Últimas Noticias:
Diarios México

“El defensor del lector ayuda a los periodistas a ser humildes”

  • Pin It

Si le preguntas a Juan Carlos Núñez, exdefensor de Público -Milenio, por qué es necesario un DL, sus respuestas te abren un mundo de reflexión. La frase que ponemos en el titular debería hacernos pensar sobre la necesidad de la autocrítica.

Veamos todas las razones de Núñez,  profesor del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) de Guadalajara México.

1. Es una muestra clara de que el medio de comunicación pretende ejercer un periodismo de calidad y con ética. El medio que nombra a un defensor asume públicamente, y no solamente con el discurso, la pretensión de ser un medio profesional y honesto. Esto no significa que el mero hecho de tener esta figura garantice que el medio cuente con estos atributos, pero es justamente un mecanismo que busca hacerlos realidad en la práctica cotidiana.
2. Es una figura que facilita el diálogo entre la redacción y los destinatarios de la información del medio. La persona que quiere hacer llegar un comentario o una queja no tienen que estar buscando al responsable de una información para hacerle llegar sus comentarios. Es una vía clara y accesible que permite la comunicación con los lectores. En este sentido garantiza además una respuesta al quejoso. De otra manera dependerá de la voluntad de reporteros y editores de contestar o no.

3. Es una forma por la que el medio puede aprender y puede también establecer mecanismos y procesos de mejora continua. En este sentido yo insisto en que el error nos ayuda a aprender. Si la función se lleva a cabo de manera conveniente aprenden los periodistas y también los lectores (que muchas veces no tienen la razón).

4. Es un mecanismo de autorregulación ética preferible a dirimir diferencias por la vía legal.

5. Aumenta la credibilidad de un medio. Si éste reconoce públicamente sus errores, los lectores sabrán que el resto de la información es confiable. Ocultar las fallas debilita la credibilidad porque siempre hay alguien que las encuentra.

6. Ayuda a los periodistas a ser humildes.

7. Al resolver públicamente los casos (y no por una mediación privada entre los involucrados) convierte el espacio en una especie de ágora en que la discusión no sólo resuelve el caso puntual sino que fortalece prácticas democráticas y propicia el aprendizaje.

LO QUE APRENDE UN DEFENSOR DEL LECTOR

Aprendí varias cosas y confirmé otras, responde.

1. El Defensor del Lector no es un policía, ni un juez, ni un profesor regañón que exhibe al que se equivocó. Es un facilitador del diálogo.

2. Es indispensable la voluntad real del medio de comunicación para atender las recomendaciones del defensor. No quiere decir que tenga que asumirlas todas, pero si decide contar con esta figura asume en principio la apertura para atender las recomendaciones.

3. Es indispensable una voluntad real para ejercer un periodismo que pretende ser profesional y honesto. Si no existe ese compromiso, la figura sale sobrando.

4. Aprendí un montón de cosas de los más variados temas a partir de las cartas de los lectores (historia, astronomía, deportes, etc.)

5. A escribir un poco mejor.

6. Que los lectores consideran, con razón, que el medio es suyo.

7. Que los lectores son acuciosos y sumamente inteligentes

8. Que hay muchos periodistas que aman su oficio y buscan hacerlo cada día mejor.

9. Que cuando hay voluntad, el diálogo franco y honesto es una excelente vía para dirimir diferencias.

10. Que cuando esto último ocurre no sólo se soluciona el conflicto sino que se aprende y se fortalece la confianza.

Periodista. Editora de Social Media de Agencia Andina y El Peruano. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo.

Leave A Comment