Claves

El mundo nace cuando dos… ¿se agregan? (Parte II)

Por @cdperiodismo

Publicado el 26 de Julio del 2016

Por Miguel Jarquín  (*)

La FELICIDAD, un estado al que según Aristóteles “todos queremos llegar, pero al buscar caminos para llegar a ella, todos discrepamos”, porque es un concepto subjetivo en el que incide lo social, lo cultural y lo psicológico.

Y en un mundo digital como en el que vivimos, ¿qué papel juega la tecnología para acercarnos o alejarnos de este maravilloso y utópico anhelo?

De Big Brother a Big Data y el mundo feliz de Huxley

En 1932 el escritor británico Aldou Huxley publicó la novela “Un mundo feliz”, texto en el que presagia superficialidad, alienación y falta de razonamiento individual. El autor, describe una sociedad “perfecta” regida por parámetros unificados: mismo lenguaje, mismos anhelos, misma conexión global en red.

A 84 años del planteamiento de Huxley vivimos el mundo de la Big Data, espacio en el que se almacena el comportamiento (volumen, velocidad y variedad) de las comunidades digitales.

Todos los días; Fb, Twitter y Google, procesan cerca de 300 Terabites de información para vender a las marcas: perfiles, gustos y segmentos de mercado óptimos para sus productos.

Según la Internet World Stats, el 49.4% de los 7 billones de personas que poblamos la tierra somos usuarios con acceso a Internet y todos los días dedicamos 5hrs. 22 minutos a publicar imágenes, textos y emoticonos de nuestra vida personal, somos “prosumers” (productores y consumidores) de tendencias globales. Misma línea, mismos canales, misma red.

“Hoy día todo el mundo es feliz… Pero ¿No te gustaría tener la libertad de ser feliz (…) de otra manera? A tu modo, por ejemplo; no a la manera de todos”. Fragmento. Un mundo feliz (1932).

Fb hacia un Eterno resplandor de una mente sin recuerdos

Eric Meyer, norteamericano, que en 2014 demandó a Fb por mostrar la foto de su hija (muerta días antes en un accidente de auto) entre los “mejores momentos” del año. El caso de Meyer, llevó a Mark Zuckerberg a declarar que la función de “Un día como hoy…” es facilitar las conexiones sinápticas entre neuronas que alimentan nuestra memoria.

Es decir, Facebook quiere que sea más fácil y controlable qué sí y qué no queremos recordar. Lo que el gigante omite mencionar, es que nuestro cerebro es un órgano autogestivo, si detecta funciones innecesarias dejará de ejecutarlas esporádicamente.

“Eternal Sunshine of the spottles mind”, cinta de Michel Gondry (2004) cuyo trama principal gira en torno a una pareja que busca olvidarse mutuamente a través de una máquina que genera un mapa de recuerdos y elimina a elección del “cliente”. El “modus operandi” de Zukerberg en su plataforma y trama de Gondry parecieran similares, ¿las consecuencias lo serán?

Teniendo como precedente que al guardar contactos en el smartphone nos ha hecho olvidarlos o que las notificaciones vuelven “inútil” recordar el cumpleaños de nuestros seres queridos, preguntémonos, ¿En verdad debe ser Facebook quien guarda y selecciona nuestros mejores y peores recuerdos?

“La felicidad y el amor son lugares donde uno desea estar siempre y donde a uno no le importaría terminar muerto”. Frase de Clementaine a Joe en Eternal Sunshine of the spottles mind.

El retrato de Doryan Gray, ¿el primer “selfie” de un Millennial?

2010 fue el año que vio nacer Snapchat, la red social Millennial cuyo principal éxito son las selfies y filtros para jugar y retocar rostros. En 2106, dicha plataforma se ha consolidado como la segunda red social con mayor crecimiento en AL, superado sólo por Instagram, otra plataforma en la que por lo menos 25% de sus contenidos son auto retratos.

En su último reporte de analítica web (2015) la Universidad de Stanford documentó que diariamente se comparten más de 1 millón de “selfies” en los canales Social Media y 38% son generadas por usuarios entre 13 y 22 años.

Según Byung-Chui Han en su libro “La agonía del Eros” esta fiebre del “Yo” como protagonista del mundo, se debe a la dinámica del Posmoderno concibiéndose a sí mismo como lo único importante en el aquí, ahora.

Nuestras redes sociales formulan una dinámica que nos posiciona como centro de nuestro propio micro universo, alimentan nuestro ego, enaltecen nuestra imagen y  suprimen al “otro”:

“Consumimos ego en forma de likes y retuits”  

Si Oscar Wilde hubiese conocido a los Millennial, seguramente su novela “El retrato de Dorian Gray”, mencionaría más de una vez en su texto las palabras “Selfie”, Snapchat y “Duck Face” y es que Dorian, el protagonista de esta maravillosa obra, podría ser un Millennial contemporáneo promedio.

Gray era un chico que iba del narcicismo al hedonismo y de regreso, un chico hábil y autosuficiente que cayó en la tentación de sobrevalorar sus virtudes y menospreciar la experiencia del otro como contraparte y complemento del Self.

“A ti te gusta todo el mundo, o lo que es lo mismo, no te importa nadie”.

Fragmento de El retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde (1890)

Y luego de esto no queda más que preguntarnos, ¿habrá sido “El retrato de Dorian Gray” el primer selfie de un Millennial? :p

 (*) Especialista en SMS y capacitación en Comunicación Digital. Puedes seguirlo en Twitter, Facebook o Linkedin.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Un servicio para la edición personalizada de fotos

La mala iluminación y composición en una foto se puede evitar con un conocimiento pleno de distintas técnicas de fotografía, pero no todos tienen acceso a esa información.

31-05-14

Instagram sigue creciendo, pero sus usuarios ya no participan tanto

Instagram mantiene un constante crecimiento (aunque en un promedio inferior) durante el último mes. Sin embargo, no todas son buenas noticias porque los usuarios ya no realizan tantas interacciones.

26-05-16

¿China será algún día parte de la internet global? Esto dijo su presidente

El presidente chino Xi Jinping informó el domingo que su país no cerrará la puerta a la internet global. Eso sí, recalcó que la soberanía en la red es clave para su visión de desarrollo.

04-12-17

COMENTARIOS