Claves

¿Qué lección nos deja el caso del falso reportero gráfico en zonas de conflicto para la ONU?

Por Kevin Morán

Publicado el 04 de septiembre del 2017

La mentira tiene patas cortas. Como la de un joven que se hizo pasar por un fotógrafo brasileño que laboraba en zonas de guerra del mundo, como Irak y Siria, para retratar el sufrimiento humano.

Las fotos que compartía fácilmente podían aparecer en la portada de diarios importantes, pero no eran suyas.

Eduardo Martins, quien presuntamente es originario de Sao Paulo, Brasil, y tiene 32 años, se presentaba en Instagram, ante 127.000 seguidores, como un fotógrafo de Naciones Unidas en los campos de refugiados. Aparentemente vivía al máximo.

“Una vez, durante un tiroteo en Irak, dejé de fotografiar para ayudar a un niño que había sido golpeado por una bomba molotov y lo saqué de la zona de fuego. Dejé de ser un fotógrafo y fui un ser humano”, expresó en una entrevista para la revista Recount en octubre de 2016, citada por la BBC.

Todo su historial en la red hacia creíble su testimonio, pero cometió un error. Añadir el saludo de un reportero ficticio de The Wall Street Journal. Este diario señaló a BBC Brasil que el llamado Thomaz Griffin no existía en su planilla.

El principio del fin

BBC Brasil recibió material gratuito de Martins, quien enviaba mensajes de voz por WhatsApp, pero no en tiempo real.

La BBC cuenta que la periodista Natasha Ribeiro, una colaboradora de BBC Brasil que vive en el Medio Oriente, desconfió siempre hasta que sus sospechas se empezaron a confirmar en el verdadero Irak, cuando periodistas brasileños dijeron que Martins no era conocido.

Luego, cuestionado por BBC Brasil en agosto, Martins señaló vía WhatsApp: “Soy un humanitario (voluntario) en el campo de la ONU y trabajo en la organización de los campos de refugiados”.

“Verificamos y no pudimos encontrar ningún registro de Eduardo trabajando para el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. Estamos investigando lo que podemos hacer acerca de las declaraciones que hace sobre nosotros”, respondió a BBC Brasil Adrian Edwards, jefe de prensa de la organización en Ginebra.

Todo lo referente al falso gráfico ya fue retirado del sitio británico.

De otro lado, los derechos de autor de las fotos no podían ser rastreados por los motores de búsqueda de imágenes porque Martins las editaba. Muchas fueron revendidas a agencias fotográficas internacionales.

Tras destaparse el escándalo, el presunto fotógrafo eliminó su cuenta de Instagram y anunció mediante un número que ya no aparece en WhatsApp, que desaparecería:  “Estoy en Australia. Tomé la decisión de pasar un año en una furgoneta rodando por el mundo. Voy a cortar todo, incluyendo internet, tb (también) eliminar el IG (Instagram). Quiero estar solo. Hablaremos qd (cuando) vuelva. Abrazos”.

La lección

El caso es complejo y hace pensar que en las organizaciones de noticias no solo se debe tener rigurosidad en la verificación de la información de zonas remotas y en conflicto, sino también en los mismos reporteros en la zona. Las redes y aplicaciones como WhatsApp pueden volver verosímil una identidad falsa con potencial para crear caos en numerosas organizaciones, lo cual es peligroso justamente porque en la actualidad no son pocos los espacios que hacen grandes esfuerzos en potenciar la confianza con la audiencia.

¿Cuántas fuentes tienen que verificar la identidad de un reportero en zonas de conflicto? ¿Es necesario? Hay que aprender de esta experiencia, así sea a regañadientes.

¿Cómo prevenir algo similar?

Publicado por:

Periodista especializado en social media. Amante de los cómics y videojuegos. Colaborador de Clases de Periodismo. Estoy en las redes sociales como @Kevac11

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Reflexiones sobre el asesinato de un periodista: Sensacionalismo y no interés periodístico

En un texto para The Berkshire Eagle, Mariane Pearl –que trabaja en Barcelona– cuenta que una tarde Glenn Drohan, un veterano periodista, y algunos otros excompañeros de Danny se reunieron en el diario (donde aparece su columna y donde trabajó su esposo) para un intercambio apasionado sobre lo que eran las buenas prácticas del periodismo y las que no.

07-09-14

Las víctimas del ataque a #CharlieHebdo que pocos mencionan

No solo caricaturistas y periodistas fallecieron tras el atentado contra la revista Charlie Hebdo la última semana. En la lamentable lista está un corrector de origen argelino, una psiquiatra y dos policías.

10-01-15

Presentarán libro sobre periodismo infográfico en el Perú

Los periodistas tienen que tener criterios visuales para ordenar y distribuir la información . Así lo entendió la comunicadora Paola Osejo, quien elaboró el libro: Periodismo Infográfico en el Perú. El Instituto de Investigación de la Universidad de San Martín de Porres (USMP) lo presentará este jueves.

05-12-12

COMENTARIOS