Claves

Morir en México: Los periodistas caídos

Por Katheryn Hernández Olvera

Publicado el 16 de diciembre del 2015

Con paso firme se pasea hoy la injusticia.
Los opresores se disponen a dominar otros diez mil años más.
La violencia garantiza: «Todo seguirá igual.»
No se oye otra voz que la de los dominadores

Bertolt Brecht

Cámaras y grabadoras se han apagado. Amigos, familiares y colegas los despidieron. Y algunas primeras planas han dado a conocer que ya no están. Ya son muchos los casos, y muy pocas las sanciones…

Periodistas pegados al bolígrafo. Periodistas adictos al café, al alcohol, al tabaco, y a la noche. Periodistas en busca de la verdad. Periodistas en contactos directos con la realidad.  Periodistas que se interrogan lo obvio. Ellos han sido criticados por su trabajo, han sufrido de cuestionamientos, amenazas, sobornos, secuestros y asesinatos…

Desafortunadamente, México es el país con más homicidios de periodistas en el continente americano. Ellos se detuvieron a mirar en la propia ciudad mujeres golpeadas, seres muriendo de hambre,  gobierno corruptos, matanzas inexplicables, marchas y protestas estudiantiles; generaban noticias crudas, querían que sus textos no fueran efímeros, deseaban que sus palabras no se convirtieran en letra muerta.

Sin embargo, del año 2000 a la fecha hay registrados “107 homicidios de comunicadores; 20 desaparecidos de 2005 a 2015; 48 atentados contra instalaciones de medios de comunicación, de 2006 al presente año, y un total de 506 quejas, en el periodo de 2010 a 2015″ indicó el titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez. 

Mientras que aproximadamente otros 250 periodistas se encuentran refugiados en Estados Unidos, pues fueron amenazados, secuestrados, o han sido víctimas de atentados en su país natal, explicó la cadena estadounidense Telemundo. 

No hay duda que la violencia nació desde que existe el humano, consecuencias que se ven reflejadas en el entramado social. Sus origines se han investigado e interpretado, mas no se ha podido erradicar de las relaciones interpersonales. La violencia no sólo se vive, se siente, se respira, lastima.

La violencia se ejerce cuando se quiere demostrar poder e implica la existencia de dos entes, uno “arriba” y otro “abajo”, ya sea real o simbólico. En ese sentido, uno aplica la violencia necesaria para eliminar los obstáculos que se coloquen en su camino. Así, los periodistas han sido colocados en los de “abajo” y como consecuencia lógica, los han desaparecido si sus redacciones interrogan o perjudican a los de “arriba”.

De los 107 periodistas asesinados, 14 asesinatos ocurrieron en el Estado de Veracruz, donde practicar su profesión es sinónimo de valentía o ¿riesgo? … Del total, “10 presentan huellas de tortura, cinco fueron desmembrados o decapitados, seis de los asesinatos fueron homicidios múltiples y al menos tres de ellos denunciaron amenazas de un servidor público antes de su muerte”, explicó Univisión.

Los periodistas caídos intentaron mostrar como es la vida de los oprimidos y en algunas ocasiones también exhibían la de los opresores; prometieron regresar a sus casas, se comprometieron con su oficio, lucharon por causas sociales y denunciaron casos que no consideraron correctos.

Hay quienes quisieran erradicar la violencia y sus lastimosas consecuencias, mas habría que repensar estas sentencias. La violencia es inherente a la esencia humana, necesaria en cualquier tipo de relaciones interpersonales; entonces el problema no es la violencia como tal, como concepto, el verdadero conflicto tal vez sea, las dimensiones que ha alcanzado, que la nota no sea la violencia por sí misma, sino la generada en contra de quienes tienen el deber de cubrirla.

Publicado por:

Estudiante de Ciencias de la Comunicación con especialización en Comunicación Política en la Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

México: Amenazan a periodista de la revista Proceso

No acaban las amenazas para la prensa. Álvaro Delgado, periodista de Proceso, recibió una decena de mensajes con amenazas de muerte desde distintas cuentas anónimas en Twitter.

10-02-16

Samsung Galaxy SIII, un smartphone ideal para los periodistas

Actualmente el smartphone se ha convertido en la herramienta de trabajo de todo periodista. Por ello, es importante encontrar el adecuado para nuestras coberturas. Una buena opción es el Galaxy SIII, un equipo presentado en junio pasado por Samsung.

27-09-12

“Los (periodistas) críticos no son criminales”

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) lanzó “Los críticos no son criminales”, una campaña contra la criminalización de las expresiones.

07-06-12

COMENTARIOS