Noticias

Daniel Coronell: ‘Un columnista puede discrepar públicamente del medio para el que trabaja’

Por @cdperiodismo

Publicado el 18 de junio del 2019

El regreso de Daniel Coronell a la revista Semana fue bien recibido por los colombianos y en una columna el reconocimiento periodista explica por qué regresó y su rol como columnista.

Atendiendo las preguntas de sus lectores resaltamos estas respuestas:

–¿Volver a SEMANA significa que renuncia a discrepar de las decisiones editoriales de la revista?

Al contrario. Vuelvo porque SEMANA garantiza que seguiré escribiendo con total independencia. Esa independencia incluye la posibilidad –presente y futura– de manifestar mi desacuerdo con la propia revista y de atenerme a las consecuencias de hacerlo. Reitero, letra por letra, la columna ‘La explicación pendiente’. Los hechos demuestran la validez de las preguntas planteadas en esa columna.

–¿Está satisfecho con las explicaciones ofrecidas por la revista en el editorial ‘Lecciones aprendidas’?

Esas explicaciones solo vinieron a conocerse después de mi despido. Valoro mucho que el director Alejandro Santos haya hecho el humilde y complicado ejercicio de evaluar sus decisiones en el caso de la no publicación de las órdenes del Ejército que pueden conducir a la reaparición de los falsos positivos. Aprecio también que SEMANA reconociera al menos tres errores. El editorial contesta una parte importante de mis preguntas. Confío en que la otra parte será respondida por el trabajo periodístico de la revista que seguirá investigando el tema.

–¿Puede un columnista discrepar públicamente del medio para el que trabaja?

Puede y debe. Los medios de comunicación aunque sean empresas privadas tienen como objetivo informar temas de interés público. Por esa razón deben estar abiertos al escrutinio ciudadano y ofrecer explicaciones sobre lo que publican o dejan de publicar. Mi petición ha sido firme pero respetuosa. La firmeza no es arrogancia, soberbia, ni altivez.

–¿Es posible reconciliarse con un medio que lo despidió?

Siempre es posible reconciliarse. Aunque me dolió mucho la manera como esto sucedió pienso que SEMANA sigue siendo el mejor lugar –en Colombia– para publicar esta columna. Con este episodio redescubrimos que las cosas que nos unen son muchas más que las que nos separan. Entiendo perfectamente que no era fácil para la revista reversar su decisión y creo que ellos entienden que para mí aceptar, después de lo que pasó, tampoco era sencillo. Sin embargo el periodismo debe estar por encima del orgullo. SEMANA ha sido un medio ejemplar en el combate contra la corrupción y la denuncia de los abusos del poder. Todos queremos más y mejor periodismo.

Pienso también que todos los ejemplos de reconciliación son importantes para Colombia.

Revisa la columna completa aquí

 

 

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Colombia: el riesgo de informar en Antoquia

El asesinato del periodista Luis Carlos Cervantes en Antioquia ha generado dudas sobre las medidas que emplea el gobierno colombiano para ofrecer seguridad a la prensa que es amenazada.

14-08-14

Las FARC confirman que tienen secuestrado a periodista francés

El periodista Romeo Langlois, quien desapareció en medio de un combate entre una patrulla militar y guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, ha sido tomado como prisionero de guerra, así lo confirmaron las FARC mediante un comunicado enviado a medios colombianos.

01-05-12

Colombia: Pastor cristiano amenaza a periodista

En su informe anual, publicado en febrero pasado, la ONG advirtió que se han perpetrado 216 violaciones a la libertad de prensa en Colombia en 2016, lo que representó un aumento de 46,9% en amenazas, agresiones y casos de estigmatización de periodistas frente al 2015.

14-03-17

COMENTARIOS