Claves

Alma Delia Fuentes y las claves para pasar de reportero a jefe de redacción o editor

Por Esther Vargas

Publicado el 30 de octubre del 2015

Alma Delia Fuentes tiene más de 20 años de experiencia. Su voz es autorizada. Respira periodismo, sabe de periodismo y la buena noticia es que ofrecerá un taller en Ciudad de México para compartir lo que aprendió en medios como MásporMás, donde fue  directora editorial  Se desempeñó como deputy editor de CNNMéxico.com y ha trabajado en Reforma, El Universal, Univisión, El Independiente y Centro.

Dirigir un equipo editorial no es una tarea sencilla. Ser jefe es un reto y no pocos prefieren quedarse en su sitio antes que medir sus capacidades. Las escuelas de periodismo no forman jefes. Estamos claros que forman reporteros. La experiencia hace editores y jefes (al menos, casi siempre y me refiero a los buenos).  “Gestión (eficiente) de proyectos editoriales” es una propuesta interesante de Taller Arteluz para compartir experiencias, aprendizajes y técnicas de sobrevivencia en las organizaciones de noticias.

¿Qué características debería tener un buen jefe de redacción?

-Un buen jefe de redacción puede tener diversas características, de acuerdo a su formación, experiencia y estilo, incluso de acuerdo a la organización en la que trabaje. Hay dos que considero indispensables: generosidad y organización. La generosidad implican ganas de compartir conocimiento, de orientar y trazar límites y canchas de apoyo para su equipo. La organización es tener capacidad no sólo para convocar a junta o exigir resultados, sino (en primer lugar) auto organizarse para poder gestionar al equipo, delegar y adecuar las condiciones de trabajo. Es importante saber llevar cronogramas, tener claridad en los procesos y estar dispuesto a hacer tareas administrativas, que no son un castigo, sino una parte de sus responsabilidades para facilitar el trabajo de su equipo y el suyo propio.

Para liderar un equipo es importante reconocer y propiciar el talento, así como impulsar la creatividad, y el rigor. ¿Qué se necesita hoy para manejar redacciones en las que cada vez hay más millenial?

-Creo que se necesita tener ganas de vivir, de tener una vida personal rica, que permite un mejor desempeño en el trabajo.  Una de las características que todos los analistas y estudios reconocen en la generación millenial es que priorizan su vida personal sobre el escalafón profesional. Están menos interesados en ser ejecutivos de una empresa y más interesados en conseguir facilidades y buenas condiciones al trabajar. Buscan que el trabajo no absorba su vida y eso me parece estupendo, deberíamos aprenderles algo. Me parece que si hacemos del trabajo un espacio en el que efectivamente se trabaje por un producto o un servicio eficiente (y no por interminables horas en una redacción esperando “algo”), haremos redacciones mucho más atractivas, pero sobre todo creativas, para legar a los millenials. Tenemos que aprender a explicar (y ejecutar nosotros mismos) los beneficios de un trabajo eficiente y claro, con resultados específicos, y después, ¡vivir!

¿Cuál es la importancia de la agenda propia? Hay medios, en papel y web, que mantienen contenido idéntico.

-¿Es necesario aclararlo? Revisemos a los medios que han tenido éxito en los últimos 5 años, ¿alguno fue parte de la ola del copy+paste?

Prensa

MÁS ALLÁ DE SER UN REPORTERO

En una de las sesiones abordarás el tema de gestión, es decir, cómo funciona una empresa editorial. A veces los periodistas no quieren tomar las riendas. ¿Qué recomendaciones darías a los profesionales que llegan a este momento de su carrera?

-Justo por eso pensé en este curso, porque es habitual que el periodista que crece en el directorio sea reacio a reconocer que su trabajo ha cambiado. Sobre todo en los primeros años al frente de equipos, el periodista (por modestia, por miedo, por ego o por alguna otra razón) se ‘desconoce’ públicamente como cabeza de proyecto “Yo soy un reportero más” “es por suerte que estoy aquí”, “a mí no me gusta esto de ser jefe”. Hay que entender y aceptar que los ascensos implican adquirir una posición para gestionar y administrar, y hay que llevar presupuestos, horarios, juntas y kpi’s. La medida de su gestión será los resultados de su equipo, no en cifras, sino en desempeño: las condiciones en las que un equipo trabaja está directamente vinculada a sus resultados. Me parece que lo importante es entender por qué quiere alguien crecer en jerarquía, y las tareas que esto implica, y por supuesto, hacerlo con la misma pasión que el cargo anterior, para que las personas a su mando puedan trabajar de la mejor forma y crecer también.

¿A quiénes consideras tóxicos en una redacción?

-Ja, ja, ja…Hay muchos tipos de toxicidades y justo de ellas vamos hablar en el taller. Lo más interesante es cuando tú, como mando, te conviertes en un elemento tóxico o alimentas la toxicidad en tus equipos, sin saber que lo haces.

¿El periodismo está muriendo?

-Los humanos estamos muriendo y moviendo constantemente, eso nos permitió llegar hasta aquí en materia científica, tecnológica e incluso social. Llevo 20 años oyendo que el periodismo está muriendo y no sé si los que me precedieron escucharon lo mismo, seguro que sí. El periodismo es un reflejo de la sociedad y la sociedad está en constante transformación. ¿Están muriendo los modelos que conocimos? Sí. Creo que ya están muertos, son muertos vivientes -en esta época de zombies, no es gratuito ver que insisten en caminar-. Y caminan y se mueven sobre todo porque quienes detentan el poder -sean empresarios, jefes e incluso los mismos reporteros o redactores-, se aferran a un estatus quo. Quieren mantener esa manera de hacer las cosas, de hacer periodismo, de informar, pero ese status quo sido rebasado, principalmente creo en dos vertientes. Una con iniciativas muy pequeñas de periodistas muy entusiastas que ven las cosas de otra manera y se atreven a hacerlo. Ven la información y la manera de contarla con la perspectiva propia de su tiempo, de lo que ocurre e interesa a la gente ahora, y no es una cuestión de edades, sino de cómo nos plantamos frente al mundo para observarlo y transmitirlo en historias. Respecto a las iniciativas de periodistas jóvenes (de edad), lo que me preocupa es que su entusiasmo rebase su rigor. El entusiasmo, la buena voluntad, la sed de medios frescos no suple en ningún caso la necesidad de rigurosidad periodística. La buena voluntad para contar las injusticias no suple el dato para sustentarlas. La segunda vertiente es la de los no periodistas que informan, que se hacen estrellas de YouTube o que lanzan portales exitosos y que viven básicamente de depredar al muerto, de depredar al periodismo. Pero como no tienen la formación ni los conocimientos del periodismo, reproducen ad nauseam notas mal reporteadas, mal escritas, sin sustento, con datos equivocados. ¡Y no saben que lo hacen! Asumen que porque salió publicado en un “periódico” ya alguien hizo la tarea de verificar, pero en realidad, están comiendo zombie. No verifican porque no saben cómo hacerlo, ni saben cómo obtener una fotografía sin violar derechos de autor, o planear una cobertura. Pero tienen el instinto y el carisma, y encontraron la necesidad: informar con cercanía, con un tono amable, con humor. En algún momento necesitan frenar y mostrar que pueden hacer periodismo, y así ha sucedido. Ahí tenemos a Vice, al Hufftigton Post o a Buzzfeed como grandes ejemplos de los poquísimos medios que ahora están haciendo periodismo, y quieren hacerlo bien. ¿Y qué hacemos los “periodistas serios”? Nos sentamos en conferencias a discutir y ponerlos de ejemplo de lo bien o de lo mal que lo hacen (¿alguien recuerda cómo se descalificaba al HP porque no lo hacían periodistas y eran puros blogs?). Me preocupa que nosotros, los “periodistas serios”, en lugar de observar qué han hecho para que la sociedad los haga referente y aprender de ellos, nos hemos dedicado a criticarlos y no ha montarnos en esta sinergia para tener un mejor y mayor acercamiento con los consumidores de noticias.

estudiantes periodismo
¿Cuál sería el perfil ideal de un periodista?

El perfil ideal de un periodista creo que es el perfil ideal de siempre (remítase a las características que ya ha dado Javier Darío Restrepo), sólo añadiría “acorde a su tiempo”. Una persona profesional comprometida que tenga claro qué quiere hacer y por qué lo quiere hacer, considerando las necesidades de su audiencia (cualquiera que sea). Porque sucede con frecuencia que queremos ser periodistas porque nos gusta “contar historias”, y olvidamos que es una profesión de servicio público, debemos contar historias para que la gente se informe, porque es un derecho ciudadano, porque la información ayuda a tomar decisiones (desde las más banales, como los zapatos, hasta las más complejas discusiones jurídicas o electorales)
No importa el formato: puede ser un gran reportaje narrativo, un post en fb, una entrevista o un meme, lo que importa es la conciencia de que brindamos un servicio y debemos hacerlo con rigurosidad.
Quien quiera contar historias por el puro placer, siempre puede abrir un blog.

LOS MEMES Y EL PERIODISMO

¿Los estudiantes de periodismo dan la talla para las necesidades del mercado laboral?

-Cualquiera que quiera hacerlo puede hacerlo y lo hará, mientras no olvide que las ganas no suplen la preparación, el trabajo, la observación, el aprendizaje. Para eso son los “buenos jefes” y los profesores, para ayudarles a dar forma a su entusiasmo, y no para matarlos del aburrimiento con tareas propias de la era del fax, o para mandarles a hacer tuits “porque tú si le entiendes”. El tema no son las herramientas tecnológicas, el quid es cómo las usamos con un sentido periodístico.

¿Qué opinión te merece este periodismo invadido de memes?

-Creo que esta pregunta ya la respondí un poco más arriba: no me molestan los memes; de hecho, el meme se me hace un gran recurso informativo. Si nos esforzáramos un poquito en trabajar los temas, en pensar cómo presentar historias, los datos, la información, sabríamos que son un gran recurso. Lo que me encantaría es que ver que los “editores de memes”, en lugar de compilar los memes del día, que hicieron anónimos que no son periodistas, se plantearán cómo presentar información en un buen meme, sin perder rigurosidad, sin perder reporteo y un tomando un recurso de nuestro tiempo para dar un servicio al usuario

Finalmente, ¿por qué seguir apostando por el periodismo?

-Por qué es necesario como servicio. Sin periodistas ¿cómo se entera la gente de lo que ocurre? Puede entrar a la página del gobierno en turno, pero será una información parcial, ESO es justamente la curaduría de la información (Podemos llamarle selección, curaduría, es igual), lo importante es la función que ejerce el periodista. Pero si tenemos a periodistas que van a la conferencia del funcionario y no investigan o verifican sus dichos o los complementan y contextualizan, ¿qué aportación hizo el periodista? ¿Para qué sirve entonces? Porque cuando veo notas hechas por sitios web exitosísimos donde no hay periodistas, lo que veo es falta de rigurosidad, repetición de ideas, incapacidad para contar, pero ellos pueden decir que no saben cómo hacerlo, nadie les explicó qué es un género periodístico, pero ¿los que sí sabemos? Apostar por el periodismo forzosamente debe implicar prepararse, no sólo aprendiendo herramientas técnicas (excelente que todos hagamos data journalism, o mapeos o fabulosas crónicas), pero ¿dónde está el pegamento que une esos conocimientos técnicos? Para mí, tiene que estar en las competencias de quienes orientan proyectos, en la capacidad de organizarnos y dirigirnos con un rumbo claro. Eso es lo que buscamos con este taller.

Más información sobre el taller aquí 

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Gobierno venezolano impide entrada de periodista de Caracol Radio, NPR, WSJ y Le Monde

El régimen de Nicolás Maduro quiere que la prensa extranjera no informe sobre la manifestación convocada para mañana por la oposición en Caracas. El periodista de Caracol Radio César Moreno relató que se le impidió la entrada a Venezuela junto a los reporteros de NPR, Wall Street Journal y Le Monde. Moreno aseguró que después de dos […]

31-08-16

4 sugerencias para utilizar contenido generado por usuarios

Las redes sociales se han vuelto ventanas de difusión de contenido. Y los usuarios no solo consumen noticias, también producen información que podría ser noticiosa.

18-11-14

Video registra cómo incendiaron periódico en México con 20 periodistas en su interior

La cámara de seguridad grabó el ataque al periódico mexicano El Buen Tono, el cual intentaron quemarlo con veinte periodistas en su interior.

16-02-12

COMENTARIOS