Noticias

WikiLeaks, Anonymous y el periodismo

Por Alvaro Reyes

Publicado el 30 de julio del 2013

wikileaks

En una sociedad democrática existen instituciones que contribuyen a que este estado de políticas continúe por el bienestar de las personas. La función del periodismo es supervisar que las autoridades encargadas cumplan con sus papales correctamente. Pero en estos tiempos, la discusión por el orden de las cosas ha involucrado a otros agentes que también buscan un equilibrio del mundo.

La aparición de WikiLeaks y Anonymous se da en un contexto en el que la indignación de unos se ha convertido en la de todos. El alcance mundial que ambos fenómenos tienen ha hecho que las personas reflexionen sobre su situación y se unan por un cambio radical de los estilos de vida, supeditados y en beneficio de las grandes trasnacionales y corporaciones.

Para Christian Christensen, profesor de periodismo en la Universidad de Estocolmo, el surgimiento de estos agentes también influye en el compartimiento de las organizaciones de noticias, las cuales –no todas, pero sí muchas– desprestigiadas por sus vínculos con el poder. Según Christensen, Anonymous y WikiLeaks pueden colaborar al desarrollo de un mejor periodismo.

“La labor tanto de Anonymous y WikiLeaks debería ser vista como una evolución positiva para el periodismo, ya que introducen elementos nuevos en el paisaje informativo y democrático”, señala en una nota para Al Jazeera. La justificación está en brindar servicios públicos cada vez más eficientes para la construcción de una sociedad libre.

Son muchos casos en donde los medios se han alineado con el gobierno. Un ejemplo es el de la misma cadena árabe en Egipto, donde 22 de sus periodistas renunciaron al denunciar que el medio intentaba sesgar las noticias en favor del presidente derrocado, Mohamed Mursi.

Pero el periodista se enfocó en el caso de Edward Snowden, exingeniero informático de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que decidió revelar a Glenn Greenwald las intervenciones que las autoridades de ese país planeaban hacer en el mundo.

Christian Christensen indicó cómo Greenwald se había ganado el odio de sus colegas por revelar las interceptaciones telefónicas que hace el gobierno norteamericano a sus ciudadanos. Él explicó que el apoyo de las organizaciones de noticias a las autoridades se da cuando éstas no aportan mayor análisis de una situación.

“Si buscamos un ejemplo evidente de una falta de análisis crítico, por ejemplo, solo hay que mirar a los ataques por parte de un número de periodistas estadounidenses sobre su colega periodista Glenn Greenwald”, enfatizó.

Los documentos que revela WikiLeaks aún no se conocen del todo porque los medios ya dejaron de difundirlos. Anonymous se muestra como un grupo justiciero, pero no efectúa mayores aportes. Si el periodismo ve en ellos algo positivo entonces debería recoger su búsqueda incansable del bienestar de los ciudadanos.

Fuente: Al Jazeera

Publicado por:

Editor de contenidos en @cdperiodismo

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Assange: EE.UU. debe parar el acoso a WikiLeaks

Naciones Unidas organizó un foro que contó con la particiáción virtual de Julian Assange, líder de WikiLeaks.

26-09-12

WikiRebels, un documental sobre WikiLeaks

Un documental de la televisión sueca (SVT.se) sobre Julian Assange y los documentos  secretos que WikiLeaks reveló (con subtítulos en español). Dura 57 minutos.

16-12-10

Cuidado con los detalles en los titulares de tus tuits

Twitter es una buena escuela para entrenarse en el arte de hacer titulares, una tarea que no es tan sencilla como parece. Por lo general, 140 caracteres no alcanzan para decirlo todo, pero es importante hacer el máximo esfuerzo para no causar confusión en la audiencia.

01-08-13

COMENTARIOS