Herramientas

Perú: Caretas necesita un manual para entender la violencia de género

Por Lucero Chávez

Publicado el 05 de agosto del 2016

El ‘calato pegalón’ Adriano Pozo apareció en la portada de una importante revista del Perú posando muy bien puesto, mostrando altivamente su tatuaje en el brazo derecho ‘Impossible is nothing’, como si nada hubiera pasado, como si fuese él quien está recuperándose de una tragedia.
En entrevista para Caretas, Pozo dijo que también fue víctima de agresión. Sí, Arlette Contreras – la mujer a la que arrastró por los cabellos salvajemente en un hotel de Ayacucho – también lo “agredió emocionalmente” porque lo confundió con su ex tres veces y le generó frustración. La revista incluso muestra la imagen de un diagnóstico médico.
–¿Es usted borderline? Arlette sostiene que usted es un peligro para la sociedad y por eso debe estar tras las rejas.
–Mi enfermedad nunca ha sido un peligro para la sociedad. Los diagnósticos psiquiátricos señalan que el trastorno es un problema para uno mismo. Tengo dependencia emocional. No es como ella quiere que parezca, no soy un monstruo o un peligro.
CARETAS
Además, dice que su intención nunca fue violarla o matarla y hasta suena un tufo de indignación en su declaración: “En ningún momento le había manifestado eso”, asegura para Caretas. Seguro el hecho de que la haya violentado causándole golpes en la cabeza y en el cuerpo significaba que se moría de amor por ella, ¿no? Y por otro lado si la maltrató fue claramente porque él le abrió “todo su mundo” y ¿qué hizo ella? confundirlo con otro hombre, por lo tanto Arlette Contreras se merecía el abuso, ¿no?
No hace falta un análisis profundo para entender que ese es el mensaje que nos está dando Caretas a solo una semana de una masiva marcha contra la violencia de género #NiUnaMenos.

Según la revista, está “buscando la otra parte” y a este entrevistado – como a cualquier otro – se le trata con “distancia y profesionalismo”. Caretas solo intentaba “conseguir respuestas”; sin embargo nada podría estar más lejos de la realidad: en este artículo Caretas no solo muestra a Adriano Pozo como un hombre de buena familia, víctima del precario estado de salud mental de nuestro país que una noche tuvo un “impulso no controlado”. Este trabajo reivindica el machismo imperante en nuestra sociedad. ¿Dicen que ellos no son ‘el tribunal del pueblo’? Bien y claramente tampoco lo son de la ética, la moral o los valores. No, Caretas, eso no se hace. No es nada bonito tu periodismo.

Publicado por:

Peruana. Veinteañera. Interesada en periodismo, política internacional y tecnología.

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Presentadora de TV dice que las mujeres provocan el acoso callejero

Un reportaje sobre el acoso callejero que sufren las mujeres día a día en las calles del Perú acabó en desastre ‘gracias’ al absurdo comentario de la presentadora del espacio televisivo “Primera Noticia de ATV”.

10-11-13

Periodistas francesas denuncian machismo y acoso de parte de políticos

Las periodistas reconocen que su “profesión implica la construcción de una proximidad y de un vínculo de confianza”, pero que para hacerlo, se sienten obligadas a “integrar los límites del machismo reinante” y evitar los encuentros cara a cara, llevar ropa sobria y vigilar para mantener el trato formal.

05-05-15

Perú: El adiós a Enrique Zileri Gibson

Enrique Zileri Gibson (83) era un periodista que le hizo frente a los regímenes autoritarios que asolaron Perú durante el siglo pasado. Su muerte es recordar la de su madre, Doris Gibson, quien fue la fundadora de la revista Caretas en una época donde las mujeres no fundaban ni revistas, ni periódicos, ni boletines.

26-08-14

COMENTARIOS