Claves

La estrategia de The Economist para conseguir suscriptores

Por Sofia Pichihua

Publicado el 12 de Septiembre del 2016

The Economist consiguió un 20% de aumento en suscripciones pagadas usando Twitter. ¿Cómo lo hizo? El medio explicó las tres medidas de su estrategia.

1. Conéctate con tu audiencia en el momento de mayor atención. “La gente revisa Twitter mucho más que otras plataformas, lo cual nos ayuda a desarrollar relaciones sólidas con nuestros lectores”, explica Humber.

“Nuestra audiencia es global, y la mayoría de nuestros lectores están muy ocupados y buscan actualizaciones rápidas. Twitter nos permite llegar a ellos en el formato que necesitan en ese momento”.

The Economist sabía que sus lectores eran participativos mientras estaban en Twitter en busca de noticias. Al compartir su contenido con un atento seguimiento en Twitter, el periódico superó su costo por adquisición (CPA) base en un 8 %.
2. Refina tu audiencia. El diario creó dos audiencias personalizadas de sus propias listas y datos de los visitantes al sitio web para segmentar a los usuarios que serían más propensos a suscribirse.
Primero, estableció referencias cruzadas entre sus seguidores y una lista de direcciones de correo electrónico de personas que se habían registrado en el sitio Economist.com. Después, se dirigió a la lista resultante de lectores registrados en Twitter con tuits que presentaban contenido oportuno y que explicaban las ventajas de una suscripción pagada.

“Las personas que se registraron en nuestro sitio web son nuestro segmento de audiencia más eficaz para impulsar las conversiones”, subraya Humber. “Nos ayudan a reducir nuestro CPA general mixto”.

El periódico también consiguió suscripciones al segmentar por personas que habían visitado el sitio Economist.com a través de la plataforma, pero que no necesariamente seguían su cuenta. De esta forma aprovechó segmentos de una audiencia más amplia.

3. Incita a los lectores con contenido oportuno. The Economist incita a los lectores a visitar su sitio con tuits relevantes de contenido atractivo acompañados con enlaces a historias publicadas.

Por ejemplo, cuando Volkswagen falsificó sus informes de emisiones en septiembre de 2015, la portada de The Economist mostró una impactante imagen de un VW Beetle que despedía humo negro.
“Publicamos esa portada en Twitter junto con un artículo sobre el escándalo y se volvió una imagen bien conocida”, dijo Humber. “Despertó el interés de nuestra comunidad y atrajo a muchos usuarios de Twitter a nuestro sitio web. Podemos volver a segmentarlos con más contenido, que prueben otros artículos y después ofrecerles una suscripción, cuando ya son clientes potenciales más viables”, sostuvo.

Al final, las audiencias personalizadas ayudaron a The Economist a alcanzar mil suscripciones en ocho meses

Publicado por:

Periodista licenciada de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Máster en Periodismo Digital en la Universidad de Alcalá de España. Profesora de Periodismo Digital/Community Manager de ISIL. @zophiap en Twitter

Sígueme

Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Príncipe saudí compra el 5% de acciones de Twitter

El multimillonario príncipe saudí Alwaleed Bin Talal incrementó su participación en Twitter. En las últimas semanas adquirió más acciones y ahora posee el 5.17% de la empresa.

09-10-15

Aprueban ley que restringiría uso de redes sociales en México

El Congreso de Veracruz aprobó una reforma al Código Penal que tipifica como delito la perturbación del orden público, norma propuesta a raíz de la detención de María de la Luz Bravo Pagola y Gilberto Martínez Vera, acusados de terrorismo y sabotaje por difundir rumores en Twitter.

21-09-11

Si Twitter fuera un país

Nos encantó el video. ¿Qué les parece a ustedes? Gracias a nuestros followers en Twitter que nos pasaron el enlace. Fueron muchos. Gracias a todos. Los creadores del video también tienen: Si Facebook fuera un país

22-06-10

COMENTARIOS