Claves

El mito de la objetividad y cuatro claves para tener en cuenta

Por @cdperiodismo

Publicado el 25 de marzo del 2013

Periodistas

Por Eileen Rada (*) 

En los pasillos y salones de algunas escuelas de Periodismo aún resuena con intensidad el mito de la objetividad. Se repite con insistencia que el comunicador social debe dejar su subjetividad a un lado al ejercer su rol como periodista. En un principio, no parece que haya algo extraño en aquella teoría, pero, en la realidad, antes de ser periodistas somos humanos, subjetivos por naturaleza.

Como indica Milagros Pérez Oliva en el diario El País, “ninguna información, por muy factual que sea, queda totalmente libre de las impregnaciones ideológicas o culturales del periodista”. Ser totalmente imparciales  parece, entonces, una misión imposible.

Siempre recuerdo con claridad las palabras de una profesora de Cine en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela, quien decía que los directores de los documentales y películas muestran una visión muy personal de la realidad en sus obras. Él (o ella) elige los lugares donde se realizará la filmación, los planos, los encuadres, la estética. ¿Acaso no ocurre lo mismo en el periodismo? Como indica la investigadora Stella Martini en su libro sobre Periodismo, noticia y noticiabilidad (2000),  “la noticia periodística es una construcción de la realidad”, no la realidad misma. Antes de redactar una noticia, el periodista selecciona las fuentes,  las ideas principales y  la forma de narrar que considere más adecuada. Esa elección ya supone una postura del comunicador con respecto a un hecho social.

Volvemos al punto inicial. Si bien, no es fácil que el ser humano alcance la imparcialidad de la que tanto se habla en el periodismo, se puede conseguir un equilibrio. Compartiré con ustedes cuatro claves que ayudan a alcanzar el equilibrio en la información periodística.

1. Incluye distintas fuentes: las noticias deben ser narradas por distintas voces. Recuerda que cada entrevistado sólo te dará un bocado de la realidad. Habla con las personas involucradas en el hecho, escucha, investiga, compara las versiones y confirma la información que te brindan las fuentes.

2. Agrega cifras: El uso de las estadísticas aporta credibilidad a la información. No basta con decir que la economía está en crisis o que muchas personas están desempleadas. Incluye cifras oficiales que validen la información que estás brindando para disminuir el riesgo de emitir juicios valorativos. 

3. ¡Cuidado con los rumores!: En la actualidad, las redes sociales se han convertido en fuentes recurrentes de muchos periodistas, pero debes recordar que detrás de la computadora existen personas que, intencionalmente o no, reproducen rumores sin confirmar la información. Como periodista, debes verificar los hechos antes de publicar. 

4. Evita los adjetivos calificativos: Decir que algo es “bueno” o “malo” deja clara la opinión del periodista. Antes de clasificar un hecho, argumenta. Busca datos que sostengan tu postura sin emitir juicios de valor. Deja que el lector decida.

El periodismo es una profesión que debe ejercerse con responsabilidad. Si el periodista es consciente de su naturaleza subjetiva, puede esforzarse para que su trabajo sea lo más transparente posible. Cuando la objetividad parece una utopía, el equilibrio es el camino.

 

(*)  Eileen Rada es estudiante de Comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela. En Twitter la encuentras como @SoyEileen. 

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo peor de la carrera de Periodismo son los planes de estudio

La enseñanza del periodismo tiene que cambiar y los profesores lo sabemos. Es una demanda en América Latina y en España

08-07-14

Periodistas estarían siendo espiados por dueños del medio

El sindicato de periodistas que representa a los trabajadores del diario Philadelphia Inquirer advirtió al personal que tenga cuidado con los mensajes que publiquen en sus cuentas personales porque estarían siendo leídos cuidadosamente por los gerentes y dueños de la empresa editora.

18-10-13

El periódico que renunció a mejorar el mundo

En este diario los periodistas más experimentados habían hecho de sus fuentes feudos de poder donde sólo ellos mandaban. Si otro reportero quería sumar a la cobertura, estos virreyes debían aprobarlo. Era un derecho de piso periodístico.

18-04-12

COMENTARIOS