Claves

Los periodistas y la necesidad de opinar

Por @cdperiodismo

Publicado el 20 de enero del 2016

Por Luis Hernando Chacón Santa (*)

En columnas de opinión escritas en otros medios, he tenido la desagradable experiencia de encontrar comentarios en los cuales diversos lectores expresan sus inconformismos ante mis formas de pensar y opinar, pues sustentan que no hay objetividad siendo yo periodista.

No puedo negar que de alguna manera me llena de cólera leer ese tipo de mensajes y me hace reflexionar acerca del imaginario erróneo que existe en la sociedad con respecto a los comunicadores.

Si bien a la hora de crear noticias, reportajes, documentales e incluso crónicas, la objetividad por ley debe estar tres pasos adelante, para las columnas es un caso totalmente aparte. Cuando un periodista escribe una columna de opinión se aleja de manera validad a las exigencias que conllevan los géneros periodísticos nombrados, no tiene que seguir leyes o buscar la aceptación de su escrito, más bien está en la obligación de mostrar su punto de vista, ya que conoce de manera profunda los diferentes hechos sobres los que escribe.

Plasmar de forma argumentada sus pensamientos no lo convierte en mediocre, más bien su imagen profesional va creciendo, pues es visto como aquel periodista que es capaz de desarrollar y comunicar una noticia con transparencia y al pie de la realidad, sin embargo, en otro espacio o momento promulgar lo que piensa al respecto.

Por lo que he visto son muy pocas personas que pueden comprender que al ser periodista, no se nos es hurtado el pensamiento crítico, por el contrario se nos activa gradualmente según nuestro crecimiento en el ámbito profesional y nos ayuda de manera directa a prever sucesos futuros, pues aunque en esta profesión cada hecho es divergente, en cierta cantidad de ocasiones nos enfrentamos a  situaciones parecidas que nos ayudan a informar de forma más eficaz.

La columna de opinión para los periodistas significa mucho más que para un politólogo, un filósofo o abogado, pues estos oficios tienen más libertad a la hora de expresar sus pensamientos u opiniones, en cambio, para nosotros es en ese nicho convertido en hoja electrónica donde podemos cubrirnos, escribir y comentar hasta que nos harte.

Para nosotros es tan importante contar lo que opinamos como lo que informamos, pues es la herramienta para desahogar lo que generalmente hemos presenciado. Para muchos colegas el escribir desde sus perspectivas y sin importar qué opina el resto, funciona como propulsor para llenar a cabalidad sus niveles de ética.

Cabe aclarar que este tipo de comentarios son recibidos principalmente a los nuevos periodistas o jóvenes que nos encontramos en proceso formativo y por múltiples razones absurdas somos etiquetados y señalados. Para los periodistas éticos que informamos y a la vez opinamos nunca ha sido y tampoco será de nuestro interés mezclar los dos roles, pues de manera directa conocemos la diferencia entre ser críticos e informantes.

Para finalizar, los comunicadores – periodistas, somos informantes, mediadores, críticos, estrategas y hasta filósofos.

(*) Periodista colombiano (Medellín) 

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Irán: Tribunal cierra diario que criticó ley del ‘ojo por ojo’

Un análisis de The Guardian da cuenta de que la presencia de Aseman en el país fue recibida con entusiasmo. Pero su efímera existencia pone en duda las posibilidades de desarrollar un periodismo independiente.

22-02-14

10 consejos que debes leer antes de abrir tu página de Facebook

Una página de Facebook es esencial para cualquier compañía. Los medios se acercan a su audiencia utilizando esta red social. One Forty compartió algunas recomendaciones para mejorar el uso de la página de Facebook.

17-06-11

Nepal: Cuando la redacción se muda a la sala de estar

Kunda Dixit, editor de un periódico de Nepal, sigue informando tras el terremoto, pero ya no elabora el diario en su tradicional redacción.

02-05-15

COMENTARIOS