Claves

Atención, políticos: 5 razones para cuidarse de una periodista despechada

Por Milagros Olivera Noriega

Publicado el 21 de octubre del 2014

NOTA DEL EDITOR: Un periodista debe actuar con ética y sus decepciones amorosas no tendrían que influir en su labor profesional, incluso si resulta muy dañad@ en la relación. Creemos que revelar cosas del entorno íntimo es una falta grave a la ética y no hay excusas. El despecho no es amigo de la verdad.

El caso de la periodista y exprimera dama de Francia, Valérie Trierweiler, pone un tema sobre el tapete. ¿Qué tan cercanas deben ser las relaciones entre políticos y periodistas? Si bien hay extensos textos al respecto, la irracionalidad con la que suelen manejarse las emociones pueden ser nocivas.

Trierweiler fue traicionada por quien fuera su pareja por más de una década, el presidente de Francia Francois Hollande. Él tuvo una relación paralela por varios meses con la actriz Julie Gayet. Tras hacerse público el escándalo la periodista calló, pero hace poco ha publicado un revelador libro íntimo donde relata los pormenores de su relación con el mandatario. 

A propósito del triángulo Trierweiler, Hollande, Gayet, publicamos 5 razones por las que no debes jugar con los sentimientos de una periodista:

  1. Una periodista está obligada a no olvidar. Es importante para su carrera recordar nombres, fechas y datos que puedan servir para construir un reportaje o establecer conexiones que puedan alimentar un trabajo de investigación. Ella no olvidará -nunca- que le rompiste el corazón.
  2. Está acostumbrada a tomarse su tiempo. Una periodista dedicada a la investigación o a la crónica debe esperar el tiempo que sea necesario para que su trabajo adquiera sentido. Debe informarse, contrastar fuentes, etc. Es probable que su reacción ante tu traición no sea inmediata, pero se tomará su tiempo para maquinar su revancha. Algunas escriben libros, otras en blogs. Pocas se cruzan de brazos.
  3.  La traición duele el doble cuando eres periodista. Su formación se basa en la desconfianza. Debe estar en un permanente estado de alerta, por lo que no le es fácil confiar en el otro. Cuando eso sucede, lo último que espera es que esa persona le sea desleal (que no es lo mismo que infiel). 
  4. Los periodistas son obsesivos. Esta es una característica positiva a la hora de emprender un proyecto periodístico, pero será perjudicial si decides jugar con sus sentimientos. Por tu bien, no lo hagas.
  5. En medio de todo, son sensibles. Si en algún momento sentiste algo noble por ella, no le hagas daño. Mejor sé sincero. Una periodista que está expuesta a la información casi siempre violenta desarrolla una coraza que cada tanto se rompe y debe ser reconstruida. Lo mejor es que te apartes antes de herirla. A veces es suficiente con la sobrecarga que exige la sección de Policiales de un periódico para que a los crímenes cotidianos se sume tu mal amor.

La próxima vez, piénsalo dos veces.

Publicado por:

Feminista. Estudio Periodismo en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya. Fui editora de Cultura de Diario16.

Sígueme

Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

¿Los blogueros son periodistas?

La sanción de un juez de Oregon, en EEUU, a la blogguera Crystal Cox que señala que no puede escribir una noticia porque no es una verdadera periodista ha causado que muchos se pregunten ¿qué es ser un periodista? ¿Cuál es la línea imaginaria que separa a los blogueros de los periodistas?

12-12-11

Periodista colombiano recibió carta bomba

El periodista colombiano Juan David Betancur recibió el último miércoles en su vivienda de Antioquia una carta bomba. Afortunadamente, pudo detectar que en el sobre había elementos sospechosos, por lo que llamó a la Policía.

09-03-13

Periodista británico denuncia acoso por parte de las autoridades

“No todos los ciudadanos británicos disfrutan de los mismos derechos”, afirma Jamal Osman, periodista de Channel 4 News que llegó al Reino Unido en 1999 huyendo de la guerra civil en Somalia, su país natal.

26-05-14

COMENTARIOS