Claves

#JalónDeOrejas: un hashtag para reportar errores

Por @cdperiodismo

Publicado el 09 de mayo del 2012


Por Karen De la Hoz, Community manager de El Espectador de Colombia  (*)

Los lectores tienen maestría en detectar errores y los periodistas tenemos fama (merecida o no) de ser campeones cometiendo imprecisiones. No es mala fe, ignorancia o falta de profesionalismo, la mayor parte del tiempo es la consecuencia de omitir una segunda leída antes de presionar el botón de publicar.

Para detectar rápidamente esos gazapos que quedaban dispersos en la web o llegaban a la redacción a través de llamadas o correos, hace 6 meses @elespectador empezó a promover el uso del hashtag #JalónDeOrejas, con el que invita a sus lectores a trinar errores e imprecisiones.

El riesgo inicial era amplificar los errores y promover conversaciones negativas sobre El Espectador, pero también era la oportunidad de reducir el tiempo que un error permanecía al aire, responder rápida y efectivamente a los usuarios, involucrarlos en el proceso de hacer un mejor puntocom, así como encontrar un canal para reconocer y corregir errores, de forma pública y transparente. Poniendo las cosas en una balanza no había mucho que pensar. Así nació #JalónDeOrejas.

Leonardo Rodríguez, editor de ElEspectador.com, destaca que la interacción generada a través del hashtag aumenta los niveles individuales de exigencia, pues nadie quiere exponerse a un #JalónDeOrejas. Además, “los usuarios plantean discusiones que resultan enriquecedoras para la redacción y los periodistas siguen más de cerca lo que está sucediendo en Twitter”.

A través del hashtag,  @elespectador recibe reportes de errores ortográficos, en las imágenes, en la visualización de la información, se plantean preguntas sobre el enfoque de algunas noticias y se inician discusiones sobre si una palabra es la indicada en un contexto específico.

Con la formula todas ganan. Los jalones de oreja son atendidos rápidamente, y cuando no hay lugar al ‘regaño’, que también sucede, @elespectador explica a los usuarios porque su sugerencia no aplica.

El ejercicio también ha demostrado que un comentario muy crítico se puede transformar en una respuesta positiva luego de una respuesta oportuna.

“Preferiríamos no equivocarnos, y hacemos lo posible por no cometer errores, pero cuando estos están en la pantalla agradecemos a nuestros usuarios su ayuda para corregirlos”, afirma el editor de El Espectador.
(*) Community manager y bloguera de Noches de media 

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Informe revela espionaje a periodistas en Colombia (descarga)

En 2009, se denunció que el gobierno colombiano, encabezado por Álvaro Uribe, se encargaba de seguir y grabar ilegalmente las conversaciones de políticos y periodistas. Esto se ha comprobado con el reciente informe ‘Espionaje contra periodistas: la justicia tiene la palabra’ de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP). El Knight Center señaló que, […]

04-12-10

La violencia no cesa en Colombia: otro periodista es asesinado

El director y gerente de la radio comunitaria colombiana Metro Radio Estéreo, Argemiro Cárdenas Agudelo, fue asesinado por un sicario cuando caminaba por una calle de Dosquebradas, en el departamento de Risaralda.

16-03-12

Colombia: Año y medio de cárcel por comentar en Internet

Ahora los internautas lo pensarán dos veces antes de comentar las publicaciones de las páginas web, pues un usuario que se manifestó  en la edición digital del diario El País de Cali fue denunciado y condenado a 18 meses de pena privativa de la libertad. El 26 de noviembre del 2008, Gonzalo López empleó el espacio de participación para los lectores de […]

21-07-14

COMENTARIOS