Noticias

Hay periodistas que ya no se dan tiempo para salir a la calle

Por Elena Miranda

Publicado el 19 de enero del 2013

Periodistas

La abundante información en tiempo real que podemos encontrar en Internet y en las redes sociales está haciendo que muchos periodistas se queden pegados a la computadora y al teléfono y dejen de salir a la calle a buscar la noticia y a interactuar personalmente con la audiencia.

Hoy leí en el blog de Jim Romenesko la carta de un editor que advierte que los periodistas ya no se dan tiempo para reportear, pues están demasiado ocupados con los blogs, Twitter, Facebook y otros. Cuanta razón tiene, sobre todo en el caso de los jóvenes periodistas que sucumben ante la fascinación por la realidad virtual.

LA FUENTE: INTERNET… ¿SOLO INTERNET? 

Recuerdo el caso de un joven periodista policial con muy buenos contactos para obtener primicias e información clasificada, por teléfono y por las redes sociales. Cuando había algo que valía la pena y era fijo que lo iban a publicar, él salía corriendo rumbo a la noticia. Cuando algo ameritaba una nota breve, optaba por  jalar la información de cualquier lado o pedirle a algún colega que le pasara el dato.

Un día ocurrió un accidente automovilístico a dos cuadras del local del diario. Yo iba rumbo a la redacción y vi a varios periodistas, pero no estaba el nuestro. Lo llamé y me dijo que sí sabía del accidente, que estaba llamando a sus fuentes para que le informaran, o sea, otros periodistas y la Policía. Su respuesta me enojó, pero me contuve. Le dije que se levantara del asiento y que él mismo fuera a verificar la información, que no le tomaría mucho tiempo ni esfuerzo caminar dos cuadras para hacerlo.  Este y otros hechos similares me hicieron dar cuenta de que ese periodista no tenía pasión por la noticia, curiosidad y, sobre todo, no tenía ganas de darse tiempo para salir a la calle.

Si bien el tiempo es muy preciado en las redacciones y hay que saber valorar qué noticias ameritan nuestra atención en persona, cada vez más periodistas prefieren quedarse en la sala de redacción a buscar noticias. Hace algunos años, las salas de redacción permanecían desiertas en las mañanas, por la tarde se iban poblando y por la noche eran un hervidero. Desde que “Internet mató la hora de cierre”, como escribe Esther Vargas en el ebook Periodismo en #Tiempo Real,  las salas de redacción, tradicionales y modernas, siempre están en movimiento.

El director de uno de los diarios en los que trabajé se quejaba de que los periodistas de la sección política no publicaban primicias hace mucho tiempo. “Cómo van a encontrar primicias, si en la mañana veo a toda la sección sentada en la computadora”, decía. Su queja tenía cierto asidero, pues varios de esos periodistas se estaban acostumbrando a que la noticia los buscara y no a buscarla, a esperar que sus fuentes les pasaran el dato sobre los resultados de una investigación antes de que esta fuera difundida, a que les llegara alguna denuncia anónima para recién comenzar a cruzar información, a seguir las manifestaciones de protesta por televisión o llamando a los reporteros de otras secciones para que les sirvieran como “dateros”.

La sobreabundancia de información que nos brinda Internet no debería hacer que nos conformemos con ella. Me gustan las entrevistas por teléfono o el contacto con las fuentes por las redes sociales porque ahorro un tiempo valioso al no movilizarme con este tráfico horrible y porque me permiten confirman información y obtener primicias, sobre todos los fines de semana, pero también quiero mirar a los ojos a un entrevistado, leer sus gestos cuando le hago alguna pregunta incómoda, pero importante para mí y mis lectores, buscar algún atisbo de mentira o de duda en sus declaraciones o, simplemente, preguntarle y repreguntarle mirándole a la cara.

Hay temas que se prestan para ser tratados solamente desde la sala de redacción, hay otros que obligatoriamente requieren que salgamos de ella y hay otros que no requieren que nos movamos de nuestra computadora, pero hacerlo nos beneficiará mucho más de lo que nos afectará perder un poco de tiempo.

Si tienes la posibilidad de hacerlo, levántate de tu asiento, busca al funcionario que se niega a contestarte por teléfono, en su oficina o en alguna actividad pública, hurga en la calle en busca de una historia, ten contacto con la gente común, pregunta y repregunta, no te olvides del día a día más allá de la realidad virtual.

Internet y las redes sociales son muy valiosos para complementar la información, para interpretar y analizar los hechos, para saber más sobre los antecedentes y las consecuencias de lo que está sucediendo, pero nuestro trabajo se enriquece más con el contacto en persona. Es cierto que las redacciones, como dice Alma Delia Fuentes de CNN México, también necesitan periodistas curadores de la información. Pero no todo está en la red.

Y tú, ¿Cómo realizas tu trabajo periodístico? ¿Te das tiempo para salir a la calle a reportear?

Publicado por:

Periodista.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Premian a periodistas de AP por reportajes sobre espionaje a musulmanes

Cuatro periodistas de Associated Press ganaron el martes el Premio Goldsmith para el Periodismo de Investigación por una serie de reportajes sobre el espionaje del Departamento de Policía de Nueva York en la comunidad musulmana después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

07-03-12

Venezuela: Ponen trabas a corresponsales en cobertura de elecciones #6D

El SNTP demandó que se dejen sin efectos decisiones abusivas que pretenden utilizarse como excusa para limitar la observancia de las elecciones parlamentarias.

01-12-15

Cinco habilidades que debe tener un periodista digital

Un periodista digital necesita tener ciertas habilidades que les permitirán realizar un mejor trabajo. Aquí, algunas de ellas.

08-02-14

COMENTARIOS