Claves

Los periodistas, según House of Cards

Por Kevin Morán

Publicado el 24 de febrero del 2014

house of cards

Los reporteros en la ficción resultan útiles para indagar y hacer las preguntas que necesita realizar la audiencia. Como en la vida real, les puede costar la vida por la amenaza que pueden representar para otros protagonistas.

En House of Cards, la serie exitosa de Netflix, los periodistas no están ausentes. En sus dos temporadas han estado presentes en roles inquietantes y que cuestionan en algunos casos este oficio.

¿Es posible identificarse con algunos de estos periodistas? El guion de Beau Willimon no es precisamente agradable con los periodistas, y no tiene que serlo, pero cae en estereotipos que a algunos colegas les parece irritante.

En House of Cards han aparecido 5 periodistas con un rol importante y determinante en ocasiones. Tienen personalidades bien marcadas, así como defectos que pueden hacer creer que son los peores para informar.

The Guardian hizo algunas anotaciones sobre ello como una guía para que la historia pueda mejorar. No me gustaría ser como algunos de los periodistas de la serie. No me gustaría tener una relación cómplice y sexual con la fuente; no me gustaría dejarme llevar por mis emociones a la hora de investigar. Creo que House of Cards juega mucho con los estereotipos, y creo que a los periodistas no nos gusta calzar en esos moldes.

VEAMOS:

1. Lucas Goodwin parece un genio del periodismo como subeditor, y se muestra también como un colega abierto al uso de las redes sociales. En la ficción, trabaja con fuentes policiales y le ha ido muy bien investigando casos de corrupción en Washington DC. En esta segunda temporada aparece como un reportero cegado por el fallecimiento de su novia. Desaliñado y sin control quiere averiguar qué sucedió con ella. En realidad necesita pruebas de su asesinato en las vías de un tren.

Las pistas estaban en las últimas llamadas que su novia realizó, pero en lugar de recurrir a los registros telefónicos quiso piratear la red. Resulta inverosímil  que esto pueda suceder  incluso en la ficción. Es cierto, buscar en sus facturas de teléfono hubiera servido mucho. La novia tenía un iPhone, así que podía obtener una copia de seguridad de su Mac. También podía lograr que sus padres pidieran a la compañía de teléfonos su registro de llamadas. Pero nada de esto sucedió para seguir con la trama.

Goodwin quiso hacer trampa. Le pidió a un chat anónimo si podía obtener los datos. Cabe resaltar que establecieron contacto por un servicio supuestamente seguro. Lo que sucede luego demuestra una grave falta de ética e ignorancia por los procesos de seguridad informáticos.

-Primero, ofreció las contraseñas de seguridad de su medio de comunicación (lo cual, en manos equivocadas, puede significar la suspensión del portal por tiempos indefinidos, además del bloqueo de las redes sociales y los email, o el robo de la data de los periodistas y sus fuentes).

-Luego puso su huella dactilar en un dispositivo para que el hacker pudiera asegurarse de que fuera él. Claramente se veía el logotipo de un organismo de seguridad estadounidense.

-Apoyó al hacker para cometer un obvio crimen informático… muy inocente. Eso fue desastroso. Ingresar códigos a través de pequeños dispositivos directamente en un súper vigilado centro de datos no es el estilo de los hackers de sombrero negro.

De verdad merecía ir a la cárcel.

2. Janine Skorsky tuvo una buena carrera como jefe de corresponsales de la Casa Blanca para el Washington Herald. Sin embargo, no defendió bien su terreno y acabó renunciando.

Como periodista de investigación, en la segunda temporada, me decepcionó. Se llena de miedo. El temor la inunda en cada línea del guion que interpreta. Como espectador esperas que descubra por su cuenta lo que te parece evidente (aquí la relación Underwood-Russo). Tiene buenas pistas que nunca informó a nadie, a pesar de las pruebas. Olvidó que tenía credibilidad justo en un medio en el que podía publicar libremente.

Sigue el temor, por ella y ahora por su madre. Incluso deja que la amenacen como si fuera una niña de 5 años, en un país orgulloso de su constitución y sus derechos. Increíble.

3. Tom Hammerschmidt

tom

Es seguro que para ti puede representar lo peor del periodismo. Es un editor renegado y la sombra de la propietaria de la compañía. Su comportamiento despectivo lo atornilló al cargo. Esto ocurre en la primera temporada. Recordemos que un periodista que busca el ego y la fama es una manzana podrida. Y él se enfrenta a la manzana podrida.

En la segunda parte de la serie se compromete a hacer un perfil sobre Goodwin, ya arrestado por el FBI.  Se muestra severo, desconfiado, aburrido del oficio, de las intrigas, del mismo poder.

4. Zoe Barnes es una periodista sin escrúpulos que se presenta como una reportera que no sabe lo que quiere. Así la reseñaron medios como The Guardian y el mismo Poynter. Sí, es completamente inestable. Primero quiere cubrir política, pero se aburre del ritmo. Su única fuente –con la que además se va a la cama–le ha dado un poco de popularidad, pero precisamente es una sola fuente, y la más peligrosa. Zoe no habla con nadie más debido al acuerdo que mantiene con Frank, lo cual, en la práctica, no es nada profesional.

zoe burns

Hacia el final de la primera temporada empieza a hacer lo correcto, a desconfiar de su fuente. Pero su ego es tan grande que la lleva a tropezar y tropezar. Comienza a encontrar información verídica y a hacer las preguntas incómodas que  todos querían. Sin embargo, no tomó precauciones ni medidas de seguridad.

Sin avisar a sus compañeros (claro ejemplo de que así no se trabaja en equipo) involucrados en el caso, decide reunirse con su fuente y  borrar los registros de sus contactos.  Muere de la manera más tonta en el primer capítulo.

5. La excepción a todo lo visto anteriormente es Ayla Sayyad, la periodista que reveló la historia que hizo renunciar al presidente de EE.UU. por lavado de dinero y tráfico de influencia. De hecho, tenía que ser la reportera perfecta porque de alguna manera la trama tenía que continuar con la dimisión del presidente de EE.UU, para que Frank Underwood, como vicepresidente, tomara finalmente el rol de Jefe de Estado.

season_2_chapter_23

Publicado por:

Periodista especializado en social media. Amante de los cómics y videojuegos. Colaborador de Clases de Periodismo. Estoy en las redes sociales como @Kevac11

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Google quiere reforzar Android para los negocios

El equipo de desarrollo de Android trabaja en características específicas del sistema orientado a los negocios. Google se ha propuesto destronar a BlackBerry como el líder en protección de datos, además de dejar de lado a Apple y Samsung.

26-03-14

Una herramienta para compartir contenidos con autodestrucción

La aplicación móvil Phantom ofrece una manera sencilla de publicar fotos y videos a blogs y redes sociales, como Facebook o Twitter, pero con una función de “autodestrucción” predeterminada como en Snapchat. Pero hay más.

02-08-14

Notas locales y cupones, principales razones para suscribirse a un diario

Un estudio de AdAge precisa que los lectores se suscriben a los diarios por dos razones: quieren leer notas locales y buscan cupones.

02-08-11

COMENTARIOS