Claves

Carmen Aristegui: “El periodismo no está muriendo”

Por Esther Vargas

Publicado el 30 de septiembre del 2015

“Si tuviera la oportunidad de tener otra vida yo sería periodista otra vez porque es una profesión fantástica. Me entusiasma muchísimo y, la verdad, no sé si podría ser otra cosa”, dice Carmen Aristegui, y suelta una sonora risa. Cuando dejo de grabar, ella me lo repite con una gran sonrisa: “Creo que no sé hacer otra cosa”.

Carmen Aristegui 2

Por la mañana, estaba concentrada en su smartphone. A la hora del desayuno leía El Colombiano con atención. Y el día anterior, al lado del café tenía El Tiempo. Silenciosa, Carmen Aristegui permaneció los dos primeros días en Medellín saludando a los colegas de todas partes del mundo que le expresaron su admiración. Concedió entrevistas y habló de la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto, la investigación que la trajo a Colombia junto a su equipo de periodistas como finalistas del premio Gabriel García Márquez en la categoría Cobertura.

Los reporteros Rafael Cabrera, Daniel Lizárraga, Irving Huerta y Sebastián Barragán la acompañan en Medellín. 

Aristegui tiene fans, y entre ellos no pocos son periodistas, jóvenes y ya con experiencia. Sencilla, acepta tomarse fotos (sí, algunos selfies) y te saluda con afecto llamándote siempre por tu nombre. La mañana de hoy, durante el coloquio sobre Periodismo y Corrupción (audio), la voz de esta mexicana se hizo enorme. Anunció, con el tono enérgico que le conocemos en la radio o en la televisión, que denunciaría al Estado mexicano por denegación de justicia.

Aristegui

¿Qué esperas de esta demanda que llevarás ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos? 

–Yo espero fundamentalmente que ayude a debatir en México y en otros lugares la importancia de la libertad de expresión. Esta demanda debe ayudar a discutir civilizadamente el tema de nuestras libertades, y cómo pueden afectar nuestras libertades las conductas de concesionarios de medios electrónicos como es el caso nuestro. La prensa mexicana tiene claroscuros. Hay una prensa vigorosa, de gran nivel, periodistas de primer nivel, y otra parte del sistema comunicacional que está enganchado en un sistema duopólico. Hay contrastes todo el tiempo. En los últimos años, México ha desarrollado trabajos de gran importancia en la prensa escrita, en algunas radios… La televisión necesita dar un vuelco para ser ese gran motor que necesita México para que investigación periodística y libertad de expresión abonen a una vida democrática.

No olvidemos Internet…

–Internet es, sin duda, una poderosa arma, y debe ser aliada para la batalla de la sociedad por sus derechos y libertades.

Esta mañana señalaste que en México, y en otros países, hay empresarios que toman decisiones como si fueran autoridades. ¿Es eso lo que pasó en el caso MVS?

-Lo planteo en el término jurídico. El recurso de amparo plantea que esos empresarios actuaron como autoridad y yo tengo derecho a ampararme contra sus acciones. Dado que el Estado les otorga esa concesion y les transfiere la responsabilidad de operar el espectro que es de todos, esos empresarios deben actuar a la letra de la ley. El Estado le prestó esa concesión para hacer un negocio de comunicación, pero no se los regaló, se los prestó. Y están obligados a cumplir al pie de la letra con las leyes, entre ellas la libertad de prensa. Cuando nos sacan del aire y nos censuran actúan a nombre del Estado y esa acción del empresario es de autoridad. Por eso planteamos un juicio de amparo.

El panorama de la prensa mexicana es trágico: existen zonas de silencio, amenazas, asesinatos y censuras sin ninguna vergüenza. 

–De altos y bajos. Tenemos espacios en redes sociales e internet, donde se puede hacer periodismo y escenarios de violencia terribles con periodistas asesinados. Hay regiones de México donde informar puede costarte la vida, donde buscar y decir la verdad es un riesgo. Así está México, así está su libertad de expresión.

Carmen Aristegui 1

¿Carmen Aristegui nunca tiene miedo?

-Yo digo que al miedo hay que tenerle respeto. Es una parte consustancial al ser humano. Tener miedo te  permite tomar precauciones. Pero el miedo no te puede inmovilizar. El miedo no te puede dominar como periodista. La intuición te debe ayudar a reforzar tus conductas. Si vas a dar un paso en una investigación periodística debes ir con cuidado para que la reacción no vaya en contra de la calidad de tu trabajo, de tu vida propia. Al miedo hay que tenerle respeto.

Esta pelea legal con MVS y esta batalla contra la censura en México deben ser procesos desgastantes. Sin embargo, tienes una energía y una sonrisa que transmite deseos de no rendirte. ¿Cómo llevas toda esta situación que además ahora llegará a tribunales internacionales?

-Bueno, ha sido desgastante y a la vez estimulante. La reacción de la gente ha sido increíble, una parte de la audiencia decidió ir por su propio pie a denunciar.  Hubo 3500 recursos de amparo, de gente de la audiencia. Todo ello es estimulante y te empuja a seguir adelante. Desde luego, hay un desgaste de recursos, de tiempo, hasta de ánimo. Pero en el balance es una batalla que hay que dar, y estoy decidida a no detenerme. Los periodistas estamos llamados a hacer periodismo y a defendernos cuando se nos atropella.

REIVINDICAR LA PROFESIÓN

Mientras tu defiendes el periodismo, otros anuncian la muerte del periodismo

-Eso no ocurrirá. Pueden haberse acabado y, eso no es tan cierto, las plataformas tradicionales donde ponemos el periodismo. Pero el nombre del juego seguirá siendo el contenido periodístico. No importa si lo pones en un tuit o en Facebook. La sociedad desde siempre y para siempre necesita comunicación, y necesita la tarea periodística que es contar lo que importa.

¿Qué consejos darías a los periodistas jóvenes que a veces creen que este oficio ya no tiene futuro? 

–Que no se crean el cuento de que el periodismo está en artículo mortis. El periodismo no está muriendo. Los periodistas jóvenes deben reivindicar la tarea del periodista. Se dice que cualquiera puede ser periodista, y yo digo, claro que cualquiera, pero leamos las redes sociales y veremos que hay información que parece noticia y no lo es.  Hay que dar una noticia que ha sido verificada, corroborada, hay que demostrarle al público que si le decimos algo es porque ya hicimos el trabajo de corroborarlo.  La gente tiene que diferenciar entre lo que viene con rigor y lo que normal e informalmente se conversa. No todo lo que se publica es noticia. Como periodistas y estudiantes de periodismo hay que reivindicar esta profesión, y pensar que si ponemos nuestra firma es porque hemos verificado el contenido y lo hemos elaborado con razonamiento ético.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Este proyecto de ley en New Jersey podría fortalecer el periodismo local

Un proyecto de ley para fortalecer y apoyar el periodismo local en New Jersey, Estados Unidos, se presentó el jueves pasado y se debe tener en cuenta.

04-06-17

Perú: Premio Salwan busca interés del periodismo en los pueblos indígenas

La tercera edición del Premio Salwan ya se puso en marcha para buscar el mejor reportaje sobre los pueblos indígenas amazónicos de Perú. El objetivo de este evento es lograr que el periodismo en el territorio incremente su interés y conocimiento sobre la Amazonía y su población.

28-09-13

Directora de Le Huffington Post: ‘Los periódicos aportan lo que Internet no sabe hacer’

Anne Sinclair, directora de la versión francesa de The Huffington Post, considera que los periódicos no desaparecerán ya que lo esencial del periodismo, que es “elegir entre lo importante y lo accesorio, entre el rumor y la noticia” permanecerá.

08-02-12

COMENTARIOS