Claves

El día que el mundo conoció a Edward Snowden

Por @cdperiodismo

Publicado el 12 de mayo del 2014

El galardonado periodista del diario británico The Guardian, Glenn Greenwald, narra en uno de los capítulos de su nuevo libro cómo fue el día en el que presentó al mundo al exagente de la CIA, quien acababa de filtrar cientos de documentos clasificados sobre las actividades de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA).

En el libro ‘No place to hide’ (Sin sitio para esconderse), que aparece mañana en el mercado, se cuenta la experiencia de Snowden y Greenwald, además de la realizadora de vídeo, Laura Poitras, sobre la primera entrevista que iban a grabar para el tabloide británico.

La entrevista se publicó, a las 19:27, del domingo 9 de junio de 2013. “Mi nombre es Ed Snowden. Tengo 29 años. Trabajo para Booz Allen Hamilton como analista de infraestructura de la NSA en Hawái”, dijo el informático.

EN PAZ

Greenwald una vez le preguntó acerca de cómo conseguía dormir tan bien, y Snowden respondió que era porque se sentía profundamente en paz con lo que había hecho. Incluso bromeó: “me temo que me quedan muy pocos días durmiendo sobre una confortable almohada”, decía en referencia a la posibilidad de ir a la cárcel.

La reacción mundial cuando se publicó la entrevista fue, según palabras de Greenwald, “más intensa que cualquier cosa que haya experimentado nunca como escritor”.

EL ESCAPE

El hotel en el que se alojaba Greenwald en Hong Kong, que era uno distinto al que acogía a Poitras y al propio Snowden, se llenó de periodistas que querían saber quién era el colega que había descubierto el rostro del mayor filtrador de la historia de los Estados Unidos. Greenwald ahora tenía que encargarse de la protección de Snowden, que desde el primer momento fue primordial, según las órdenes de su director, Alan Rusbridger.

Greenwald decidió dar una improvisada rueda de prensa ante aquel grupo de periodistas. Cuando terminó, el periodista de The Guardian pudo reunirse con sus abogados y trazar una estrategia para, en primer lugar, sacar a Snowden del hotel en el que se encontraba y trasladarle a un lugar seguro.

“Era consciente de que probablemente ya no volvería a verle nunca más. Al menos no como un hombre libre”, recordó.

La experiencia de Greenwald debe ser revisada por los periodistas y colegas en formación debido a que contiene una rica serie de elementos referentes a la protección de fuentes. Snowden es un caso excepcional ya que sigue en libertad y hasta fue nombrado nuevo rector estudiantil de la Universidad de Glasgow.

Greenwald contó hace poco que lo importante fue exponer este caso, simplemente, por ser de interés público. Para Edward Snowden, “la misión está ya cumplida”.

Con información de The Guardian.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Un periodista español que limpia baños para sobrevivir en Londres

Pese a las dificultades, los periodistas saben cómo salir adelante. Este es el caso de Benjamín Serra (25), un ciudadano español licenciado en Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas, y hasta tiene una maestría en Community Management, por si fuera poco. Pero su experiencia tiene un detalle más: Se encarga de la limpieza en baños en Londres, lo cual no lo avergüenza para nada.

30-09-13

Buen periodismo: Conoce a los ganadores de los premios La Buena Prensa

Más de 400 trabajos en papel y cerca de 50 digitales se presentaron en la III edición de los Premios La Buena Prensa, iniciativa del blog del mismo nombre que dirige Miguel Ángel Jimeno, profesor de Edición de Diarios y de Proyectos Periodísticos en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra.

07-04-14

Rusia: Periodista fue apuñalada en su propio medio por un desconocido

La periodista rusa Tatiana Felguengauer de la radio Eco en Moscú —crítica del Kremlin— fue apuñalada por un desconocido. Este sujeto ingresó a la redacción y la agredió.

23-10-17

COMENTARIOS