Claves

La Navaja Suiza del Reportero y las claves para el periodismo de datos

Por Esther Vargas

Publicado el 03 de mayo del 2016

Un manual imprescindible para estos tiempos de cambio en el periodismo. David Hidalgo, director periodístico de Ojo Público, y Fabiola Torres,  editora de la unidad de análisis de datos, son los autores de “La navaja suiza del reportero. Herramientas de investigación en la era de los datos masivos”, el cual será presentado el jueves en la librería El Virrey de Miraflores (Bolognesi 510).

Se trata de un manual para periodistas de investigación que nos muestra la evolución de las experiencias internacionales de periodismo con bases de datos que derivaron en varias de las revelaciones más importantes de la última década, así como una serie de herramientas digitales que son claves para los periodistas hoy.

Clases de Periodismo conversó con David Hidalgo y Fabiola Torres sobre el libro y las tareas del periodista de datos:

“La navaja suiza del reportero” busca ayudar a los reporteros a emplear las herramientas necesarias para acceder a la información pública. ¿Qué está pasando en América Latina al respecto? ¿Por qué resulta tan necesario hoy que el periodista tenga este conocimiento?

-Estamos en un momento crucial en que la tecnología ha permitido que el periodismo latinoamericano tome posiciones de vanguardia en la escena global. Si analizamos las mayores investigaciones de la historia reciente, esta presencia destaca con creces: el experto en datos que sistematizó la información de los Offshore leaks y los Lux leaks, antecedentes directos de los Panama Papers, se llama Rigoberto Carvajal y es costarricense; Marina Walker, directora del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que ha llevado adelante las mayores investigaciones globales, es argentina; Giannina Segnini, también de Costa Rica, es considerada una gurú y ahora enseña en Nueva York sobre su experiencia nacida en América Latina. Y en poco tiempo dos medios latinoamericanos han sigo ganadores de los Data Journalism Awards, los premios de periodismo de datos más importantes del mundo, por sus investigaciones basadas en análisis de datos: La Nación de Argentina y OjoPúblico. Estos últimos han sido proyectos nacionales que han sido reconocidos como referentes globales. ¿Qué nos dice esto? Que más allá de la brecha digital, que es inocultable, estamos en una nueva dinámica que está remeciendo los cimientos del periodismo, cambiando todos los supuestos y expectativas, y a la que solo accederán quienes tengan las competencias necesarias.

LA Navaja Suiza

¿Cómo deben trabajar los periodistas con las filtraciones de datos, algo que parece cada vez más común desde WikiLeaks?

-El fenómeno de las filtraciones es el factor más elocuente de los que, como decimos en el libro, han propiciado un cambio en la mentalidad del periodista del siglo XXI. El caso más claro es el de Glenn Greenwald, un periodista de investigación con una larga trayectoria, que estuvo a punto de perder el contacto con Edward Snowden -y sus filtraciones sobre la vigilancia masiva de los servicios secretos estadounidenses- justamente por su resistencia inicial a incorporar herramientas digitales a su trabajo. Al inicio, sin identificarse, Snowden le había pedido que se instalara un programa de encriptación para comunicarse de manera segura. Greenwald, que era un reportero de grandes casos, se resistió hasta en tres ocasiones por temor a perder el tiempo con programas complicados. El analista hizo hasta lo imposible para convencerlo. Greenwald accedió casi de mala gana y solo entonces se dio cuenta de que había puesto al borde del desaire al mayor whistleblower de la historia. Ahora Greenwald usa diversas herramientas de encriptación y anuncia su clave pública de PGP en su perfil de Twitter. El suyo, más que un aprendizaje técnico, fue un cambio de sentido mismo de la profesión: en lugar de un receptor o perseguidor de información, el periodista es arquitecto de una realidad digital que tiene varias dimensiones: seguridad electrónica, escala masiva, ámbito global, complejidad narrativa. Las filtraciones siempre han demandado rigor. Lo nuevo es que antes apuntábamos al síntoma y ahora somos capaces de reconstruir e interpretar procesos complejos.

La Navaja Suiza Del Reportero

En una parte del libro se dice que el periodista estaba enemistado con la estadística. Esto, por suerte y para bien, cambió. ¿Qué pasa hoy? 

-Todo reportero que ahora navega entre datos masivos vive en un estado de alerta permanente acerca de dos componentes: la escala de los datos y las fórmulas para interpretarlos. Uno de los proyectos de OjoPúblico, por ejemplo, comprendió el análisis de una base de datos de más de 3 millones de registros que comprendían información sobre un periodo de diez años, y el cruce de 17 bases de datos diferentes. Llega un momento en que, con las fórmulas y cruces correctos, una gran base de datos puede darte opción a plantear una cantidad descomunal de preguntas y un tipo de preguntas que antes sonaban a ciencia ficción.

¿Qué perfil debe tener hoy un periodista para trabajar con datos de esta manera?

-Debe dominar ciertas herramientas esenciales, pero sobre todo debe estar dotado de esta nueva intuición sobre las maneras de acercarse a la verdad a partir de montañas de datos que, de otro modo, la sepultarían.

BUSCAMOS PATRONES

Los diarios no tienen necesariamente unidades de datos. ¿Es viable hacer alianzas con organizaciones como Ojo Público para generar investigaciones?

-OjoPúblico ha establecido convenios de republicación con algunos de los principales medios impresos del país. Las experiencias mixtas para investigación no están descartadas, pero hasta ahora nuestras experiencias colaborativas han sido con medios u organizaciones internacionales.

¿Qué es lo más complejo de trabajar con datos?

-El aprender a interrogarlos, a construir nuevas preguntas y establecer nuevos tipos de hipótesis. En el periodismo tradicional el reportero se concentraba en identificar el caso revelador. En el periodismo de datos buscamos patrones, tendencias, fenómenos ahora identificables. En el libro contamos el caso de cómo unos ingenieros de Google lograron identificar la secuencia de propagación de la gripe en Estados Unidos a partir de la frecuencia de búsqueda de los síntomas por zonas y tiempos específicos. Con ese algoritmo se logró afrontar luego la gripe aviar. El problema es que debemos estar alertas a otra clase de ruido, como los falsos positivos, es decir información aparentemente cierta, que en realidad sugiere algo distinto a lo que ocurre en la realidad. Un caso importante fue un reportaje del Washington Post sobre una serie de remates realizada por la oficina de impuestos a casas que sus propietarios no habían podido pagar o que pagaron a destiempo. El reporteo demostró que en muchos casos las deudas había sido mínimas, y que además se debía a que los propietarios eran adultos mayores enfermos que a veces olvidaban pagar. El logro periodístico fue detectar el abuso a partir de números fríos.

El libro presenta herramientas, un poco de historia y estudio de casos. Resulta imprescindible para cualquier periodista. Y en todos los casos veo la tecnología clave para el proceso de búsqueda de información. Pero también la persistencia y la intuición. ¿Qué le da la tecnología hoy al periodista? 

-El ganador del Pulitzer Elliot Jaspin dijo que: “las computadoras no hacen bueno a un mal reportero. Lo que hacen es convertir a un buen reportero en uno mejor”. Lo que la tecnología aporta al periodista es el potencial de analizar cantidades de información que hasta hace poco nos eran desconocidas. También facilita nuevos esquemas probatorios con enfoque temporal o espacial ilimitado. A la par, demanda un sentido de la curiosidad en evolución permanente: las herramientas evolucionan a pasos tan acelerados para los reporteros como las consolas de los videojuegos para los chicos. Quien ingrese a este ámbito debe estar dispuesto a mantenerse en un proceso de actualización que no termina, o a morir en el intento.

Foto: Audrey Cordova

NOTA: “La navaja suiza del reportero. Herramientas de investigación en la era de los datos masivos” estará disponible para su descarga gratuita en breve y será entregado en su versión impresa a quienes participen de un programa de entrenamiento que Ojo Público anunciará pronto en asociación con el Consejo de la Prensa Peruana.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Sitio de periodismo de datos de África recibe apoyo de Fundación Gates

La Fundación Bill y Melinda Gates otorgó un fondo de $ 4,7 millones para promover el periodismo de datos en África. El programa piloto funcionará inicialmente en tres naciones de la región: Sudáfrica, Kenia y Nigeria e incluye la creación de una escuela en Ciudad del Cabo.

19-08-15

Periodismo de datos: Premian aplicación de La Nación de Argentina

La aplicación móvil del diario La Nación sobre una investigación periodística fue premiada en el Data Journalism Awards 2014 durante la conferencia GEN Summit, en España.

13-06-14

PANDA, una colaboración al periodismo de datos

Joe Germuska, desarrollador senior de las aplicaciones de noticias en el Tribune, dice que la idea fue motivada por reporteros que “sin querer” se tropiezan con un conjunto de datos y terminan elaborando una historia.

27-06-11

COMENTARIOS