Claves

La historia detrás de la sesión de fotos a Snowden

Por @cdperiodismo

Publicado el 16 de agosto del 2014

La foto de Edward Snowden abrazando la bandera de Estados Unidos es impactante, al igual que la historia principal de la revista Wired. Muchos se preguntaron cómo logró Wired tremenda tapa y tremendo perfil.

Scott Dadich, editor de Wired, contó en un breve artículo algunos detalles. Dadich estaba en un hotel de Rusia a la espera de Snowden junto a Platon, uno de los fotógrafos más reconocidos y respetados del mundo. Patrick Witty, director de fotografía de la revista, también estaba en el lugar.

Dadich cuenta que dijo a sus amigos y compañeros de que viajaba a Parir por trabajo. No reveló que estaba tras los pasos de Snowden. Secreto total. Y siguiendo las recomendaciones hoy públicas del informante que reveló los abusos de la NSA, el periodista evitó smartphones, cruzó emails encriptados y celebró reuniones secretoas. Quienes han leído el libro de Glenn Greenwald “Snowden. Sin un lugar donde esconderse” saben perfectamente lo que hizo Greenwald para llegar hasta el filtrador y Dadich tomó en cuenta esas consideraciones.

Le tomó casi un año de trabajo y muchos meses de negociación lograr la cooperación de Snowden. A lo largo de 20 años de carrera, cuenta Dadich, ha tenido tensiones a la espera de estadistas, celebridades, héroes y más, pero ” nunca había sentido la presión de esta manera”.

The Most Wanted Man in the World: Edward Snowden in his own words from WIRED on Vimeo.

“A las 12:15 de la tarde, Snowden llamó a la puerta de nuestra suite”, cuenta.  Después de las presentaciones y algunas bromas, Platon le preguntó cómo le iba y Snowden, que se mostró a gusto, rompió el hielo para hablar de sus días, muy similares unos de otro; de política, de derecho constitucional, de la regulación gubernamental, de su vida privada, de la nostalgia.

Foto: Platon

Foto: Platon

Platon preguntó Snowden si podía  sentarse en una pequeña caja de madera que había utilizado con casi todos los líderes mundiales  incluyendo Vladimir Putin y Barack Obama. Platon se puso en cuclillas frente a Snowden, como suele hacer, “haciéndose pequeño y no amenazante”. Él explicó su proceso muy lentamente y le dijo a Snowden que revelara  sus sentimientos más íntimos frente a la cámara. El editor fue a la parte trasera de la habitación y tomó una foto del encuentro entre Platon y Snowden. Casi una hora.

Poco después, puso sobre la mesa algunos objetos que había comprado como una camiseta negra que decía seguridad y una bandera de Estados Unidos. Snowden gustó de la camiseta, le pareció gracioso, curioso usarla. Se fue al baño y se la puso.

Frente a la mesa, Platon le preguntó que haría con la bandera. Y Snowden la tomó delicadamente entre sus manos, la desdobló. Se sintió nervioso. Pensó que podía enfadar a la gente, pero dijo que significaba mucho para él, que amaba su país. Abrazó la bandera, cerca de su corazón. Hubo silencio. Platón lo miró y gritó. “¡No te mueveas”. Disparo tras disparo. Platon le pidió que mire el lente. La portada estaba lista.

Lee la historia de la portada aquí 

Más sobre Platon en su web

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Lectores de Facebook de un diario alemán eligieron el titular sobre la renuncia del papa

El titular “Gott sei Dank” fue elegido por los lectores de Facebook del diario. El “Gracias a Dios” fue lo que sus seguidores propusieron.

12-02-13

Portada de revista causa indignación en las redes sociales

Una portada de la revista Runway Perú está generando comentarios negativos en las redes sociales debido al tratamiento visual considerado como desafortunado ya que muestra a una modelo posando junto a una comunidad oriunda de la selva peruana.

26-03-14

The Guardian presenta video de la destrucción de archivos de Snowden

El Gobierno británico amenazó a The Guardian con realizar acciones legales contra la empresa, a menos que destruya o devuelva a las autoridades los documentos clasificados de Edward Snowden. El medio no entregó los datos.

01-02-14

COMENTARIOS