Coberturas

Periodista argentino reafirma acusaciones sobre complicidad del papa con la dictadura

Por Elena Miranda

Publicado el 18 de marzo del 2013

papa

Foto: Radio Vatican en français

En una columna publicada ayer en el diario argentino Página 12, el periodista Horacio Verbistky reafirmó sus acusaciones contra el papa Francisco por complicidad con la dictadura al mando de Jorge Videla y aseguró que Jorge Mario Bergoglio, entonces jefe provincial de la Compañía de Jesús, aparentó ayudar a dos curas secuestrados, pero los denunció ante los militares.

Verbistky respondió así a las declaraciones del vocero del papa, Federico Lombardi, quien pretendió descalificar sus investigaciones publicadas en Página 12. “La calificación de este diario por el vocero de Bergoglio como de izquierda anticlerical revela la continuidad de arraigadas tradiciones. Es lo mismo que el ahora pontífice hizo hace 37 años con sus sacerdotes, aunque entonces implicaba un grave peligro”, escribió.

El periodista recordó que las acusaciones contra Bergoglio fueron formuladas por primera vez antes de que existiera Página 12, cuando Emilio Mignone, director del órgano oficial de la Acción Católica, Antorcha, fundador de la Unión Federal Demócrata Cristiana y viceministro de Educación en la provincia de Buenos Aires y en la Nación, escribió que los militares limpiaron “el patio interior de la Iglesia, con la aquiescencia de los prelados”.

Orlando Yorio y Francisco Jalics fueron los dos sacerdotes secuestrados y torturados involucrados en este caso. Según Verbistky, Jalics escribió sobre la falsa denuncia de Bergoglio en su libro Ejercicios de meditación, publicado en 1994, aunque no mencionó el nombre de su superior, mientras que Yorio contó lo mismo en una carta que escribió en Roma en noviembre de 1977, dirigida al asistente general de la Compañía de Jesús, padre Moura, acusando directamente a Bergoglio.

Verbistky afirma que dos décadas después encontró las pruebas documentales que Mignone no conoció y que confirman su enfoque del caso: una carpeta guardada en el archivo del ministerio de Relaciones Exteriores. Según estos documentos, al quedar en libertad, en noviembre de 1976, Jalics se marchó a Alemania. En 1979 su pasaporte había vencido y Bergoglio pidió a la Cancillería que fuera renovado sin que volviera al país. El Director de Culto Católico de la Cancillería, Anselmo Orcoyen, recomendó rechazar el pedido “en atención a los antecedentes del peticionante”, que le fueron suministrados “por el propio padre Bergoglio, firmante de la nota, con especial recomendación de que no se hiciera lugar a lo que solicita”.

La nota de Bergoglio difundida por el periodista decía que Jalics tuvo conflictos de obediencia y una actividad disolvente en congregaciones religiosas femeninas, y que estuvo “detenido” en la ESMA junto con Yorio, “sospechoso contacto guerrilleros”. “Es decir, los mismos cargos que le habían formulado Yorio y Jalics (y que corroboraron muchos sacerdotes y laicos que entrevisté): mientras aparentaba ayudarlos, Bergoglio los acusaba a sus espaldas”, concluye Verbistky, quien también es presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

La columna aquí

Publicado por:

Periodista.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Descarga el ebook “Periodismo en contexto de convergencias”

Docentes de la universidad de la Universidad Nacional del Comahue presentaron el ebook Periodismo en contexto de convergencias, que es el resultado de una investigación que habla sobre la rutina periodística, los perfiles de los profesionales y las redacciones.

10-04-13

Lo que el papa Francisco y la familia de James Foley hablaron

Un portavoz del Vaticano contó que el papa conversó largo rato con Diane y John Foley, con la ayuda de un amigo de la familia que hablaba español. “Fue una conversación muy larga e intensa” en la que pudo expresarles “su cercanía ante el dolor que están sufriendo”.

22-08-14

¿Está violando el presidente de Argentina la libertad de expresión?

El Relator Especial para la Libertad de Expresión de la OEA, Edison Lanza, sostuvo que la decisión del presidente argentino Mauricio Macri de intervenir la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) para desplazar de su cargo a Martín Sabbatella es “un camino poco ortodoxo” que ignora el mecanismo adecuado establecido por la Ley.

27-12-15

COMENTARIOS