Foto: The Washington Post

La empleada de Facebook que renunció y cerró su perfil para alejarse de las redes sociales

06/08/2012
372 Views
  • Pin It

Foto: The Washington Post

Kate Losse ingresó a Facebook en 2005 como la empleada número 51 de la compañía de Mark Zuckerberg, pero se dio cuenta del impacto de las redes sociales en las relaciones humanas. No le gustó, decidió hacer amigos en persona. Dejó en 2010 su puesto en Silicon Valley y se mudó a un pequeño pueblo de Texas.

“Es normal sentirse extraño en esto porque también me siento extraña, y estaba en el centro de todo”, dijo la egresada Inglés de la Universidad Johns Hopkins a The Washington Post.

Al principio, Losse era una de las personas encargadas de responder las preguntas de los clientes y de supervisar que las políticas de Facebook se cumplan. Durante el tiempo en que estuvo allí se sorprendió con varios detalles que reveló al diario estadounidense.

Contó que su jefe le dio una contraseña maestra que le permitía ver lo que publica cualquier usuario en sus perfiles. Este código le servía para arreglar problemas técnicos y tratar temas de políticas de contenido. La exempleada señaló que en una oportunidad vio el caso de un sujeto que creaba cuentas para difundir mensajes discriminatorios contra la comunidad gay y, sin embargo, su contraseña era “Ilovejason” (Amo a Jason). La joven dijo que empezó a reír por esta contradicción.

Además, detalló que los ingenieros de Facebook crean “perfiles negros”, páginas para personas que aún no se han registrado en el sitio, pero que han sido mencionadas en publicaciones de otros usuarios. Estos perfiles no son visibles para todos, indicó Losse, pero cuando ese internauta se inscribe en la red social se activan esos links latentes para otros usuarios.

A medida que Facebook creció, la carrera de Losse floreció. Ella ayudó a introducir la red social a varios países, a mejorar las traducciones e incluso escribió algunos post para Zuckerberg que él firmó. Todo iba bien, pero el manejo de datos privados y la dependencia que la compañía creaba en sus usuarios no eran de su agrado.

Leave A Comment