Claves

4 claves sobre ‘Nobody Speak’, el documental que todos los periodistas deben ver

Por Esther Vargas

Publicado el 26 de junio del 2017

‘Nobody Speak: Trials of the Free Press’ deja muchas lecciones para los periodistas, pero es recomendable intentar analizar sin apasionamientos. El documental está en Netflix y lo hemos visto de la manera más crítica posible. Para esta revisión creemos fundamental comprender el contexto que rodea a cada pieza de este trabajo, y tener en cuenta la amenaza para la prensa libre que significa Donald Trump.

1. ¿QUIÉN ES HULK HOGAN?

via GIPHY

Casi todos lo saben, pero es preciso indicar que esta estrella de la WWW (la lucha libre gringa) afrontaba su peor momento cuando irrumpió el famoso video sexual donde aparece con la mujer de su mejor amigo. ¿Acaso no era una buena estrategia para convertirse en noticia luego de estar fuera de foco, retirado de las competencias y con poca gracia para los que alguna vez lo adoraron? Hay quienes creen que el documental trata sobre Hogan, de 63 años. Hogan es el pretexto, un buen pretexto para llegar al fondo.

2. ¿QUÉ ERA GAWKER Y POR QUÉ HABLAMOS DE LIBERTAD DE EXPRESIÓN?

“El periodismo de verdad, el periodismo que expone lo que los poderosos no quieren que se sepan es muy frágil”.  Se dice en los primeros minutos del documental, donde encontramos a destacados representantes de la prensa defender la libertad de expresión y cualquier intento de restringirla. Gawker era para algunos el ‘chico malo’ del periodismo. Para otros, un depredador (como dijo Quentin Tarantino en 2014) y para no pocos un sitio sin mayor relevancia o solo frívolo. O el sitio donde se dicen cosas horrendas, como lo definió el legendario y desaparecido David Carr, columnista estrella de The New York Times.

Antes de continuar va una pregunta: ¿Leías Gawker? Yo lo hacía con frecuencia, como ahora lo hago con BuzzFeed, Vox,The Hill o Axios. Creo que Gawker era divertido y venenoso. Era bueno en los chismes sobre los que tienen el poder o los que aspiran torpemente a ser todopoderosos. Nick Denton, su fundador, señala que era periodismo y punto, un periodismo que incomodaba, sin límites.  ¿Cercano a TMZ? En ocasiones sí, pero con traje. Gawker filtró documentos privados de celebridades y políticos.

En el documental, Denton define a Gawker como un sitio casi glorioso para desenmascarar a las personas embusteras que abusaban del poder y a quienes esperaba dar su merecido. También dice que lo proyectó como ese espacio para las historias que no se publican,  para las historias que los periodistas intercambian entre ellos, un detrás de escena de lo que sucede. “Todos saben que lo que se publica en ciertos medios grandes no se parece mucho a lo que realmente sucede”, sostiene el editor. El sitio se ganó evidentemente muchos enemigos. Quienes creen que el periodismo es juez y que existe para dar trompadas tienen una visión bastante errada del oficio. Sin embargo, defender a Gawker es defender la libertad de una pluralidad de medios, incluyendo aquellos que no nos gustan.

El documental menciona el famoso artículo “Peter Thiel es totalmente gay, amigos”. Peter Thiel, cofundador de PayPal, es ciertamente el villano en esta historia. Hoy se conoce que pagó la defensa de Hogan solo para hundir a Gawker. Thiel se metió en un lío que no era suyo para vengarse de ese artículo y de otros más, y de otros que involucraban a sus amigos. ¿Sacar del clóset a un rico y famoso es periodismo? Pues no. Gawker, como recuerda bien El País, fue el primero en sugerir que Tim Cook, actual CEO de Apple, era homosexual: “Con la Primera Enmienda (que garantiza la libertad de expresión) como argumento, en sus 14 años de vida Gawker Media ha destapado escándalos sexuales (el año pasado publicó, y luego retiró, uno de los más polémicos, sobre un ejecutivo de comunicación casado que intentó contratar los servicios de un escort gay) y políticos (la web llegó a organizar un crowdfunding para comprar un vídeo del exalcalde de Toronto fumando crack). Le ha seguido el juego al espionaje industrial (hizo público el prototipo del iPhone 4 después de que un empleado se lo dejara en un bar) y a los hackers (mostró capturas de los emails de Sarah Palin, cuya cuenta había sido interceptada). Incluso creó una web de avistamiento de famosos, muy criticada por facilitarle el trabajo a los acosadores”.  Que Peter Thiel sea amigo de Donald Trump, no le quita el derecho a la intimidad. Pues Gawker era eso. El medio que se metía por la ventana en asuntos no tan importantes pero que sobredimensionaba bien en busca de tráfico. Así como no se justifica que se viole la intimidad personal, tampoco podemos avalar que se lleve a la ruina a medios que no calzan en lo que consideramos periodismo. Gawker no existe ya, pero ha dejado un precedente y no pocos clones.

El documental recorre las prácticas más cuestionadas del sitio, y nos trae la voz de Floy Abrams, abogado especialista en la primera enmienda:  “La razón por la que debía salvarse a Gawker no era porque Gawker valiera la pena. La razón era que nosotros no elegimos qué tipo de publicaciones se pueden permitir porque cuando lo hacemos eso le da poder al gobierno  para limitar a la prensa en lo que considera no permisible. Aún el discurso más desagradable, al menos como asunto general, está protegido por la primera enmienda”. Estamos de acuerdo con Abrams.

3. ¿QUIÉN ES NICK DENTON?

Es absurdo tener que empezar diciendo que Denton, de 50 años, es gay, pero en una controvertida defensa sobre el artículo contra Thiel (que no escribió él) señala: “La percepción corriente entre los heterosexuales es que la vida personal es un privilegio, casi todos los ejecutivos heterosexuales casados y con hijos hablarán sobre su esposa, y sus hijos, y les preguntarán por ellos. Se toman como detalles biográficos.  Yo soy gay, y para mí es insultante que se apliquen otros estándares para los gays que para los heterosexuales. No veo razón para tratarlo como algo vergonzoso, algo que se deba mantener en secreto. Así que lucho fuertemente contra eso. Creo que es bueno para la sociedad que se sepa que las personas gays están en todas partes, que no son solo diseñadores de moda y estilistas de celebridades. También tienes a un CEO gay de una de las compañías más valiosas del mundo, Apple… Y tienes al inversor de Silicon Valey más prominente del mundo… “.  ¿Los medios deben sacar del clóset a los poderosos e influyentes por más indeseables que sean? No creo que para eso existan los medios. Soy lesbiana, estoy fuera del clóset y me encantaría que muchos de los amigos y amigas que más amo salgan del clóset, pero no es mi rol como periodista (y menos como amiga) empujarlos a vivir una vida que no desean. Sé que muchos políticos y famosos de mi país (Perú) lo son, y que no apoyan a la comunidad LGBT, pero no creo que mi lucha debe centrarse en sacarlos del clóset. No puedo creer en la libertad, y atentar contra la libertad de otros.  Sí, Thiel no es un buen hombre. Jugó sucio. Y se vengó de la peor manera.

3. ¿QUIÉN ES PETER THIEL?

Peter Thiel es el villano en este documental. Es el fundador de Pay Pal, uno de los primeros accionistas de Facebook, y un multimillonario de Silicon Valey. Este hombre financió secretamente la defensa de Hogan y movió las fichas necesarias para hundir al medio que odiaba. Cuando NYT lo sugiere en una nota, él acaba por admitirlo, pues cree que Gawker era malo para la sociedad. Lo cierto es que este hombre (GAY) y poderoso, cercano a Donald Trump, cumplió su objetivo. Que existan poderosos capaces de silenciar a los medios es a todas luces una amenaza para la libertad de prensa.  Lo que hizo con Gawker es deleznable. Thiel no reparó en las opiniones homofóbicas de Hogan en el video sexual, señalan algunos. Está claro que no le importaba eso. Solo encontró la gran oportunidad de tirarse abajo ese sitio incómodo. ‘Nobody Speak: Trials of the Free Press’ deja muy mal parado a Hogan y a Thiel, y no pretende ser objetivo en su defensa a Gawker, aunque expone muchas de sus prácticas periodísticas que llevan a la reflexión. Pero un documental no debe ser objetivo, no tiene por qué serlo. Es la mirada del realizador, una mirada subjetiva.  “Esta película es totalmente diferente a la que estábamos haciendo 24 horas antes de que Trump fuera elegido”, dice Brian Knappenberger, el director del documental, a Rolling Stone.

En la entrevista, el director deja sentada cuál es su motivación: “Tenemos que luchar por una prensa independiente y apoyar el buen periodismo”.

En otra conversación, señala:”Para mí es fascinante: las grandes fortunas y su capacidad de silenciar a los críticos, las grandes fortunas confabulándose para hostigar a la prensa”.

4. EL PODER, EL DINERO Y LOS MEDIOS

El documental se rompe a la mitad con una historia poderosa: lo ocurrido con Las Vegas Review-Journal, un periódico que cubría de manera significativa y profunda los temas de Nevada, como la política, la industria y el juego. El 10 de diciembre de 2015, en una reunión de rutina, el director y los periodistas se enteraron de algo increíble: el diario había sido vendido. Pero eso no era lo peor.

El hombre que se presentó como nuevo gerente decía representar a unos diez inversores. Los reporteros no sabían para quién iba a trabajar. Pero pronto lo descubrirían: se trataba de Sheldon Adelson, un millonario de la industria del juego, un personaje oscuro que había estado en la mira de los periodistas del propio diario.

Adelson demandó a John Smith, columnista estrella del diario, por un libro que había escrito  en 2005 titulado ‘Sharks in the Desert’, una compilación de figuras históricas de los casinos. En varios capítulos Adelson es mencionado. La demanda llegó cuando su hija, con un tumor cerebral, estaba al borde de la muerte. Fue en esas circunstancias que le ofreció una suma de seis dígitos para que firmara un papel donde debía admitir que su propósito era difamar a  Adelson. No lo hizo. “Los bravucones desde el colegio hasta Washington DC actúan igual”, comenta Smith en el documental. No cedió. La historia de este periodista es inspiradora y fascinante, acaso lo mejor del documental para quienes trabajamos en medios.

Con Sheldon en el diario estaba claro que no se le podía mencionar y menos investigar. Esta situación hizo que muchos periodistas, comenzando con el director, abandonaron el rotativo.  Esta compra del diario significaba, señala el documental , sacar del medio a entre 60 y 100 personas que podían revelar algo contra el magnate de los casinos en la ciudad de los casinos. Y así fue.

 

‘Nobody Speak: Trials of the Free Press’ nos lleva a reflexionar sobre la libertad de expresión, el poder y la independencia. El documental culmina con el enojo de Donald Trump contra los medios, y la amenaza de que los Estados Unidos se convierta en un país represor y capaz de censurar a la prensa.

Gawker, Hulk Hogan, Peter Thiel, Nick Denton, Las Vegas Review-Journal y Sheldon Adelson son piezas de un entramado complejo que coloca sobre la mesa las deficiencias del periodismo, la transparencia, y la necesidad de contar con un periodismo fuerte para tener una democracia real. Entre Gawker y Las Vegas Review-Journal (antes de Adelson) hay una abismal diferencia, como la hay entre Nick Denton y John Smith. Uno puede decidir qué tipo de periodista quiere ser, y esa es otra puerta para el debate que nos abre ‘Nobody Speak: Trials of the Free Press’, una pieza necesaria para los que creemos en la importancia de una prensa libre.

DATOS:

-Dos meses después de declararse en bancarrota, Gawker.com fue vendido a Univision a 135  millones de dólares. Univision adquirió Gawker Media, cuyas propiedades incluyen al sitio web del mismo nombre, el portal Jezebel, la página de temas tecnológicos Gizmodo, entre otros.

Gawker.com perdió una demanda por 140  millones de dólares que le interpuso el ex luchador Hulk Hogan.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Gawker decide deshabilitar la opción de subir fotos a sus comentarios

Gawker ha decidido que sus lectores no puedan subir imágenes en los comentarios de las páginas web de la compañía. La razón: se difundieron fotos de violencia sexual en varias notas. La moderación no fue suficiente en estos casos, y eso evidentemente afecta a la audiencia que llega a Gawker.

13-08-14

La furia de Tarantino en defensa de los derechos de autor

Quentin Tarantino arremete nuevamente contra Gwaker, sitio al que denunció por filtrar el guion de su nueva película.

26-03-14

Gawker suspendió a periodista que no citó a fuente

¿Caso de plagio? El editor de Gawker Max Read suspendió al periodista Jay Hathaway después de que publicara una nota que no tenía cita a la fuente original (un artículo de Miami News Times).

25-06-14

COMENTARIOS