Noticias

Colombia: A un año de su muerte, periodista Flor Alba Núñez Vargas no encuentra justicia

Por Lucia Calderón Portugal

Publicado el 10 de septiembre del 2016

La justicia no llega para la periodista colombiana Flor Alba Núñez Vargas, asesinada en setiembre del 2015 por un sicario motorizado en Huila, Colombia.

Tras un año de su partidatodavía las autoridades no han dispuesto una sentencia para el responsable y su juicio continúa retrasándose.

De acuerdo con la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), la audiencia de Juan Camilo Ortiz, el supuesto asesino, se ha pospuesto sospechosamente en tres ocasiones.

La organización reclamó a través de un comunicado la lentitud con la que están procediendo las autoridades ante un evidente caso de represión a la libertad de prensa.

Lee el pronunciamiento completo aquí.

IMPORTANTE:

Núñez cuestionó a un juez de Timaná por concederle detención domiciliaria a Juan Camilo Ortiz, luego de ser acusado de atentar contra la vida de la zootecnista Julieth Marcela Henao en el año 2013.

Semanas antes del homicidio, la periodista fue víctima del robo de su teléfono celular y se notificó que hackearon sus redes sociales.

También puedes leer:

Publicado por:

Estudiante de comunicaciones de la Universidad de Lima.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Periodista indio es detenido y golpeado por criticar a policía en redes

La policía en la India arrestó y golpeó a un periodista. Las razones son sorprendentes: se le acusa de criticar a la autoridad y de exigir una ley que proteja a reporteros, denunciaron el miércoles activistas de ese país.

23-03-16

Cineasta que insultó a periodista en Internet pagará 30 000 euros

El Juzgado de primera instancia Nº40 de Madrid condenó al cineasta Artur Balder a indemnizar con 30.000 euros a la corresponsal de TVE en Nueva York, Almudena Ariza. ¿La razón? “Intromisión ilegítima en el derecho al honor”.

10-09-16

Aumentan detenciones de periodistas que cubren movimiento Occupy Wall Street

Muchos comunicadores son acusados de reunión ilegal, mala conducta o falta de acreditación, pero ello constituye un ataque a la libertad de informar, denunció la organización Reporteros sin Fronteras (RSF).

10-11-11

COMENTARIOS