Coberturas

“Es importante abrirle la puerta al cómic realizado por mujeres”

Por Milagros Olivera Noriega

Publicado el 31 de julio del 2014

Los primeros días de espera fueron terribles. Cuando al fin compró la revista Caretas ansiaba encontrar entre sus páginas la historieta que días antes había enviado, pero nada. Su bolsillo de estudiante le impedía seguir comprando la revista para revisar si aparecían sus creaciones, por lo que las semanas siguientes la pedía prestada para buscar, cada vez menos expectante, si en esas páginas -que parecían rehusarse a publicarlo- aparecía su historieta.

Entonces Juan Acevedo tenía poco menos de 20 años, estudiaba artes plásticas en la Universidad Católica y admiraba a Julio Fairlie, el creador de Sampietri, personaje humorístico que alimentó su infancia. Mientras cuenta estas anécdotas al interior de la sala Clorinda Matto de Turner de la Feria del Libro de Lima, Acevedo reflexiona sobre lo que significó el políticamente incorrecto Sampietri durante esa época.

“Mientras que Sampietri despide a las historietas extranjeras, ahora no tenemos ninguna página de historietas peruana”, lamenta. Y es cierto. En la actualidad los periódicos que deciden incluir un área de historietas se limitan a las extranjeras (la extraordinaria Mafalda o Condorito) dando cada vez menos cabida a las creaciones de los artistas peruanos.

Acevedo, quién ahora tiene 65 años, identifica otro problema en los medios de comunicación escritos y su relación con el cómic. “Hay un monopolio temático, quien no hace política va a tener más difícil publicar historietas”. Entonces, ¿cuál es la alternativa al cómic político? pues “es importante abrirle la puerta al cómic realizado por mujeres”.

Pero, ¿qué inspiró al joven Juan Acevedo al momento de decidirse por esta forma de expresión ? “Quise hacer una historieta sobre las ideas que tenía de lo que se debía hacer en el Perú”, recuerda. “Sobre cómo somos, quiénes somos, cómo es nuestra vida y nuestra sociedad”.

Pasaron un par de meses cuando, fatigado, realizó otro tipo de propuesta gráfica. Acudió a la revista Informe Ilustrado esperando tener mejor suerte que en Caretas. Y así fue.

Juan Acevedo cumplía 20 años el día en que vio a Manuelito, su personaje, en Informe Ilustrado, medio que se animó a publicar su trabajo . Ese mismo día pidió nuevamente prestada la revista Caretas. En esas páginas antes reacias aparecía ahora la historieta que envió tiempo atrás. Nada mal para celebrar su ingreso a la base 2.

“En Caretas me despidieron al toque, no consentían que esté dobleteando”, recuerda.

CENSURAS

Pero un día a Manuelito se le da por ir en contra del cigarrillo. Y resulta que el principal accionista de Informe Ilustrado era nada menos que Tabacaleras Nacional. El jefe de redacción fue amonestado, y por extensión, Acevedo. Lo que hizo, su primer acto de protesta, fue dejar de publicar el personaje. “Dejé de publicar Manuelito.  Yo pensé que todo el mundo se había dado cuenta de mi protesta, pero no”, recuerda entre risas, como quién rememora una antigua travesura.

El siguiente problema no se lo ocasionó Manuelito, sino otro personaje que era golpeado por la policía. La trama era la siguiente; los uniformados lo atacaban y él pedía clemencia, afirmando que era escolar. Entonces los policías lo dejaban en paz y le decían: “es que pensamos que eras universitario”. En ese contexto de violencia y represión, esta historieta desató la ira policial.

Sus jefes le dijeron que la próxima vez, para compensar, realice una historieta a favor de la policía. Pero él prefirió dejar el trabajo. “Desde que uno hace esto, desde que uno se expresa, debe luchar por ser consecuente, no doblegarse”, recomienda. Si bien no descarta la posibilidad de conversar, insta a las nuevas generaciones de historietistas a “defender siempre la entereza de su posición”. Y resalta la importancia de no “negarse a sí mismos”.

MONOS Y MONADAS

El creador del célebre personaje “El cuy” resaltó el importante rol de la revista gráfica Monos&Monadas, de la que formó parte. “Rompió esquemas luchando contra la dictadura de Morales Bermúdez con humor”. Esa, su generación,  realizó un “aporte fundamental”.

¿Y qué piensa del manga? Al respecto, manifestó que “mal no está, como no está mal ninguna moda mientras no ahogue”.

Esa tarde Juan Acevedo vestía una casaca verde oscuro y sus ojos pequeños y claros se iluminaban como los de un veinteañero mientras contaba como un día, hace 45 años, envío sus creaciones a la revista Caretas…

 

Publicado por:

Feminista. Estudio Periodismo en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya. Fui editora de Cultura de Diario16.

Sígueme

Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Convierten parte del cómic de Calvin and Hobbes en una pieza 3D

El cómic experimentó una nueva forma de visualización en una tira de Calvin and Hobbes.

30-06-16

Los cómics encuentran nuevo modelo de negocio en la red

Los cómics de la empresa Archie Comics serían las primeras versiones digitales disponibles en la red de forma gratuita a través de un nuevo modelo de monetización. La firma tiene un acuerdo con Tapjoy, de publicidad móvil, el cual permitiría a la editorial aprovechar un sistema de anuncios basado en las recompensas.

14-07-13

200 tweets en un cómic para tus gobernantes, una propuesta de El Faro

El Faro de El Salvador acaba de presentar una interesante propuesta: reunir 200 tweets en un cómic para decirle a los que gobiernan ese país cómo hacer mejor las cosas, ya sea en la economía, la seguridad y en otros temas trascendentales para tener una vida mejor.

28-09-11

COMENTARIOS