Coberturas

Ya son cinco los periodistas asesinados en Brasil este año

Por @cdperiodismo

Publicado el 07 de julio del 2012

Foto: surgiu.com.br

El locutor Valerio Luiz de Oliveira, de 49 años, fue asesinado el último jueves cuando salía de su centro de trabajo, una emisora radial de Goiania, capital del estado de Goiás, en Brasil. Este es el quinto periodista asesinado en ese país.

Oliveira, quien había culminado una edición más de su programa deportivo, recibió seis disparos de un motociclista que se encontraba en el exterior de dicho medio de comunicación.

El comunicador había recibido amenazas de muerte en las últimas semanas, según sus colegas. La Policía investiga el crimen, que se podría resolver pronto gracias a las cámaras de seguridad del lugar.

“El crimen de Oliveira ocurrió justo cuando la Cámara de Diputados de Brasil celebra audiencias públicas en las que se estudian propuestas para federalizar los crímenes contra periodistas y adoptar otras medidas de protección para la prensa”, informó la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que lamentó la ola de violencia que sacude al periodismo brasileño.

Los otros periodistas que han sido asesinados en Brasil son Décio Sá de São Luís, Maranhão; Paulo Roberto Cardoso Rodrigues (Paulo Rocaro) de Ponta Pará, Mato Grosso do Sul; Mário Randolfo Marques Lopes de Vassouras, Río de Janeiro y Laécio de Souza de Simões Filho, Bahía.

Con información de Ansa, EFE y DCI.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

7 claves para innovar en la prensa, según Ramón Salaverría

El profesor Ramón Salaverría tuvo una amplia participación en el Libro Blanco de la Prensa 2015. En su artículo “Innovar en prensa: dónde, cómo y por qué”, el catedrático destaca algunas claves básicas para que los medios puedan sobrevivir.

21-12-15

“Soy periodista y no delincuente”, dice corresponsal de Radio Caracol tras agresión en Venezuela

La periodista Elyangelica González, corresponsal de Radio Caracol Colombia, fue agredida físicamente y su equipo de trabajo fue destruido por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) el viernes, 31 de marzo, en las afueras del Palacio de Justicia, sede del Tribunal Supremo venezolano (TSJ).

03-04-17

Twitter perdió a dos necesarios directivos

Twitter no puede detener la fuga de talentos.

22-02-17

COMENTARIOS