeña puede trabajar con rigor si concentra esfuerzos en verificar datos y buscar confirmaciones en fuentes tradicionales y no tradicionales (las redes sociales). Los que hacemos periodismo sabemos bien que una llamada telefónica al primer número telefónico que aparece al ‘googlear’ no es suficiente para decir que buscamos la versión de la otra parte. Muchas veces se debe llamar insistentemente hasta contactar a ese alguien que dirá “no nos pronunciaremos”.

INMEDIATEZ CON RIGOR O SIMPLEMENTE PERIODISMO

No todo es culpa del editor. Hay redactores que aprovechan el relajo constante y las mil urgencias de la apretada redacción para hacer el mínimo esfuerzo y dar vuelta a lo primero que encuentran, como si se les pagara por nota publicada.

No es culpa de la inmediatez. Montserrat Domínguez, directora editorial de El Huffington Post, lo dijo muy bien:

“Somos una redacción convencida de que el rigor es compatible con la inmediatez que exige la información online; conscientes de que lo global es tan importante como lo local; sin complejos a la hora de realzar lo mejor que nuestros colegas publican en otros medios, y dispuestos a que nuestro trabajo crezca con la aportación de los lectores. Estamos comprometidos con una ciudadanía activa, que cuestiona la actualidad y quiere respuestas”.

No es culpa de la inmediatez. Es culpa de la falta de ética a la hora de procesar la información. Es culpa de la falta de rigor para pedir a sus redactores certezas y no supuestos. Es culpa de esa extraña práctica de publica primero y “arreglamos en el camino”.  Y aunque para algunos resulte exagerado también es culpa de la falta de pericia para verificar datos en la red. En el mismo tono exagerado debo decir que un editor ‘desconectado’ de la comunidad posiblemente caerá más rápido en esos virales que inundan la red y que muchas veces son falsos.

Creo que no es el caso de Perú.com, donde sus editores tienen experiencia, instinto periodístico y formación ética. Pero algo está fallando, como en tantas redacciones en las que se relaja el rigor por la rutina de publicar y publicar y donde manda el dios del tráfico, el cual dispone hacer notitas de tuits y estados de Facebook, notitas baratas que salen como pop corn y sin mayor cuidado.

Pedimos a Perú.com su versión de los hechos y Mónica Cácedaeditora de Política y Actualidad nos atendió: 

Perú.com rectificó la información sobre que el jueves 28 sería feriado porque cometió el error de no consultar directamente a la fuente (PCM), quien podría decirnos si realmente el dato era cierto. El otro detalle, y aquí también hacemos un mea culpa, fue no ofrecer no bien se corrigió la información las disculpas dentro de la nota para que lo usuarios sepan claramente el error cometido.

Se respondió a cada mensaje que se envío a la cuenta de Twitter sobre el tema. Pero faltó indicar en un tuit general que hubo una equivocación y ofrecer las disculpas del caso. Algo que se hizo después.  El equipo de Perú.com tiene claro que “desinformar no es igual a informar”, y eso lo hemos aplicado en varios casos cuando otros medios publicaban informaciones sobre el senderista Artemio, José Enrique Crousillat y otros.

Para nosotros es importante conservar nuestra credibilidad y nuestro estilo no es mentir. La misma rigurosidad y el procedimiento que se exige para publicar una nota en los medios tradicionales, se aplica en el portal de los peruanos.  Por ello, hemos reafirmado que ante cualquier información consultar directamente a la fuentetomarse el tiempo de analizar las notas que se publican en otros medios y sobre todo, si cometemos un error, decirlo directamente en la web y en las redes sociales, y ofrecer las disculpas del caso, porque es lo correcto y eso valora el público.

El portal de los peruanos tiene presente siempre que los usuarios así como nos siguen y nos leen, también exigen que seamos claros y honestos en la información. El equipo de Perú.com aprendió la lección, y siempre buscamos mejorar.

Además, Perú.com nos precisó lo siguiente en torno al caso de Taxi Satelital: ”Como toda denuncia, siempre se busca la respuesta de la otra parte, como procedió Perú.com, y eso está detallado en la primera nota. Siempre nos informaban que la administradora estaba en reunión y que ella nos llamaría, pero igual insistimos. Sí hubo un seguimiento por parte de nosotros, incluso nos dijeron sobre el video que saldría en el programa de Rosa María Palacios”.

Pocos medios en el Perú responden a las críticas o cuestionamientos. Varias veces hemos planteado consultas y simplemente se nos ignoró. Que Perú.com se haya dado el tiempo de responder nos muestra que su equipo de profesionales está dispuesto a mejorar y, como dice Mónica, “aprendió la lección”.

Directora de Clases de Periodismo.

Leave A Comment