Coberturas

Las mujeres y su papel en el fotoperiodismo de guerra

Por Lucero Chávez

Publicado el 28 de mayo del 2014

Durante las últimas seis semanas, el trabajo de fotoperiodistas mujeres ha sido todo, menos seguro. Han puesto en riesgo su vida en el intento de registrar el sufrimiento de la humanidad en su límites más extremos, documentando los efectos escondidos que dejan la guerra en personas que atraviesan enormes dificultades y dolor.

En 4 de abril, la fotógrafa alemana Anja Niedringhaus fue asesinada por un policía en Afganistán. Solo cuatro semanas después, una joven fotógrafa francesa, Camille Lepage, murió de heridas de bala en la República Centroafricana.

“Esta es una profesión de los valientes y apasionados, aquellos comprometidos con la misión de brindar al mundo información que es justa, exacta e importante”, dijo Gary Pruitt, presidente de AP, después de la muerte de Niedringhaus. Así como él, otros compañeros lamentaron su deceso durante un homenaje realizado por  su fallecimiento 

MUJERES VALIENTES

La exeditora de fotogtafía de la revista Time que ahora trabaja en National Geographic, Alice Gabriner, dijo que la responsabilidad de enviar a profesionales a cubrir zonas de conflicto es enorme. “Mandamos a estas personas al peligro y claro que pensamos en los riesgos. Siempre estoy impactada por la valentía de estas mujeres… La fotografía es un negocio difícil pero la recompensa es genial y la gente quiere llegar a lugares donde nadie llega”, asegura.

Sobre a quién se decide enviar a las zonas de guerra, Gabriner dice que ella se asegura de conocerlos primero y de hacerles entender del riesgo al que se exponen. “He dejado de trabajar con gente en el pasado, porque creo que eran muy inmaduros” y, afirma, “nadie quiere morir”.

PAPEL DE LAS MUJERES EN FOTOPERIODISMO DE GUERRA

Aunque aún sean una minoría en la fotografía de guerra, Gabriner dice que, a menudo, traen algo único a una foto: “Entrar a lugares puede estar a favor de las mujeres, especialmente en las culturas del Medio Oriente, donde pueden acceder a un hogar de manera más fácil que un hombre”.

Hay muchas historias que las fotógrafas cuentan que están escondidas de los ojos de un hombre: cómo las mujeres viven dentro de una casa en Afganistán, asuntos sensibles como mutilación femenina y matrimonio infantil. Además, las corresponsales de guerra femeninas son las  preferidas entre los lectores, según una encuesta de Prezz Gazette del 2013.

Entre todo, ¿qué es lo que hace una buena fotografía? “Es algo que sientes, es su compasión, su luz y color, es estético”, dice Gabriner. “Reciéntemente, una fotógrafa me dijo:  ‘no tomo fotos con mis ojos, las tomo con mi cuerpo’“.

Lee el artículo original de The Guardian aquí.

Publicado por:

Peruana. Veinteañera. Interesada en periodismo, política internacional y tecnología.

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

La historia detrás de la foto del año del World Press Photo 2013

El fotoperiodista sueco Paul Hansen se ha convertido en el flamante ganador del premio World Press Photo 2013, el certamen más importante del mundo, en su 56 edición.

15-02-13

Cobertura de fotógrafos de la Casa Blanca es cada día más limitada

El director de fotografía de la agencia de noticias Associated Press Santiago Lyon expresó que las fotografías de las apariciones del presidente estadounidense Barack Obama son poco más que propaganda, informa The Daily Caller.

10-11-13

NatGeo celebra 125 años haciendo un homenaje al poder de la fotografía

National Geographic está de fiesta. ¿El motivo? Sus 125 años de aniversario siendo una de las organizaciones de ciencia y educación más importantes del planeta. Para octubre, en otra edición de su revista, ha decidido celebrar este momento mostrando las mejores y más impactantes instantáneas que ha publicado a lo largo de su existencia.

23-09-13

COMENTARIOS