Claves

La lección que Gabo dejó a los entrevistadores

Por @cdperiodismo

Publicado el 19 de abril del 2014

Muchos periodistas soñaron con entrevistar a Gabriel García Márquez. Pocos fueron los afortunados. El Gabo no gustaba de las entrevistas, pero adoraba las conversaciones, y con esa genialidad tan propia de los reporteros trajinados, dijo, sin adornos, que detestaba las entrevistas.

“Tengo la impresión de que es un convencionalismo. En las pocas entrevistas que doy represento el personaje que quiero ser, no el que soy. Para mí la entrevista ha terminado por ser parte de la ficción. Yo invento respuestas si es para un periodista que quiero mucho, para que se luzca más, para que tenga más tema, pero no creo que esté comunicando mi verdadera personalidad, mi verdadero pensamiento, y creo que todos los que están sometidos a la dictadura de las entrevistas tarde o temprano terminan haciendo lo mismo. En cambio, el reportaje, que creo que inventaron los periodistas norteamericanos, no se practica tanto como se debería. Es decir, contar lo que pasó para que el lector sepa lo que pasó como si hubiera estado en el lugar. Esta es la parte que más me preocupa del periodismo actual”.

En el libro “Gabo periodista”, se consigna una cita demoledora:   “Lo malo es que la mayoría de los entrevistados lo ignoran, y muchos entrevistados cándidos todavía no lo saben. Unos y otros, por otra parte, no han aprendido aún que las entrevistas son como el amor: se necesitan por lo menos dos personas para hacerlas, y solo salen bien si esas dos personas se quieren. De lo contrario, el resultado será un sartal del preguntas y respuestas de las cuales puede salir un hijo en el peor de los casos, pero jamás saldrá un buen recuerdo”.

En el artículo “¿Una entrevista? No gracias”, Gabo nos confronta (como siempre lo hizo): “Todo escritor entrevistado descubre de inmediato –por cualquier descuido ínfimo–si su entrevistador no ha leído un libro del cual le está hablando, y desde ese instante, y acaso sin que el otro lo advierta, lo pone en situación de desventaja”.

Gabo se fue. Pero lecciones como estas nos dejan claro el inmenso valor que su palabra tiene para este oficio.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Washington Post: “Los editores son nuestro control de calidad”

En su opinión, es un error pensar que este no es un buen momento para los periodistas. Incluso, señaló que los periodistas jóvenes con habilidades digitales y curiosidad intelectual tienen oportunidades laborales.

01-06-15

Irak: periodistas son víctimas de represalias

Después de Siria, Irak es el segundo país más letal para la prensa. Además de la censura a su trabajo, los periodistas que informan en esta parte del mundo son constantemente agredidos en ataques que muchas veces terminan de manera fatal.

22-02-14

El dilema ético sobre el periodismo de marca

El debate ético sobre el periodismo de marca surge a partir de qué tan objetivos pueden ser los periodistas que se dedican a esta rama de la profesión, que consiste en seleccionar contenidos que publican las marcas para sus públicos.

05-09-11

COMENTARIOS