Claves

Mediapart: Reporteros haciendo el periodismo que soñaron (y con éxito)

Por Esther Vargas

Publicado el 31 de Octubre del 2012

La información de calidad tiene un precio y los lectores de Mediapart lo saben. Quizás por ello el sitio online francés ha llegado a los cinco años de vida con el terreno parejo y una credibilidad que crece día a día. Apuesta por la investigación y el contenido propio. No tiene publicidad y para acceder a sus historias hay que pagar 9 euros al mes.

De cero suscriptores han pasado a 70,000. Hace cinco años nadie creía que este modelo funcionaría. Mediapart es un buen ejemplo de cómo el buen contenido sí entusiasma a los lectores y los motiva a pagar. En la redacción hay menos de 30 periodistas asalariados, una decena de colaboradores externos y unas 15 personas de marketing. Thomas Cantaloube, reportero coordinador del sitio web, reconoce que no puede competir con una gran redacción, pero el equipo trata de cubrir lo que otros no cubren o de hacerlo de una manera diferente. Alejados del periodismo de ‘declaracionitis’ no van tras la frase de los políticos para citarlas una tras otra. Prefieren investigar. Al mes posiblemente tengan un gran artículo, lo que los hace ‘un híbrido’ entre un diario y un mensuario o semanario.

El sitio tiene tres ediciones al día (9 de la mañana, 1 de la tarde y 7 de la noche). “Cada día hay una gran investigación y a veces varias”, refiere Cantaloube. Un promedio de 50 y 70 artículos a la semana respaldan a este sitio del que hablan con admiración periodistas de diferentes medios. Los políticos son más prudentes, pero está claro que son suscriptores.

¿QUIÉNES HACEN MEDIAPART?

La respuesta de Cantaloube –en español y en francés–sería la esperanza de cualquier periodista aburrido de su redacción. Periodistas insatisfechos con lo que hacían en sus medios decidieron fundar esta web.  El perfil: entre 50 y 40 años, y una experiencia de hasta 30 años en organizaciones de noticias que parecían condenadas a no hacer buen periodismo, o periodismo aburrido, o periodismo de nota de prensa, o periodismo sin sustancia. También encontramos reporteros de 25 años que llegaron a Mediapart tras haber salido de las escuelas de periodismo.

En esa época –recuerda Cantaloube–muchos no querían trabajar en el proyecto. Ahora que lo saben sólido, el interés ha crecido. En la redacción se plantea una jerarquía horizontal: cada periodista aporta su idea y en el 90% de casos el director no se opone. También se discuten y designan temas y se busca que cada periodista se especialice en un área.

Los textos pasan por un corrector que en verdad es un redactor experimentado. Tres periodistas toman la decisión de publicar, tras las rigurosas revisiones. No tienen fotógrafos, pero los contratan cuando la circunstancia lo exige. No tienen fotógrafos, pero contratan sus servicios para coberturas especiales.

En general, todos los periodistas pueden hacer videos, audios, fotos o infografía. Cada uno decide qué formato emplear de acuerdo a su especialización. No hay reglas al respecto.

NO A LA PUBLICIDAD

Mediapart es un sitio sin publicidad y todo hace indicar que esto no va a cambiar. “No queremos publicidad porque queremos independencia”, dice Cantaloube. Las suscripciones les ha permitido en 2011 una ganancia de 500,000 euros. En 2012 la cifra sería 700,000 si todo sigue marchando bien. Los dos primeros años fueron de pérdidas.

Cuentan con un fondo de capital de inversionistas privados que se extenderá hasta 2013. ¿Y qué pasará luego? No se sabe. Por lo pronto, quieren seguir haciendo lo que la prensa francesa ha dejado de publicar. No van a decidir sus temas en base a la audiencia, no son de creer que la “audiencia tiene la razón”. Los periodistas del sitio deciden los contenidos de acuerdo con su instinto.

“Hemos decidido hacer el periódico que soñamos”, sentencia Cantaloube. Suena a utopía, pero les ha funcionado. Quizás por ello Johan Hufnagel, cofundador de Slate.fr cree que Mediapart no es un modelo. “Es un éxito simplemente”, afirma.

“Escogemos nuestra actualidad y tratamos de evitar lo que hacen los otros”, confiesa Cantaloube.

LAS REDES SOCIALES Y LOS BLOGS

Los lectores/abonados/suscriptores de Mediapart pueden tener un blog en el sitio. Los periodistas hacen una selección de los mejores artículos y lo republican.

Facebook y Twitter son especialmente importantes para ganar suscriptores, pero Google encabeza la lista.

La fórmula de Mediapart es hacer periodismo de investigación, marcar la diferencia, hacer sentir una voz crítica en medio de tantas voces iguales. Cantaloube y sus compañeros creen en el periodismo, y lo hacen cada día con un entusiasmo capaz de contagiar a cualquier desencantado editor o reportero.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Dispositivos vestibles como pequeñas unidades de noticias

La apuesta más grande que, confiesa, hizo el periodista Dan Shanoff, fue el creer que las noticias alcanzarán rápidamente un formato adecuado para considerarse unidades atómicas de contenidos. Los tuits son un ejemplo, pero en opinión del colega, no fue lo suficientemente radical.

11-09-14

Francia: Pequeño con coraje promete ser periodista

En medio de las manifestaciones en Francia en solidaridad con el semanario Charlie Hebdo, atacado el último miércoles por 3 fanáticos religiosos, pueden aparecer jóvenes promesas para el periodismo, que aún sigue de luto por la muerte de casi toda la redacción de dicha publicación.

11-01-15

Dos periodistas son asesinados en Ucrania

Dos periodistas fueron asesinados cerca del aeropuerto de Donetsk, al este de Ucrania, cuando un proyectil alcanzó el auto en el que viajaban. Así lo informaron funcionarios de ese territorio.

12-04-15

COMENTARIOS