Foto: Archivo personal

Reportero salvadoreño que cubre temas de inmigración en EE.UU sería deportado

  • Pin It

Foto: Archivo personal

El periodista salvadoreño Mario Guevara reportaba el drama de los migrantes en Estados Unidos. Ahora le ha tocado contar su propia historia, una historia dramática. Un juez le negó la petición de asilo tras siete años de espera.

El reportero ha dicho que se siente “atrapado” por el sistema migratorio, al cual califica de “injusto”.

“Me considero víctima del sistema de migración, porque tardaron siete años en darme la oportunidad de estar delante de un juez para hablar sobre mi caso. Me parece que es injusto que no vieran mi caso antes”, dijo a EFE el reportero del semanario “Mundo Hispánico” en Atlanta.

El diario La Opinión de Los Ángeles cuenta que Mario Guevara ayudó a las autoridades migratorias a exponer a una funcionaria consular corrupta, que cubrió docenas de historias de deportados y viajó a la frontera en más de una ocasión.

“Yo escribí un montón de historias sobre la inmigración. Me siento como si yo fuera una de mis fuentes”, le dijo a la NBC.

SU VIDA CORRÍA RIESGO

El reportero llegó a Estados Unidos aterrado por  las amenazas y ataques que sufrió mientras trabajaba como periodista fotográfico de “La Prensa Gráfica” en El Salvador.

Guevara abandonó El Salvador en 2004 después de que fuera golpeado y hostigado reiteradamente por grupos de izquierda debido a su trabajo como fotoperiodista, según documentos presentados a la corte de inmigración.

El juez negó la petición de asilo, que también incluye a su hija mayor y a su esposa, por considerar que la situación de El Salvador ha cambiado y que no existe riesgo para el periodista si regresa. El Salvador es uno de los países más peligrosos de Centroamérica.

Guevara tiene actualmente dos semanas para apelar su caso. De no hacerlo, tendría hasta el 20 de agosto para abandonar el país de forma voluntaria.

“Jamás pensé que este sistema judicial me iba a hacer esto, porque yo siempre he pensado que éste es el país de las oportunidades, el país de la libertad, en donde se me respetó desde el primer momento”, indicó.

En diálogo con La Opinión acotó: “Las amenazas en El Salvador no tienen fecha de vencimiento“.

La pesadilla no termina allí. Su esposa ha sido arrestada por conducir con una licencia vencida, algo que -según dice-es producto de un “error” del sistema de migración.




Leave A Comment