Claves

Existe un prejuicio latente contra los periodistas de espectáculos

Por Lucia Calderón Portugal

Publicado el 09 de Julio del 2013

magaly

El periodismo de espectáculos en Perú  ocupa desde hace varios años un lugar importante dentro de los diferentes medios de comunicación. De hecho,  ha conseguido un espacio bastante amplio dentro de la prensa y su rentabilidad ha generado que varios medios se dediquen exclusivamente a él.

Sin embargo, a pesar de su popularidad, existe un prejuicio enorme por parte de la audiencia frente a los programas, revistas y secciones de espectáculos, por considerar que trabajan con contenido poco trascendental.

Además, es común toparse con comentarios que acusan a la prensa de espectáculos de propagar chismes e inmiscuirse en asuntos privados de los artistas. La mayoría de personas identifica al periodista de espectáculos como una persona con poca cultura y dedicada al morbo.

Incluso artistas de la talla de Miguel Bosé y Andrés Calamaro atacaron recientemente a este gremio señalando los defectos ya mencionados.

Basta con dar un vistazo a Twitter para corroborar el prejuicio que existe contra la prensa de espectáculos:

¿Es justo decir que TODOS los periodistas de espectáculos son “tontos” (tal y como los llamó Miguel Bosé)?

¿Que opinas?

Publicado por:

Estudiante de comunicaciones de la Universidad de Lima.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Periodista mexicana en la lista de 150 mujeres más valientes del mundo

La revista Newsweek elaboró la lista de las 150 mujeres más valientes del mundo, donde encontramos a la periodista Adela Navarro Bello, directora del semanario Zeta de Tijuana, quien ha recibido amenazas por parte del crimen organizado.

07-03-12

406 informes verificados de violencia o amenazas a medios en Europa en 2016

Los casos de violencia contra medios en Europa han convertido al 2016 en uno de los años más peligrosos para la prensa mundial.

29-11-16

No proteger tu material periodístico puede costarle la vida a tu fuente

El periodista británico Sean McAllister logró ingresar a Siria para reportar lo que sucedía en ese país y consiguió que un activista de 25 años sea su fuente y guía principal, pero no imaginó que un descuido podría ser vital para la seguridad del joven y de otros de sus entrevistados.

03-05-12

COMENTARIOS