Proyectos

Descubre todo lo que Twitter representa para un periodista

Por Esther Vargas

Publicado el 25 de mayo del 2015

A Carmela Ríos hay que seguirla en Twitter por varias razones: es una periodista que puede enseñarte el valor de la red de microblogging cuando menos lo esperabas. Su cobertura del #15M la hizo merecedora del Premio Ortega y Gasset y desde entonces no ha dejado de mostrar que el rigor y la inmediatez pueden ir de la mano.

“Cómo el #15M cambió la información”, el libro de Carmela – responsable del área Nuevas Narrativas Periodísticas en Unidad Editorial de El Mundo– es una lectura imprescindible para todos los periodistas que pretenden aprender buenas prácticas en esta red y a la vez confirmar el poder de Twitter.

Muchos periodistas en el mundo seguimos tu cobertura del #15M, la cual fue galardonada con el Premio Ortega y Gasset. ¿Cómo te animaste a informar desde Twitter? No pocos periodistas que se consideran tradicionales dicen que se les hace imposible cubrir un hecho y al mismo tiempo tuitear.

–En realidad no tuve que animarme mucho porque cuando se produjo la manifestación del 15 de mayo, que alumbró la acampada posterior y el movimiento civil, yo ya utilizaba Twitter para realizar narrativas en directo. El aprendizaje había empezado cinco meses cuando cerró CNN+, la cadena para la que trabajaba. El cierre de la cadena fue mi primera historia tuiteada y la mejor ocasión para una toma de conciencia de las infinitas posibilidades que Twitter ofrece a un periodista. Respecto a la dificultad de alternar el trabajo en Twitter con otra tarea durante una cobertura, es cierto que no siempre es sencillo. Personalmente me compensa el esfuerzo e intento organizarme para poder hacerlo todo a la vez; me ayuda mucho trabajar en una planificación previa.

SI BEBES, NO TUITEES

SI DUDAS, NO TUITEES

Entre los periodistas hay dos bandos: los que aman Twitter y los que odian esta red. ¿Qué le dirías a los segundos?

–A los segundos les dirían que renunciar a Twitter (y otras redes sociales) supone renunciar a una imponente herramienta para recibir y difundir información y también a comprender cómo se construyen los hábitos de consumo de información de las generaciones más jóvenes.

Libro Como el #15M

¿Cómo definirías Twitter? Para algunos es un medio de información y para otros una sala de redacción donde muchos periodistas cruzan datos y discuten.

–Twitter es o puede ser muchas cosas: un medio de comunicación, un foro de diálogo permanente con tus lectores, espectadores o seguidores, la cuna del primer contacto con una posible fuente, un buscador, una herramienta de recopilación de datos y fuentes y, sobre todo, una plataforma escuchar y conversar con personas de todo el mundo.

¿Cómo es la cercanía con la audiencia a partir de Twitter?

–Twitter, como otras plataformas, derriba todas las fronteras y hace que todos nos sintamos más cerca y conectados permanentemente. Puedes estar en la playa de Cádiz preguntando algo a un periodista francés que se encuentra en mitad del desierto en Irak y obtener una respuesta al momento. La interacción es el ADN de Twitter, es una de sus mayores riquezas.

Tu primer tuit sobre el cierre de CNN+ fue el comienzo de toda esta aventura. Tenías 45 seguidores. ¿Cuál fue el impacto?

–Aquel momento supuso un punto de inflexión en mi vida profesional. Al lanzar el tuit fui consciente, por primera vez, de que había mucha gente escuchando al otro lado, comprendí que si eres periodista y cuentas algo de interés, existía una audiencia en aquella plataforma. El impacto fue notable porque nadie había dado la noticia antes que yo, aunque yo no lo sabía: algunos medios retuitearon mi noticia que acabó saltando a las ediciones digitales.

Señalas que un periodista es un minimedio a partir de dos errores que humildemente compartes en el libro. ¿Qué recomendaciones darías a los periodistas para usar esta red social?

–No hay que olvidar nunca que un periodista en Twitter puede jugarse su capital de credibilidad en cuestión de minutos. Se trata de hacer periodismo aplicando los mismos criterios, las mismas reglas que lo hacemos cuando nos enfrentamos a un directo de radio o televisión o a una larga crónica en un suplemento. Hay que tener respeto a un tuit tanto como un toro Miura cuando eres periodista. Y si me permites, dos consejos: si bebes, no tuitees y si dudas, no tuitees.

La narrativa de Twitter es más de 140 caracteres. Tú supiste aprovechar el poder visual de la red. Las fotos, como los videos, son claves para construir una narrativa nueva. ¿Te adaptaste pronto a esta manera de contar historias?

–El relato gráfico es indispensable cuando se trata de informar en las redes sociales. Yo tengo un ojo educado en la imagen después de una larga experiencia trabajando en cadenas de televisión y siempre me ha gustado hacer fotografías (con el teléfono móvil). No supuso un gran esfuerzo adaptarme, más bien era la forma natural de hacerlas.

Consideras que los medios en su mayoría aprecian que un periodista sea una marca en Twitter. Tú planteas la pregunta, y si bien depende de cada medio, ¿qué sería lo más óptimo?

–Un periodista que controla Twitter porque sabe usarlo para contar, hablar o promocionar es, sin duda, un gran activo para un medio. Lo deseable es que un medio no se sienta amenazado por la actividad de su periodista sino más bien que la sepa aprovechar para reforzar sus propia estrategia en redes sociales.

Las narrativas del periodismo móvil no sustituyen ni amenazan a otros contenidos sino que los complementan, indicas en tu libro. ¿Cómo se los haces entender a los dinosaurios del periodismo?

–Creo que la realidad y el paso del tiempo ayudará en este sentido. Cuando los periodistas reticentes vean que cada vez más medios y periodistas son capaces de contar bien las cosas con un teléfono móvil en la mano, los dinosaurios volverán a sus cuevas.

Planteas reorganizar la redacción en función de las necesidades y del grado de competencia de sus periodistas. ¿Esto es un no al periodista orquesta, polivante, multitasking?

–Yo soy solo un elemento más de la redacción de El Mundo con un cometido muy claro: acompañar a los periodistas en este proceso de aprendizaje de herramientas y tecnologías e impulsar nuevas estrategias que combinen el trabajo de departamento que, hasta ahora, funcionaban de forma autónoma. Personalmente no creo en el periodista orquesta sino en periodistas que se sienten más cómodos en unos soportes o lenguajes pero que están abierto a probar nuevas herramientas para incorporarlas a sus rutinas de trabajo.

Y pensar que la gran cobertura del 15 M la hiciste con un BlackBerry, ¿qué dispositivo usas ahora?

–Ahora tengo un iPhone 6 y un iPad. Las ópticas son estupenda y realzan todo el apoyo gráfico de las coberturas.

 

Esta entrevista se incluye en el libro “Buenas prácticas en redes sociales para periodistas y medios” que puedes descargar aquí 

 

El libro de Carmela Ríos lo encuentras en Amazon

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Madre de periodista liberado: “Mi corazón está con las otras familias que están sufriendo”

Curtis fue puesto en libertad por al-Nusra frontal, un grupo extremista suní.

27-08-14

5 alternativas para que los periodistas publiquen material digital

Es importante para un periodista producir publicaciones, tanto en físico como en digital. Laura Hazard Owen de PaidContent propone 6 plataformas que tratan de hacer de la publicación de escritos periodísticos en Internet, una actividad más sencilla.

01-07-13

Descarga ebook sobre el periodismo ciudadano en la era digital

La figura del periodismo ciudadano ya no pasa desapercibida. La fundación Telefónica publicó el ebook Periodismo Ciudadano, evolución positiva de la comunicación.

27-02-12

COMENTARIOS