Reportera gráfica Ana María García del periódico El Tiempo fue agredida por policías (Foto: FLIP)

El acoso judicial es la nueva amenaza del periodismo en Colombia

10/02/2013
701 Views
  • Pin It
Reportera gráfica Ana María García del periódico El Tiempo fue agredida por policías (Foto: FLIP)

Reportera gráfica Ana María García del periódico El Tiempo fue agredida por policías (Foto: FLIP)

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) reveló que “Colombia sigue siendo uno de los países más peligrosos para ejercer este oficio, especialmente en el ámbito local”. Sin embargo, se ha pasado a la amenaza con violencia al acoso judicial, una situación preocupante.

El informeDe las balas a los expedientes, publicado en el Día del Periodista que se celebró ayer, dedica un capítulo a los acosos judiciales contra la prensa.

Este tipo de intimidación “se da cuando una persona abusa de las demandas judiciales con el fin de censurar el libre trabajo periodístico”. Incluso, sólo basta con someter al reportero a un proceso desgastante y engorroso ante los jueces, sin necesidad de llegar a una condena.

La FLIP revela que de los 140 asesinatos de periodistas que han ocurrido desde 1977, el 20,71% tienen como posibles responsables a los paramilitares, el 8.57% a las FARC, el 7.14% a la Fuerza Pública y el 4.28% al ELN.
De esos 140 casos ya prescribieron 59 y seis podrían prescribir durante 2013. Ante ello, la FLIP le dio una calificación de 12 puntos a la impunidad. La escala va de 0 a 100, donde 100 es el mejor resultado posible.
La fundación ofreció una calificación de 50 puntos al país como resultado global y 38 puntos en el acceso a la información.
MÁS PROCESOS JUDICIALES
“La FLIP registró el incremento de procesos judiciales contra periodistas como método de censura. En el 2012 la inquietud ha llegado al extremo con la condena dada por el Tribunal Superior de Cundinamarca contra el periodista de Fusagasugá, Luis Agustín González, por el delito de injuria tras cuestionar en un editorial las aspiraciones políticas de una reconocida dirigente del departamento. Igualmente notorio, entre otros, fue el caso ocurrido en agosto, cuando la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia anunció una denuncia penal contra la columnista de El Espectador, Cecilia Orozco, por criticar el trabajo de esta Corporación. Al final, la Corte se retractó”, detalla el informe.

La FLIP destaca que en el 2012 los roces entre periodismo y fuerza pública se acentuaron.

Revisa el informe completo aquí

Leave A Comment